lunes, 26 de septiembre de 2016

"No me dejes Sola", un Gin con Marisa Casas

Nuestra querida madre más estresada, Marisa de Madres estresadas, se lanzó a la piscina y nos dedicó una excelente charla sobre un problema social que está más extendido de lo que creemos: los malos tratos. En esta ocasión, no hablábamos de daños físicos, sino de heridas psicológicas que parece que no  matan, pero tardan más en curar.

Todo se le vino encima de la manera más inocente. Se crea un grupo de madres blogueras estresadas y, poco a poco, construyen entre todas una comunidad que tanto sirve como plataforma de debate, gabinete psicológico o para echarse una risas. Quien pertenezca a una comunidad como ésta sabrá a qué me refiero. Y quien no, se lo aconsejo. hay días en los que se convierten en tu única válvula de escape. Yo no tengo problemas serios: En mi familia nos queremos, no me muero de hambre, nadie de mi entorno se ha dado a las drogas... Sólo hay algún problemilla de salud en mi entorno, pero de eso nadie se libra, por desgracia. Y aún así, necesito a mis blogueros cuando la realidad me supera y veo que no llegó a todo, que nada me sale como quiero, que me pueden las obligaciones... Y soltarlo todo, que te escuchen y te comprendan, aunque sea en la distancia ayuda, ayuda mucho porque te das cuenta de que no estás sola.

No puedo ni imaginarme cómo se sintió la protagonista de la historia de Marisa cuando se encontró a las madres estresadas. Para ella debió ser la luz al final del tunel. Todo empezó cuando nuestra bloguera ponente se dio cuenta de que a una integrante de la comunidad le costaba regalarle la sonrisa que ella podía todas las mañanas. "Hoy no me sale la sonrisa", contestaba día sí y día también.

Llegó un punto en que Marisa se obligó a plantearse muchas cosas importantes: ¿Puedo ayudarla? ¿Será una persona real la que hay detrás de este usuario? ¿Le pasará algo realmente grave?... La más importante de todas las cuestiones que le surgieron fue la primera. Consultó con mucha gente antes de tirarse al ruedo y le contestaron que no la dejara sola, pero que nunca le prometiera nada que no pudiera cumplir, por ejemplo que iría a buscarla si la cosa se ponía difícil. Eso era imposible porque vivían a 400 kilómetros de distancia, entre otras cosas.

Nuestra Marisa decidió mojarse, eso sí, con cautela. después de todo sólo se conocían por internet. Pronto, la protagonista de la historia abrió su corazón a la comunidad que la escuchaba y valoraba y salió a la luz que su pareja la despreciaba y manipulaba psicológicamente. Era una chica con poca suerte porque su anterior pareja, incluso su padre, la habían tratado también como si no valiera nada. Y eso pensaba ella. Se movía por la vida pidiendo perdón por existir y dando gracias por cada caricia que le caía. Lo peor de todo es que estaba convencida de que su situación era normal y que realmente era torpe, lerda y una molestia a la que hacían el favor de aguantar.

Sus amigas la escucharon, la apoyaron, intentaron convencerla de lo contrario, le dieron cariño, incluso se enfrentaron a ella dando lugar a enfados por ambas partes. No siempre se puede ir con pies de plomo cuando lo que te cuentan clama al cielo. Pero poco a poco, muy poco a poco, lograron hacerle ver que el inútil molesto de su historia no era precisamente ella. Por sus hijos y por ella misma le ayudaron a salir de una espiral de miedo, angustia y frustración. A día de hoy puede ir a tomar un café con las amigas sin miedo y tomar sus propias decisiones. Parece algo que está al alcance de todos, pero no es cierto. Muchos viven una realidad de servilismo de la que les es muy difícil escapar, precisamente porque están convencidos de que se merecen todos los feos, ultrajes, desprecios...

Esta chica tuvo mucha suerte porque, hiciera lo que hiciera (dejar a su pareja, volver, lamentarse, excusarle...), su grupo de amigas siempre estuvo allí para sostenerla. y así logró escapar de una vida denigrante. Por eso Marisa nos pidió que, si nos encontramos con algún caso así, vecinas, amigas, conocidas..., no nos pongamos enfrente, porque nos llevaremos el golpe, pero que nos pongamos al lado, un poquito más atrás, para sostener y apoyar a la víctima. Como ejemplo visual de lo que nos quería decir nos entregó un sobre en el que venía una cuenta de collar y nos pasó un cordón para que lo ensartáramos, unas costaban más, otras menos, pero si permanecían unidas formaban un bonito collar. En la bolsa también encontramos una preciosa pulsera y una piruleta para endulzarnos un poco tras una charla que nos dejó a todas con la piel de gallina.

