martes, 29 de septiembre de 2015

Compositum, la cosmética de la salud

Gracias a una amiga, conocí a un chico que trabaja en una empresa de cosmética, Compositum, que es un auténtico huracán de energía positiva. Me encanta su filosofía de vida basada en el esfuerzo, en el equilibrio y en ayudar a los demás. Cuando me habló de los productos de su empresa me llamó mucho la atención que se refiriera a la salud en vez de a la belleza. Hablando, hablando me quedé pasmada de todas las cosas que me descubrió. "Las empresas de cosmética actuales se basan en mentiras marketinianas", eso no me sorprende nada, "para empezar, que las pieles sean grasas o secas sólo es un síntoma que las cremas mitigan, pero que no curan porque no van al origen del problema. Ni las pieles son neutras, ¡son ácidas! El Ph neutro es 7, no 5,5 como nos intentan vender. Si en realidad esas cremas tuvieran Ph neutro serían agua. Tampoco hay cremas hidratantes. Ninguna crema introduce agua en la piel para hidratar, a contrario, el efecto que hacen es que el agua no salga de nuestra piel para que no se seque...". Tantas revelaciones me dejaron anonadada. Por lo visto, lo importante es encontrar de nuevo el equilibrio de la piel, que ya está muy dañada por la limpieza excesiva, perfumes o desodorantes agresivos, la contaminación ambiental, la mala alimentación, etcétera.

Tan interesada me vio que se ofreció a hacerme una muestra de las cremas. Y claro, yo acepté encantada. Así que el día fijado se presentó en mi casa con un enorme maletín y una gran sonrisa. Tuvimos que defender los botecitos de las cremas del ataque de curiosidad gatuno, pero enseguida se hizo amigo de mis felinos y los mantuvo a raya con cariño.

Me explicó que iba a hacerme el tratamiento intensivo, aunque también tenían uno de día y otro de noche, ya que la piel en descanso y la piel activa tienen necesidades diferentes.

Me puse una diadema que me facilitó y comenzó el tratamiento sólo en una mitad de mi cara para que notara la diferencia al terminar. Primero me puso un fluido purificante y una loción Photencial, que olía muy bien y que hizo que empezara a picarme ligeramente la piel. "Eso es muy bueno", me aseguró, "Significa que todo se está colocando donde debería estar". Tras dejar que la crema hiciera su efecto un rato, me aplicó Serum y contorno de ojos, porque decía que la piel que los rodea es mucho más fina que la del resto de la cara.

Lo siguiente fue aplicar en mi piel una ampolla de Tratamiento con masaje Galvanic Spa. Esto último merece una explicación. No tenía ni idea de que la piel, además de la dermis y la epidermis, tiene una capa de neutrones y electrones que la protege. Este aparato, que daba el masaje, se encarga de abrir momentáneamente esa capa para dejar pasar el producto y que se absorba más rápido.

Al final del tratamiento, me aplicó una crema Epidérmica y me invitó a que me mirara en el espejo. ¡Alucinante! La mitad de la cara estaba más tersa, con menos pieles colgantes, menos arruguillas, el pómulo más dibujado, el rabillo del ojo alzado y ¡hasta la ceja la tenía más levantada! "Ahora me haces la otra mitad. ¿No?" le pedí temerosa de tener media cara en su sitio y la otra media chuchurría. "¡Claro que sí!" me aseguró muerto de la risa. Y volvió a empezar todo el proceso con el otro lado.

La sensación de relax era extraordinaria. Él me aseguró que no era por el masaje con el que se aplican las cremas sino por que la salud de la piel mejoraba y de ahí venía ese bienestar. Me explicó que todos los productos eran fito-biológicos en 95% para que el cuerpo los identifique como naturales, como los de nuestro propio organismo, y no provocaran reacción ni rechazo. Otra clave del éxito se basa en que el tratamiento trabaja por capas y estructuras, con lo que la eficacia la proporciona la propia piel y no las cremas en si. Un dato curioso es que me aseguró que la piel de los hombres y las de las mujeres son iguales en relación al trabajo de sus estructuras.

