martes, 24 de junio de 2014

Ovnis con platos y pegatinas

En vista de que estas vacaciones van a ser muy largas, les compré a los peques unos libros de actividades que encontré de oferta a precios de risas. Uno de fantasmas y otro de extraterrestres con pegatinas incluidas. ¡Una apuesta segura!

Para conseguir limpiar los baños en condiciones, les presenté los cuadernos alimentando su interés. Muy convencidos se sentaron a pegar pegatinas, peeeero, como no podía ser de otro modo, a lo cinco minutos ya estaban llamándome. Que si les despegara yo las pegatinas que si no se rompían, que si les podía leer lo que ponía, que si ¿qué hay que hacer aquí? "Lo que queraís hijo, lo que queráis: pintad, recortad, rasgad... ¡vía libre! Pero dejadme limpiar esos malolientes aseos víctimas de vuestra mala puntería.

Volví a a faena, pensando que les había dejado clara la situación. Pero nada más alejado de la realidad. Al ratito ya me estaban clamando por mi presencia. En uno de los cuadernos había un platillo volante para recortar y montar. Evidentemente, querían que me pusiera manos a la obra. Cuando terminé, bajo la más absoluta presión,  comenzaron las peleas. ¡Los dos lo querían!

Tranquilos niños que aquí la mami os hace lo platillos que hagan falta. Sólo necesitamos platos de plástico, los materiales que se nos ocurran y nuestra imaginación. Dicho y hecho. Juntamos dos pares de platos, los pegamos con celo y comenzamos nuestra obra maestra pegando marcianitos. Tras este primer paso, Iván nos abandonó perdiendo todo el interés. Mucho me temo que a mi benjamín no le hacen mucho tilín las manualidades. D nada sirvieron mis ruegos y argucias. El chiquitín me abandonó por sus horrorosos super héroes de plástico.

Daniel, en cambio, esperaba ansioso las siguientes instrucciones. Eso sí, ponía condiciones: quería armas para sus platillos. Con papel pintado y recortado y unos limpiapipas armamos las naves. Luego le convencí para que cogiera pompones, hilo y aguja y cosiera la cola de su platillo. Así fomentamos la fuerza de los dedos. Asegura que le encantó coser, pero delegó en mi la cola de la nave de su hermano.

Con lana hice una asa para simular el vuelo... ¡Y entonces conseguimos volver a captar la atención del más pequeño de la familia, que decidió sumarse al juego para estampar los ovnis con ahinco. El mayor siguió sus pasos con entusiasmo. He de decir que, a pesar de haber sacrificado la perfección por la rapidez, los juguetes improvisados han sobrevivido para otro asalto.

Por cierto, cuando terminamos con la actividad y recogí los materiales, pasé por delante de uno de los baños y... Sí estaba a medias, con los productos de limpieza por medio y ya era la hora de ponerse a cocinar. ¡Horror!

10 comentarios:

  1. Qué admiración me causáis las madres... Tenéis más paciencia que el Santo Job. Jajajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uuuuy!!! Pues no te creas. Tiene que verme en plan gremlim :S

      Eliminar
  2. Acabo de descubrir tu blog gracias a Juani de La cocina siempre llama dos veces que nos ha concedido un premio y estoy visitando todos los blogs nominados.

    Chica, si esto es el primer día de vacaciones no quiero pensar lo que ocurre dentro de un mes ¡mucha paciencia!

    Saludos desde http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Encantada. Ya me he ido a dar una vuelta por tu blog y estoy segura de que te voy a copiar esas delicias ummmm

      Espero que dentro de un mes estemos ya metidos en una rutina veraniega ¡la que sea! y todo sea más fácil :D

      Muchas gracias!!

      Eliminar
  3. Buena táctica de distracción y mucho más creativa que ponerles la tele o alguna película. Y después se pueden ir a probar los platillos volantes al parque.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado, pero esta tarde los llevamos al parque ¡que buena idea! Aunque ya están bastante abollados. Sí que les gustan las batallas intelestelares a esto niños jajaja

      Eliminar
  4. Eres incombustible, la verdad es que tus hijos estarán encantados, y el mío empieza a hacerse fan tuyo.
    Besos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que felicidad leer que a tu hijo le gustan mis cutremanualidades :D

      Muchas gracias!!

      Eliminar
  5. Madre mia y eso que tienes imaginación a raudales y puedes entretenerlos mucho tiempo!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pienso que me gusta mas a mí que a ellos jajaja

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.