Como consejo final nos habló de la máxima que tienen los servicios de emergencias para todas las situaciones extremas: Primero pararse a pensar, luego protegerse, pedir ayuda y, por último actuar.

Para la charla nos reunimos en la casa de las Malasmadres, donde nos recibieron con un delicioso Gin con ginebra Mom y muchas ganas de pasar un rato estupendo. El broche final lo puso el delicioso catering de Cookita y Mission Wraps. Sólo puedo decir que fue una jornada muy aprovechada. Laura Baena, jefa del club de las malasmadres, puso el broche final con una afirmación que estaba en la mente de todas: los malos tratos son un problema que debe erradicarse con la concienciación social, empezando por al educación de los niños.

viernes, 23 de septiembre de 2016

La goma eva hace del baño algo divertidísimo

Que maravilla es la guía de 70 Actividades divertidas para la Hora del Baño de El revolero Mundo de Rukkia. Si te suscribes te lo regala y la verdad es que tiene unas actividades chulísimas. En el primer vistazo ya me apunté unas cuantas para poner en práctica con mis churumbeles. La primera de ellas tiene que ver con al gomaeva. Resulta que si la mojas se pega perfectamente a los azulejos de las paredes del baño. ¡Que invento! Este descubrimiento me ha abierto un mundo nuevo.

Esa misma tarde bañé a mis hijos, aunque no les tocaba, para poner en práctica el juego. Protestaron mucho, pero acabaron metiéndose ante la promesa de un juego nuevo. Les facilité unos trozos sobrantes que tenía rondando por la casa para que se explayaran con al imaginación. A algunos les di un poco de forma para que dieran más juego. Les expliqué que, una vez mojada, se podían hacer cuadros chulísimos con los trozos.

Daniel enseguida se metió en el juego y se puso a experimentar si se pegaban entre ellos, ¡sí!, si se pegaban a la mismísima bañera, ¡también!, si se pegaban en su frente, massss o menosss... Se lo pasó muy bien pegando y despegando.

Iván empezó con entusiasmo, pero al rato que fui a verle, ya estaba con sus experimentos científicos y la goma eva yacía más que olvidada en la pared. Cada niño es un mundo.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Rosquillas morenitas

Hace poco nos regalaron un cachivache culinario de lo más curioso. Sirve para hacer rosquillas redonditas sin que te salgan un churro. ¡Un invento!

Encima te viene la receta y todo. Que detallazo. A mis hijos no les pasó desapercibido el nuevo habitante de la cocina y pronto me miraron con ojitos de bambi para estrenarlo. No hizo falta mucho para convencerme porque yo también tenía ganas y encima los pasos son muy fáciles.

Mezclamos todos los ingredientes en nuestra amada Thermomix, pero al ir a ponerla en el cacharro nos dimos cuenta que nos había salido demasiado espesa, así que le añadimos leche hasta que nos pareció que se movía cuando volcábamos el cubo.

A partir de ahí les dije a los niños que empezaba la parte adulta. El caso es que tenía que echar la masa sobre un aceite muy caliente y, por mucho que me encante la filosofía Montessori (y más ahora tras hacer el Pack Montessori de Educar en Calma), no estaba dispuesta a arriesgarme a quemaduras de ningún tipo en la piel de mis churumbeles. De nada les sirvió protestar. Tuvieron que ver el proceso "tras la barrera". Bueno, Daniel. Porque Iván adoptó un "aquí no hay nada que ver" y se gue a jugar alegremente.

La primer me salió monstruosa. Ahí aprendí que era mejor echar menos masa cada vez. Con cada rosquilla mejoraba la técnica. Aunque alguna se me quemó especialmente porque rellenar el cacharro y sacarlas del fuego a la vez no era tarea fácil.

El mayor estaba emocionado con los resultados. Entre todos las espolvoreamos con azúcar glass y virutas de chocolate y empezó la merienda. A pesar del "tostado" estaban muy buenas, así que repetiremos, aunque esta vez las dejaré menos en el aceite.

martes, 20 de septiembre de 2016

Preparando el cumpleaños científico: Decoración y juego

Ya queda poco para la fiesta de cumpleaños de mis churumbeles. Cómo se las hago temáticas y sólo distan quince días de uno y otro, siempre busco un día intermedio y ahí ponemos el fiestón.

Este año el tema es la ciencia y la novedad es que les he preparado es un juego mezcla de rol y búsqueda del tesoro. Lo he llamado la gran aventura científica y habrá experimentos, pruebas, sabotajes y un montón de diversión... espero.