Y tenía mucho más que contar, pero, desafortunadamente, se acercaba peligrosamente la hora de ir a buscar a los chicos al cole y tuvimos que dar por terminada nuestra charla. Se despidió asegurando que el tratamiento seguiría trabajando en mi piel durante todo el día y que mañana me encontraría aún mejor. Me dejó unas hojas con todas las explicaciones al milagro, pero yo prefiero seguir pensando que es cosa de magia.

Los precios oscilan entre 20 y 45 euros. La verdad es que no son nada caras para los efectos inmediatos que produce. Y encima te hacen una demostración gratuita, porque los canales de venta de estos productos son iguales al sistema de la Thermomix. Si a alguien le interesa preguntar tiene toda la información en esta página.

14 comentarios:

  1. Hola. qué buena experiencia y que notes los resultados al momento. Soy de las que no utilizo ninguna cre,a ni maquillajes y tengo la piel bastante bien. Conozco un poco los entresijos de las multinacionales más potentes de cremas y es todo una mafia. Las cremas no hacen nada porque si lo hicieran la gente no tendría arrugas, ni ojeras, ni granos... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy de cremas, pero más que por desconfianza por pereza y falta de tiempo. Según el chico, mejor para nosotras porque, como bien dices, toda la industria de la cosmética de belleza se sustenta en una gran mentira. En sus palabras, la belleza empieza por la salud y encontrarse bien. Es mejor no usar ninguna crema, que meterse los potingues que hay hoy en día en el mercado. Me pareció curioso su discurso. Si es verdad yo vivía engañada aunque no las usara.

      Eliminar
  2. La verdad es que sí se nota la diferencia en la foto. Hay que ver las cosas que inventan... El otro día me pusieron veneno de serpiente en la cara y se notaba un montón. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio???! Veneno de serpiente?? Me dejas patidifusa O-o

      Eliminar
  3. ¿El lado que te dio crema es la izquierda? Yo es que con la foto no veo muchas diferencias y como nos mienten tanto... Y intento ir a lo más natural posible y poco más.
    Un saludo y gracias por la explicación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he puesto cartelitos para que se vea cual fue el lado de la cara tratado y cual no. Muchas gracias por hacerme caer en este pequeño detalle jajaja

      Yo también voy a lo natural jajaja Sobre todo por falta de tiempo y por pereza. Pero por probar...

      Eliminar
  4. Oye que maravilla! Con lo potinguillos que soy yo!
    Gracias por la información GUAPA!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aluciné con los cambios. Pensaba que tendría que esperar días. Me pareció delo más curioso jajaja

      Besazos!!

      Eliminar
  5. ¡Qué maravilla! Y como te han mimado... y cuánto he aprendido con tu post.

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii, de vez en cuando no viene mal jajajaja

      Besazos!!

      Eliminar
  6. Estás muy guapa pero porque tú ya lo eras, a través de la foto no noto grandes cambios y sí veo mucho brillo, no sé si será la luz . En cuanto a cremas, es uno mismo el que siente si la piel se pone más tersa y a l a vez te da sensación de frescor y bienestar . Ves,no sė si es ventaja o desventaja pero como soy Química ,miro mucho eso y sé de ello puesto un en la carrera estuve en laboratorios que se dedican a investigación para cosmética . Y desde luego ,las de mercado a ni loca las uso. Tengo mis líneas favoritas aunque siempre estoy probando nuevas pues me envían muestras cuando han salido nuevas líneas ,me gusta una casa francesa que todo es con extracto de uvas,por ejemplo. Ahora mismo tengo una caja enorme de muestra que no me da tiempo a mí usarla ni aunque me embadurne el cuerpo entero.
    Sí,que existen algunas cremas de veneno de serpiente al igual que baba de caracol ,o de abejas. Pero recordar que los porcentajes son pequeñísimos y lo demás son otros componentes ,que son los que hay que mirar. ¿Sabías que la grasa del cerdo se usa en cosmética?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no tengo ni idea del tema y confieso que no uso ninguna crema por falta de tiempo y también un poco de pereza por mi parte. De adolescente cometí la burrada de ponerme alcohol con algodón para los granos directamente en la cara. ¡Y me limpiaba que no veas! Pero todo el mundo dice que podía haberme quemado la piel. Menos mal que no pasó. Lo que hace la joven inconsciencia jajaja

      Eliminar
  7. Las cremas de Compositum son fantásticas. Es una forma sostenible de cuidar nuestra piel.

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas.