viernes, 9 de diciembre de 2016

Consejos para una mesa espectacular y regalos originales de Høsten

Imagina que estás revisando el correo y de repente encuentras un email que reza "Kit de supervivencia para madres en Navidad". ¡Justo lo que necesito! Sobrevivir a la Navidad jajaja... Lo abro y resulta que me lo manda Høsten (una tienda monísima con cositas requetecuquis) con tres regalazos: Ideas para regalar, Ideas para decorar y un vale de quince euros para gastar en su tienda de Fuencarral, 49. Teniendo en cuenta que el 90% de los productos que tienen no excede los diez euros las posibilidades eran infinitas.

Huelga decir que los agradecí muchísimo. Por la sorpresa, por original y por práctico. En cuanto puse el pie en la tienda me di cuenta de que me iba a ser imposible ceñirme a los quince euros y... ni lo intenté.

Lo primero que cayó en mi cesta fueron cuatro lienzos de animales para colorear al gusto del consumidor. En mi mente ya los veía colgados en mi salón y customizados por cada miembro de la familia. Por ahora, me lo voy a autorregalar para Reyes. También vi unos de unos coches y unos robots que a lo mejor hubieran sido más del agrado de mis peques, pero me llevé los que me gustaban a mí. No lo voy a negar. Tampoco me pude resistir al encanto de las estrellas led para iluminar nuestro árbol navideño. ¡Son monísimas!

Ni a los árbolitos dorado y plateado para hacer más navideño cualquier rincón de la casa. Lo que me está costando es que los peques no se los lleven de la estantería en la que los he puesto. No importa lo alto que los coloque. Ellos se suben a una silla y los alcanzan. Les llaman muchísimo la atención y están empeñados que los compré para ellos. Se ve que los tengo muy mal acostumbrado. Pero en esta ocasión los traje para adornar la casa no para que les sirviera de juguete. Así que nos pasamos el día cambiando de lugar los arbolitos. Esto empieza a ser hasta divertido.

Y por último, cuando pasé por caja, cogí al vuelo unos bolígrafos preciosos, adornados con un árbol de fieltro en su punta y cascabeles. Lo hice pensando en los niños (esta vez sí) y han triunfado total y absolutamente. ¡Les encanta! Sobre todo escribir o dibujar rápido para oír el tintineo.

Lo cierto es que la tienda esta llena de preciosidades. Me fliparon las lámparas con mensaje, las letras con leds, los renos de bronce, los portavelas de casitas... Todo en general. Vuelvo seguro.









jueves, 8 de diciembre de 2016

Y llegó la Navidad...

No es que haya llegado la Navidad. Es que nos ha arrollado en forma de niños gritando "¡Queremos decoraaaaaar!". Pero nada nunca es tan sencillo. Primero hay que quitar todos los adornos de Halloween (Sí, aún lo teníamos, mezclados con cositas de los cumples y reliquias varias de las obras de arte de mis chiquis. Esto es el Museo de arte infantil y Miscelánea varia y alocada).

Tardamos bastante y los peques no hacían más que protestar. Bien que lo disfrutaron cuando lo pusimos. Sólo se lo pasaron bien quitando los esqueletos y las huellas de sangre del cristal y guardándolos con cuidadito para que nos duren para el próximo Halloween. Por cierto, ¡alguien sabe como quitar la porquería que se va pegando al gel? Con los pelos que tienen podemos construir otro gato).

El caso es que mientras recogíamos (yo, mas bien), los peques, de repente desaparecieron y asomaron la nariz muy ilusionados para anunciarme que ya habían montado un belén. ¿Qué? ¡¡Cómo!! Miré angustiada la caja en la que tenemos guardadas las figuras, pero estaba cerrada y bien cerrada. Intrigada entré en la habitación del más pequeño y allí me esperaba un belén muy particular hecho con piezas de Lego Duplo. A la izquierda se erige un monumental castillo, seguido de la cuna con el niño Jesús, un pastorcillo con su ovejita, un enorme ángel a la derecha del todo al fondo, y una campana a la derecha en primer término, que, según sus propias palabras fue lo que más les costó hacer. Como me ha gustado mucho, lo he puesto en el salón para lucirlo durante todas las fiestas. No han querido poner a maría ni a José, no sé por qué, así que más original todavía.

En cambio, el belén tradicional tiene las figuras importantes por duplicado, en gigante y en tamaño normal. Se lo pasaron bomba colocando figuras, aunque a Daniel acabé por reñirle por recrear guerras y batallas en cada rincón. De hecho, el Rey Herodes está prisionero en la torre más alta del castillo y no hay manera de sacarlos, así que ahí se queda.