Y para entrar en ambiente estamos decorando las paredes entre todos. He impreso unos folios con temas apropiados para la ocasión y he comprado un bonito póster plastificado del sistema solar. Además estamos customizando estanterías llenas de cachivaches de laboratorio, una máquina muy loca y algunas cosillas para que los niños entren en ambiente.

Me encanta que los peques intervengan en la preparación porque hace más suya la celebración. Estos están emocionados y deseando que les haga el juego. Espero que al final les guste.




lunes, 19 de septiembre de 2016

Kit de protección Educo: despierta tu alarma

Vivimos tiempos en los que todo cambia muy deprisa y en los que es muy difícil entender todos esos cambios sin ayuda. Internet y los nuevos dispositivos y tecnologías son un paso gigante para la humanidad, pero también esconden grandes peligros. Sobre todo para los más débiles: los niños. Muchas veces, los padres no sabemos como enfrentarnos a situaciones desagradables o delicadas que viven nuestros hijos, ni como protegerles para que no lleguen a ellas. Por esta razón Educo, ONG de cooperación global para el desarrollo, ha elaborado un kit de protección que cubre los temas que más nos preocupan: Bullying, abuso sexual y gestión de las emociones. Por ahora han salido dos packs, uno orientado a niños de 6 a 9 años y otro para chicos de 10 a 12 años. Hay que enseñar a los niños modelos de conducta apropiados y por eso se han desarrollado estos materiales especiales.

Todo comenzó a raíz del estudio Érase una voz, que puso en evidencia que el 47% de los niños encuestados no se sentían seguros ni en la calle, que viene siendo normal, ni en el colegio, un dato bastante más preocupante. También se descubrió que un 32% de los padres encuentran difícil mantener una comunicación diaria con sus hijos y que uno de cada cinco chiquillos ha sido víctima de algún tipo de abuso sexual. Muchos padres que participaron en el estudio respondían que los casos de bullying tenían que resolverlos la escuela. La mayoría piensa que son cosas de niños. No tenían ni idea que estos casos se desarrollan también en otros entornos fuera del ámbito escolar y afectan a todos: familiares, profesores, compañeros... Se llegó a la conclusión de que hay una gran falta de comunicación en las familias, de conciencia del alcance de estas situaciones y de conocimiento sobre cómo enfrentarlas.

Estos datos, entre otros, encendieron las alarmas y dieron lugar a la iniciativa de la que surgió el kit que nos presentaron el miércoles pasado en un evento al que nos invitaron Educo y Madresfera y que fue muy revelador.

Para luchar contra esta inseguridad infantil, lo primero que hay que hacer es dar formación y herramientas a los padres o tutores con el fin de que aprendan a educar a los niños y les enseñen a reconocer el peligro y defenderse de él en el caso de que les afecte directa o indirectamente. Por eso surge este kit con materiales de calidad para descubrir en familia porque son temas que afectan a todos. Es importante verlo juntos. Los padres o tutores deben guiar a los peques y usarlo como material de consulta. Tenemos que tratar estos temas con naturalidad para que los niños sientan la confianza necesaria para contarnos todo lo que les preocupa por muy vergonzoso o embarazoso que les parezca. Hay que enseñarles que cuando un adulto les dice que algo es un secreto nos lo tienen que contar inmediatamente. Y aunque se lo digan otros niños, también nos los tienen que contar en según qué casos. Hay que enseñarles la diferencia entre un secreto inofensivo y otro que puede acarrear graves consecuencias.

Entre los materiales que incluye, se contempla que nuestro hijo sea el acosador o el acosado, porque en ambos casos el niños necesita ayuda. Si prestamos atención nos daremos cuenta de que algo no marcha bien cuando reconozcamos en nuestro hijo varios síntomas juntos como pueden ser irritabilidad, dolor de estómago, pesadillas... Estos síntomas por separado no son concluyentes, pero si detectamos varios a la vez ha llegado la hora de hablar con él con paciencia y comprensión. No es fácil pero es el camino más beneficiosos para todos. La prevencion es muy importante. Cualquier situación puede ser educativa. Depende de como se enfoque. Siempre es mejor prevenir que curar y educar a los niños para que puedan enfrentarse a estas situaciones de la mejor manera posible.

No es justificable la conducta del abusador, pero normalmente suele haber un problema detrás que explica la situación. El primer mensaje debemos dar a las víctimas es "tú no eres culpable de la situación y no puedes salir sólo. Te voy a ayudar".  El segundo paso pasa por ayudarle a encontrar un ambiente agradable y un grupo de amigos nuevo para que suba su autoestima. Cuando le expliquemos algo a un niño hay que pedirle posteriormente que nos cuenten lo que han entendido para asegurarnos. En el #kitproteccioneduco de 9 a 12 años se ofrece un blog para que los padres nos actualicemos. Hay que crear un entorno seguro con las nuevas tecnologías. Hay apps específicas para eso. Vivimos en el mundo de la imagen y no hay que demonizar las fotos compartidas sino enseñarles el buen uso. Cuando hay un mal uso de la tecnología hay que poner nuevos límites.

