miércoles, 25 de marzo de 2015

De Museos y de El Cid Campeador

El sábado me subí al autobús cuando el sol empezaba a asomar por el horizonte y puse rumbo a Lerma para reunirme con mis hombrecitos. Estaba deseando achucharles.

Cuando llegué fueron ellos los que me achucharon a mí. Los peques se me pegaron como lapas y me hablaron a la vez, cada uno en una oreja, como suele ser su costumbre. No me enteraba de nada, así que de vez en cuando intercalaba frases del estilo "Ah ¿Si?" "¿Eso pasó?" y "¡No me digas!" entre tanto galimatías.

Después de tan efusiva bienvenida nos montamos los cuatro en el coche y nos plantamos en el Museo de la Evolución Humana de Burgos que tanto les gusta. Y no es de extrañar. Porque en este espacio divulgativo todo se puede tocar, excepto los fósiles de Atapuerca, que son de verdad y saldrían damnificados con tanto sobeteo infantil. Saludamos a nuestros ya conocidos craneo Miguelón, mano X y Elvis la pelvis, que tanto fascinan a mi hijo mayor y comenzamos el recorrido siguiendo un mapa de pistas que nos dieron en taquillas y que son ideales para que los más peques se lo pasen bomba buscando las pistas y respondiendo a las preguntas que les van planteando.

El barco, la película envolvente sobre el fuego, el círculo de cavernícolas y simios... Son elementos que siempre triunfan con nuestros fierecillas. El cerebro gigante le dio mucho miedo a Iván, que se negó a entrar para ver las conexiones nerviosas parpadeantes. Se conformó con admirarlo desde fuera y observar los diagramas expuestos con curiosidad.

Otro acierto son las pantallas con juegos interactivos que encontramos en diferentes puntos de las salas. Nos costaba horrores seguir con el recorrido cuando los chiquillos se topaban con estos juegos digitales. Echamos toda la mañana en el Museo y luego buscamos un lugar para comer. Entramos a un restaurante de menú del día que nos sorprendió por la calidad y cantidad de sus platos. Nos fuimos de allí con unos cuantos kilos más. por el camino les presentamos a los chiquillos al Cid Campeador y su majestuosa estatua a caballo. A los dos les impresionó mucho esta figura histórica y nos pidieron que les contáramos más. Brevemente les relaté la leyenda de cómo ganó su última batalla depués de muerto.

 "Ese señor era un guerrero que ganaba todas las batallas... Hasta que una flecha se le clavó en el corazón y prrrtz, se murió. Entonces sus amigos le pusieron palos en la espalda para mantenerlo en pie en la torre del castillo. Cuando los enemigos lo vieron salieron huyendo asustadísimos. Así ganó su última batalla". Me hicieron repetir la historia miles de veces mientras recorríamos las salas del Museo de Burgos (entrabas gratis si presentabas la entrada del Museo de la Evolución Humana y aprovechamos).

En una de las salas encontramos a La Tizona, la espada del Cid, y en otra, una reproducción de la estatua ecuestre de tan ilustre personaje. El mal rato lo pasé con algunas pinturas sobre mártires cristianos que, como no podía ser de otro modo, llamaron poderosamente la atención de mis retoños y mostraban escenas sumamente desagradables. "Mamí, ¿que le pasa a ese señor?" me preguntaba con ojitos inocentes, "Que le están haciendo cosquillitas y masajitos" contestaba yo en un tono mas bien inseguro, mientras los arrastraba a la velocidad de la luz a la sala contigua.

Entre que hacía un frío que pelaba y los niños y yo ya acusábamos un agudo cansancio, el padre de familia decidió dar por terminada la excursión y meter a toda la familia en el coche con la calefacción a tope.

Una vez acomodados y en vista del entusiasmo infantil por el guerrero burgalés, se me ocurrió buscar en el móvil la canción de "Ruy, pequeño Cid", unos dibujos animados que me encantaba de pequeña. ¡Cómo se me ocurrió! Daniel ya no paró de insistir durante el resto del fin de semana para que le pusiéramos los capítulos. Fue lo primero que hice en cuanto volvimos a casa. En dos días se ha visto casi diez. Y el lunes nos sorprendió volviendo del cole con un dibujo sobre el Cid y no de su eterno tema "Plantas contra zombies".

Va a haber que hablarle de más caballeros y reyes a ver si se olvida de monstruos y plantas guerreras.


19 comentarios:

  1. Veo que os encanta ese museo. Está muy chulo.
    Oye comparte el nombre de ese magnífico restaurante, queremos saber de buenos sitios en todos los lugares.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mis hijos les flipa. Seguro que porque permite mucha interactividad con los visitantes , da mucho juego y encima tiene huesos, barcos y trogloditas.. ¡Una apuesta segura! jajaja

      La verdad es que si te digo en nombre del restaurante te miento, porque entre controlar a los peques, el agobio de que se nos hacía tarde para comer y todos los sitios estaban llenos y que tampoco queríamos pagar un pastón no nos fijamos en el nombre. La próxima vez que vayamos lo buscaremos y te lo digo.

