martes, 27 de marzo de 2018

Los forasteros del tiempo: La aventura de los Balbuena y el pequeño gángster

¡Madre mía! ¡Qué emocionante! La aventura de los Balbuena y el pequeño gángster de Los forasteros del tiempo me ha tenido todo el tiempo con el corazón en un puño. El protagonista, su familia y sus vecinas no hacían más que saltar de peligro en peligro, que si tiroteos, enfrentamientos, peleas de bailes, persecuciones, gangster malencarados, policías implacables... buuuf. Pobrecillos. Menos mal que no tienen pelos en la lengua y de todo salen con ingenio y desparpajo... Sobre todo las mujeres del grupo, que tiene un carácter que cualquiera les dice nada. Eso me ha encantado. Estas damiselas se salvan solitas y a veces van salvando a niños en peligro, aunque uno de esos chiquillos sea el cabecilla de una familia de mafiosos italianos con sólo 14 años.

Tampoco vamos a negar que a veces todos pasan mucho mucho miedo, no es para menos con todo lo que tienen que vivir. Y tan rápido. Si es que a los pobres no les da tiempo ni para pararse a pensar antes de dar el siguiente salto espacio temporal. Por que de eso va esta nueva colección de los autores de Los Futbolísimos: Roberto Santiago y Enrique Lorenzo. Accidentalmente, los Balbuena y sus vecinas se ven atrapados en un agujero negro al caerles un rayo y acaban dando tumbos en diferentes momentos de la historia de tormenta eléctrica en tormenta eléctrica. ¿Es todo una casualidad? ¿Los saltos son aleatorios? ¿Por qué a ellos? ¿Volverán algún día casa? Algunas de las respuestas a estas preguntas las encontrarás en este tomo de la colección y otras no. Vamos a tener que seguir viajando con los Balbuena y sus vecinas para poder averiguar un poco más de este misterio.

En tomos anteriores estos simpáticos personajes originarios de Moratalaz han viajado por el salvaje oeste, la oscura edad media, el esplendoroso Imperio Romano y en la Edad de oro de los piratas. Sus aventuras parecen no tener fin... Afortunadamente para sus lectores.

Habrá que seguirles la pista para averiguar más sobre sus andanzas.

Daniel e Iván se olvidaban de respirar mientras les iba contando las aventuras y desventuras Sebastián Balbuena y compañía. Tuve que leerlo de un tirón en una sola noche, así que la hora del cuento se eternizó y se fueron tardísimo a la cama, pero como están de vacaciones les di un poco de cancha libre. En día de diario normal se hubieran tenido que quedar con las ganas y la curiosidad del "¿Qué pasó luego...?".

Eso de los tiroteos sin ton ni son fue le que más les gustó en esta historia en la que el valor de la amistad se tambalea desde los cimientos.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Yo no me lo esperaba tan intenso jajajaja
      Estábamos los tres con el corazón en un puño. Yo menos porque sabía que tenía que terminar bien, ¡que es para niños!, pero los peques... jajaja

      Eliminar
  2. q bonitos momentos de creatividad- imaginación se crean en tu mente leyendo!!!
    me encanta!!! un momento para uno mismo, su libro y su imaginación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Me encanta combinar lectura personal con lectura familiar :D

      Eliminar
  3. Nosotros lo empezamos anoche antes de dormir, me quedé con ganas de seguir jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta emocionante. Eeeeh? Jolín no salen de una y se están metiendo en la siguiente. Y vaya inicio...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.