Cuando fuimos a poner el árbol nos dimos cuenta de que Raúl se había dejado la caja de los adornos en el trastero de su abuela. Él jura y perjura que no encontró nada más, así que, por no volver tan lejos, he comprado tres cosillas. Con eso, lo que encontramos en la caja del belén y alguna manualidad que hagamos con los niños va que chuta. Nos ha quedado un árbol precioso.





miércoles, 7 de diciembre de 2016

Lunnis de leyenda

Este domingo se nos presentó un planazo de lo más interesante: Lunnis de Leyenda, la presentación de la nueva serie de los Lunnis que se emite los sábados a las 10.30 en Clan.

Hace nada, Daniel era un fan total de la Lunnipedia y los peluches parlantes Lucho, Lulu, Lulita y Lupita. Pero se me hizo mayor y los lunnis quedaron relegados a "cosas de bebés". Este hecho dio lugar a que Iván viera poco el programa. No es que no le gustar, es que al final se dejaba arrastrar por su hermano a otras series como Bob Esponja, Tortugas Ninja o Miles del Futuro.

Así que cuando llegamos a la puerta, lo primero que soltó mi peque fue. "No, si a mi los Lunnis no me gustan nada". A eso le llamo yo un buen comienzo. Pero bueno, sinceridad ante todo. Y cuando le enfocó la cámara de Televisión Española poco más pudieron sacarle. A él, porque yo me explayé encantada sobre la necesidad de alimentar la curiosidad de los niños por la historia y las leyendas a través de series como la que allí nos presentaban. Si es que no callo ni debajo del agua (salimos en el minuto 37.55 del telediario del domingo 4 de diciembre de las 15.00).

Y entonces, comenzó el espectáculo con Lucrecia, los lunnis y dos conejitos monísimos. ¿Y qué pasó con mis hijos? Que se quedaron totalmente hipnotizados. Y cuando echaron los dos capítulos ya fue apoteósico. "Me encanta mamáaaaa", exclamó Daniel, "No se parecen a los Lunnis que había visto", aseguró emocionado. "¿Ya se ha acabado? ¿Yaaaaa?", gemía el pequeño que se había quedado con ganas de más. Afortunadamente, ante la insistencia del público nos proyectaron otro capítulo más y nos cantaron más canciones. Los niños estaban encantados. Muchos se levantaron a bailar muy animados (Y algunos padres también. Ejem). La serie es perfecta: tiene acción, canciones, dibujos animados, moralejas y dura poco. Ideal para niños. ¡Ah! y muy educativa, porque introduce a los pequeños en las aventuras y desventuras de personajes de la historia y la leyenda como Hércules, Miguel de Cervantes, Sant Jordi, Colón, Blas de Lezo o el Olentzero, entre otros.

Antes de empezar el espectáculo hicieron unas actividades para niños con photocall, de la que mis hijos, que no son nada fashion, pasaron olímpicamente, y presentaron la nueva app de clan, disponible para cualquier dispositivo móvil. Allí se clavaron mis dos angelitos. Si es que ya se nota lo que les gusta. Lo mejor de la aplicación es que la puedes programar a la hora de dormir normal de los peques para que salte la canción de "Buenas noches" de los Lunnis y se ponga la pantalla en negro. Un puntazo. Ya no les mandamos nosotros a la cama sino la tablet jajaja

Como habían muchos otros chiquillos interesados, Iván y Daniel tuvieron que soltar la tablet que les habían dado y rebuscar entre los elementos del photocall para jugar a los disfraces. Así estuvieron la mar de entretenidos hasta que llegó el momento de entrar a la sala de cine.

Y a la salida, otra sorpresa. Nos esperaban las azafatas con una bolsa llena de regalito precioso y útiles. Sobre todo el paraguas. Del que hicimos buen uso en el camino de vuelta. Y el cuento con la historia preferida de Daniel, la de Miguel de Cervantes, escritor y aventurero. Tengo que preguntar si los venden en algún lado porque tengo a los dos pidiéndome el de Hércules, el de Anibal, el de Gara y Jonay... Lo dicho ¡un planazo!

Y ahora a esperar al próximo sábado para volver a sumergirnos en la historia y la leyenda con los Lunnis y Lucrecia.





martes, 6 de diciembre de 2016

Amor con ojeras

Madresfera nos invitó a la presentación de un libro al que le tengo muchas ganas: Amor con Ojeras, de Mamen Jiménez La Psicomami. Ya me dio rabia perderme la presentación en la Fnac y ahora Madresfera me daba otra oportunidad. ¡Vaya si la aproveché! Me apunté ipso facto y allí estaba como un reloj el día D a la hora H con mi ejemplar bajo el brazo. Me había costado una poco convencer a mi marido para que lo sacara de su escondite, pero entendió mis razones. Le juré y perjuré que el día de Navidad pondría mi mejor cara de sorpresa cuando abriera mi paquete.