Nosotros ya hemos tenido nuestro primer contacto con el Kit para niños entre 6 y 9 años y ha llamado la atención de toda la familia. Los niños están entusiasmado con el árbol de las emociones y el juego de cartas. Los libros también les han gustado mucho. Son bastante atípicos con respecto a los que se suelen leer. Mi marido y yo tenemos los manuales en la mesilla de noche para leerlos con tranquilidad y comentarlos entre nosotros. La mejor forma de entenderlos es juntos. La venta al público de este kit es de 45 euros, aunque se puede acceder a una versión online por 20. Esta versión no trae el árbol con sus pegatinas ni el juego de cartas sobre las emociones, pero sólo por los manuales de ayuda y la información sobre a quien debemos acudir si nos vemos involucrados en uno de estos casos vale la pena tenerlo. Si somos creativos podemos prepararles mil juegos y actividades para concienciarles de la realidad social y de sus peligros.



jueves, 15 de septiembre de 2016

Creatividad Piscinera

El fin de semana pasado fuimos a la piscina sabiendo que probablemente fuera el último día que pasáramos en remojo durante mucho tiempo, quitando la ducha, claro.

Tener consciencia de que esa sensación de flotar en agua fresquita y sumergirte en la calma que tanto me gusta va a tardar en volver te hace disfrutarlo el doble.

El caso es que llegamos, montamos el chiringuito y ¡ay ay! Se me han olvidado los manguitos del más peque. Ceño fruncido, pucheritos... y cuando parecía que iba a arreciar la tormenta, un vecino de la comunidad se nos acercó muy alegre y nos señaló dos churritos amarillo limón que descansaban tan felices sobre la hierba. "¿Por qué no usáis esas cosas? llevan ahí todo el verano para el niño que los quiera coger". Vimos el cielo abierto. Los dos chiquillos se tiraron en plancha a por los churritos y se lo pasaron en grande con ellos.

Iván ganó muchísimo en autonomía. A mí me daba miedo que se le fuera el churro, pero él lo manejaba de maravilla e iba de un lado a otro de la piscina usándolo de caballito, de tabla, de apoyo a la espalda... No había límite.

Daniel por su parte me hizo todo un espectáculo de figuras de churrito: "Mira mami, una casa... y ahora... ¡una nave espacial! ¡Un perrito! ¡Un nudo!... La de juego que dan estos juguetes.

Tenemos los suyos en casa, pero abultan tanto que nos da pereza cargar con ellos hasta la piscina municipal o hasta la de la abuela Chari, pero vamos a tener que replantearnos no salir sin ellos cada vez que toque chapuzó el próximo verano.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

La gran travesía, donde se esconde la fantasía

Si seguimos a Pico Rojo en su primer encuentro de pájaros de todo el mundo descubriremos con él mil maravillas. Pero no te olvides de meter la lupa mágica en la maleta antes de emprender La Gran Travesía o te perderás muchas sorpresas.

La Editorial Patio escoge con mucho mimo y cuidado cada uno de los títulos que edita y eso se nota en la calidad y preciosismo de sus obras. Hace poco me llegó su nuevo catálogo por email y me enamoré de todas sus novedades. Os aconsejo que lo busquéis en vuestra librería habitual porque viene con unas pegatinas chulísimas de Spot, un perrito encantador que protagoniza una serie ideal para prelectores. En su último libro viene en forma de marioneta para jugar con el peque. Una monada.

El caso es que, poco días después, me llegó un paquete con el catálogo físico y... La Gran Travesía, un álbum encantador en el que nada es lo que parece. Seguimos a Pico Rojo, el protagonista, en un viaje muy especial.

Con la lupa mágica, que incluye el libro, descubriremos porque los Iceberg tienen sabor dulce, qué es lo que produce la misteriosa fábrica, los desatinos de la selva, lo que esconden los edificios... y millones de detalles que aseguran horas de diversión y risas lupa en mano. Nuestro pajarito protagonista recorre diversos paisajes y escenarios delirantes antes de llegar a su destino. ¿Tu hijo es tan curioso como los míos? Pues éste es su libro.

No sólo ha fascinado a mis peques, también a los adultos, que nos podemos pasar un buen rato paseando la lupa de página en página para descubrir maravillosas escenas y dibujos llenos de imaginación. Un curioso mundo en rojo y azul que no nos cansamos de mirar.