sábado, 6 de abril de 2013

A la caza del huevo de chocolate

No podía faltar organizar una "fiesta" para buscar huevos de chocolate. Los peques no se creyeron en ningún momento que un conejo viniera a la casa a esconder nada. Como no es una costumbre española, los primos no lo habían hecho nunca y se preguntaban por qué ahora y no antes se había decidido el conejo de Pascua a hacernos una visita. Tuve que confesar que había sido yo la promotora de la búsqueda, pero cuando me mostré sorprendida por encontrar huevos en lugares en lo que yo no los había encontrado, el primo mayor (seis años) aseguró que eso era cosa de mi marido y no de ningún animalito algodonoso con orejas largas y con residencia en Estados Unidos.

Me conformé con ver el ímpetu que ponían en revolver el salón y sus caritas de alegría cuando encontraban los pequeños tesoros. Tuvimos que usar el salón en vez del patio como escenario porque la lluvia nos impidió salir en todo el día.

Cuando terminaron de buscar metí los huevos en la nevera para que no se derritieran por la calefacción, pero cuando me quise dar cuenta, los niños había visitado con demasiada asiduidad las baldas del frigirífico y habían desaparecido por lo menos quince. Con los que quedaron volvimos a organizar otra búsqueda a petición del público infantil.

12 comentarios:

  1. Si hubiese sido yo me los habría comido todos antes de que entrasen en la nevera ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta los adultos caímos en la tentación jaja

      Eliminar
  2. Yo estoy con Cloe... a mí me hubieran durado poco jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el chocolate es demasiado para resistirse

      Eliminar
  3. Jajajaja, a mi también me hubieran durado poco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me hubiera comido más de uno, pero los peques me miraban mal cada vez que me acercaba a su tesoro jaja

      Eliminar
  4. Ayyy os leo a muchas que habéis escondido huevos pero a nosotros no se nos ocurrió.. quizás el año que viene nos apuntamos a hacerlo! jejejje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pasaréis muy bien. Hasta los mayores disfrutamos de los lindo.

      Eliminar
  5. Cada vez importamos más costumbres made in USA pero hay que reconocer que tienen tradiciones taaaan divertidas... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Qué diver! nosotros aprovechamos un rayito de sol para esconderlos en el jardin ... Irene en cuanto encontró uno, se sentó a comérselo, le daba igual si había más o no ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso nos pasó a nosotros el año pasado. ¡Y tuvimos que encontrar el resto los papás! jaja

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.