Evidentemente, aún no he podido leerlo porque hasta el 25 de diciembre nada monada, pero sé a ciencia cierta que me va a encantar porque me gusta mucho el blog de la Psicomami y estoy segura de que el libro va en la misma línea. Y encima sobre un tema que interesa mucho: el sexo. Pero no creáis que es un "Las sombras de Grey" Noooooo... Es una guía en clave de humor para recuperar la pasión después de tener un hijo. Porque yo no sé los demás, pero yo tengo clarísimo que los hijos no unen ¡desunen! Necesitan dedicación completa y absoluta durante sus primeros meses de existencia terrena y eso deja muy poco espacio para algo tan importante para la pareja como el sexo. El sexo... y todo lo demás, porque los primeros meses de vida de mis hijos mi marido y yo nos convertimos en compañeros de crianz,a más que una pareja al uso. Porque, seamos sinceros, el amor platónico es muy bonito, pero el carnal lo es aún más. Y lo que antes era normal en nuestra vidas se vuelva escasito e incluso inexistente cuando aparece el churumbel.

Como dice Mamen, el deseo vuelve... pero si lo trabajamos. Esto es como internet, no sólo tienes que estar, te tiene que encontrar. Pues no sólo tienes que esperar a que la líbido se encienda así, solita, sin echar algo de leña y remover las brasas un poquito. ¡Hay que esforzarse!

No podemos pretender que, después de cuidar de un peque que no da tregua, ocupándonos de una casa que se empeña en ser un pocilga en contra de nuestra voluntad, en trabajar y llegar a los objetivos, en según que casos... Y encima, que llegue el momento, acuestes a los peques por fin y ¿¿Que?? ¿¿Cómo?? Que quieres que ahora me ponga a hacer gimnasia erótica. TU flipas. Como mucho "postura cómoda" y tendrás suerte si no me duermo en el proceso. Y él tres cuartos de lo mismo. Aunque tenga, como dice la autora "los webs llenos de amor" también está agotado. Y eso que cuando van creciendo y te van dejando tu espacio se nota que eso de "la pareja" que se había quedando en últimísimo plano va ganado puestos y exige su lugar en nuestra vida. Con toda la razón. No sólo existe la familia. Dentro de ese conjunto tenemos el subconjunto de la pareja y el subsubconjunto del yo, que también hay que mimar de vez en cuando.

La Psicomami ahonda en temas como la cuarentena, que para muchas se convierte en un periodo de mucho más que cuarenta días y no entienden porqué el sexo se ha vuelto algo tan doloroso y frustrante cuando antes era "¡¡¡lirolei liriliruuuu!!!" ¿Qué ha pasado aquí? Bueno, en mi caso un parto natural con desgarro incluido. Y aunque en los cuarenta días, supuestamente se curaron las heridas. Esa zona era material sensible y poco apto a empellones. Hizo falta mucho más tiempo y mucha paciencia y humor por parte de los dos (menos mal que, otra cosa no sé, pero mi media naranja y yo nos reímos mucho). Las veces en la que lo tiraría por la ventana suelen derivarse de nuestras diferencias en la educación de los niños o por su poca empatía a situaciones de agotamiento extremo (en los que, evidentemente, estoy que muerdo de forma natural).

Para la autora, el sexo no se reduce sólo a sacar y meter. Eso es sólo una pequeña parte. El sexo es mucho más y, lo más importante, tiene que ser divertido para ambos. Si no es así, algo va mal. También nos advierte que es buenísimo para la salud. Es fantástico para la piel porque al sudar eliminamos muchas más impurezas, damos brillo a nuestro pelo y si lo haces dos veces a la semana mejora tu sistema inmunológico. Entre muchos más beneficios. Si es que es bueno en todos los sentidos. Eso sí, como con todo, si usamos el sentido común. Otra idea que presentó nuestra ponente: no hay que terminar a la vez. Si él acaba y se acabó... Vaya timo. ¿No? Y, por otro lado, no todo lo que se empieza se tiene que terminar "oblogatoriamente". El tema es pasarlo bien, no estresarse.

Comencemos por querernos un poquito más. Mamen nos dio muchos consejos para llenar de amor nuestros días con pequeños gestos como dar un beso o abrazo inesperado o dejar post it insinuantes en casas que tengan niños que no saben leer o en código encriptado que sólo entienda tu pareja. Y, sobre todas las cosas, hay que resaltar lo positivo de tu pareja igual que haces con tus hijos, aunque quieras estrangularlo cuando la lía con los niños.

También tocó el tema de la sexualidad en los niños. Evidentemente, son seres sexuados desde que nacen y si se estimulan descubren que se lo pasan pipa y les gusta. De ahí que veamos muchos peques con una mano dentro del pantalón como si fuera la cosa más normal del mundo. Bueno, y es que a lo mejor lo es, pero como tenemos que vivir en sociedad y esto no puede ser un viva la vida de dos rombos hay que enseñarles que eso se hace en privado porque los demás pueden sentirse incómodos con esa escena (hombre, si hablamos de nenes de uno o dos años jajaja que gracioso, pero si no les vas dando directrices, me lo veo con dieciocho por el mismo camino y eso ya...). El caso es que es un tema que hay que tratar con naturalidad y no como yo hasta ahora (¡¡¡Quieres dejar de tocarle la cola de una veeeeeez!!! Grrr gruarl). Cambiaremos el chip. A partir de ahora tendré que decirle "Hijo, te entiendo y sé que te encanta tocarle la cola. No es ni malo ni bueno, pero yo no te aconsejaría que lo hicieras en público porque no es educado y puedes hacer que mucha gente se sienta incómoda". Me va a mirar con cara de "qué me está contando", pero con el paso del tiempo me entenderá... o eso espero.

Al final, muchos problemas de sexo, giran alrededor de una mala comunicación, así que hay hablar las cosas, pero no indiscriminadamente. La idea no es echarse en cara todo lo que no nos gusta del otro. Si no comprendernos y encaminarnos hacia una relación más feliz.

Pero bueno, que no soy la experta. Sí queréis saber más leeros el libro. Yo estoy deseando empezarlo.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Tu cuento en la Cocina ahora en App

A estas alturas todos conocemos el magno proyecto de Disney y Ferrán Adriá para introducir a las familias a hábitos saludables en la cocina y, de paso, pasar un rato divertidísimo jugando, experimentando y aprendiendo: "Tu cuento en la cocina". Conocimos el libro, que es una maravilla, hemos visto el programa en la tele, hemos disfrutado en los eventos de Carrefour, hemos interaccionado con su web... Sólo faltaba un detalle: la app. ¡Y ya está aquí! Además es una pasada.

No lo digo yo, que lo afirman categóricamente mis churumbeles, que están fascinados con el "nuevo juego de la tablet. Mis cocinerillos se lo pasan bomba viviendo aventuras culinarias, superando retos gastronómicos, aprendiendo curiosidades alimentarias y jugando a los minijuegos. Lo mejor de todo, es que esto no lo hacen solos, sino con mamá. Y a veces papá, que se suma cuando puede. De hecho, para poder jugar, al menos debe haber un jugador adulto... ¡y un niño! Por supuesto.

La cocina ya es divertida de por si, pero con esta app se vuelve algo mágico. Mientras seguimos los pasos de la receta, nos vamos haciendo fotos que podemos editar para enriquecerlas (como los caldos y estofados). Al final, con esas imágenes y otras predefinidas montaremos un comic con la aventura de esa receta, los personajes Disney y el mejor cocinero del mundo, Ferrán Adriá. Sospecho que el excelente chef se lo ha pasado como un enano en la sesión de fotos para montar las espectaculares imágenes con Spiderman, la Legión 501 de Star Wars, el pato Donald.

Por lo menos se le veía en su salsa presentando la aplicación y demostrando que no teníamos ni idea de cocina. ¿De dónde viene la albahaca? ¡De la India! Que levante la mano el que no haya pensado que de Italia. Y así nos pilló en unas cuantas más. Fue la estrella del evento hasta que asomó sus plumas el famosísimo pato Donald que emocionó al público asistente y se prestó a hacerse fotos con todo quisqui. Adriá también, que es encantador, pero cuando le busqué estaba en medio de una entrevista y no era plan meterme en medio estilo fan medio loca.

Mis peques están fascinados con todas las posibilidades que ofrece esta aplicación que está disponible para dispositivos Android y Apple por  3,99 euros. Un precio irrisorio para la diversión ilimitada que proporciona. Y lo mejor de todo... en familia.

Por cierto, mi personaje y el de Raúl lo han creado también los chiquillos. ¡Cómo le han puesto a él! Parece un superhéroe. Y a mí como una sílfide jajaja Cómo nos quieren.