      Eliminar
  2. Excelente paseo!! y veo por el dibujito que les han impactado las imágenes, espero que no hayan traído malos sueños. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente no le ha traído pesadillas. Mi hijo es muy dado al color rojo en todos sus dibujos Sight!! Yo creo que es una forma de llamar la atención

      Eliminar
  3. Los museos han hecho muy bien en modernizarse para ser más atractivos a los niños y a todos con todas esa pantallas . Cada vez que visito alguna ciudad lo primero que hago es buscar sus museos más interesantes para los niños. Burgos es una gran ciudad ,no solo por sus morcillas ,tiene una de las catedrales mas hermosas . Hace poco mi hijo mayor fue de excursión allí con su grupo de la universidad los sábados y cuando regresó me dijo: me ha gustado mucho Burgos si me tengo que cambiar a vivir a alguna ciudad podría ser allí, jaja . Aunque Burgos es friísimo ,y conozco a muchos de all que viven aquí.
    La canción de Ruy es archifamosa ,me acuerdo que vicio. Y mira que bien que con la ayuda de Rodrigo Díaz de Vivar han olvidado a los zombis . Ya verás que esa etapa pasa. Yo he pasado por varias. Que si los pokemon ,y cada vez venia unos mas raros ,yo pensaba que ya no se podía inventar mas, y otra cosa venia,jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijos llaman a la catedral de Burgos El castillo y da igual que le digamos cien y mil veces que es una catedral y lo que significa. Ellos siguen erre que erre con que es una enoooooorme castillo jajaja
      La verdad es que es una ciudad preciosa y no me extraña que a tu hijo le gustara tanto. lo del frío no tienes ni que contármelo jajaja Yo siempre me resfrío cuando vamos por esa zona... Hasta en verano!

      Y me temo que Rodrigo Díaz de Vivar no ha conseguido sacar a los zombis y las plantas del corazón de Daniel. Están demasiado asentados, pero por lo menos ya tiene otro tema de conversación más :D

      Eliminar
  4. Nunca he estado. Tiene pinta de molar. A mí de pequeña también me llamaba la atención todo lo truculento. Adoraba ir al Museo de Cera nada más que por ver la cámara de torturas. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes que darte un saltito a BUrgos un puente de estos. Es una ciudad muy chula y rodeada de pueblecitos preciosos. Lo único malo es el frío. Mejor ve en verano ;)

      Yo era como tú de pequeña, a mis hermano y a mí nos iba lo truculento, pero, por lo menos por mi parte, era para llamar la atención. En cuanto me despistada volvía al mundo de los unicornios jajaja

      Eliminar
  5. ¡Que feliz reencuentro! Y que día tan precioso :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estuvo lleno de sonrisas felices :D
      Muchas gracias!!

      Eliminar
  6. q bonito dibujo! y que día más activo.
    Nos agrada q a los peques les guste la historia y vemos que lo pasáis genial en la ciudad de Burgos, a nosotros nos gusta mucho tb!!! y sobre el frío... ya estamos en primavera, así q esperemos nos deje pronto y llegue el sol y calorcito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que el calorcito llegó yujuuuuu
      Hasta nos hemos quemado esta semana santa en Covarrubias. Me lo llegan a decir el año pasado y no me lo creo!!!

      Eliminar
  7. Inculcar a los niños de hoy en día con la historia, a veces tan olvidada es una gran labor que hacéis las madres, hoy en día, los niños si los sacas de las consolas o de los juegos de pc están como si fueran peces fuera del agua. El Cid es alguien al cual no debemos nunca olvidar y yo, como Cidiano devoto que soy, hago un llamamiento a todos los adultos para que inculquen esa historia que a veces olvidamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. El Cid es un personaje perfecto para encender la curiosidad y el interés de los más pequeños hacia la historia. Mis peques juegan mucho a ser El Cid desde ese día y me encanta que aprendan de una manera tan divertida. A veces no les hablamos de temas que nos parecen muy complicados o aburridos para sus edades, pero nos equivocamos. Son esponjas y están deseando escuchar hazañas tan emocionantes como las de El Cid Campeador

      Eliminar
    2. El Cid o Rodrigo Diaz de Vivar ( Biuar ) es para saber diferenciarlo entre el Cid del poema y el Cid histórico, recomendaría a todos los que les gusta el Cid, que se den una vuelta por Vivar del Cid, un lugar para "emborracharse" sobre la vida del que moros y cristianos llamaron Señor Batallador.

      Eliminar
    3. Tenemos muchas ganas de visitarlo!! Gracias por la recomendación :D

      Eliminar
    4. Soy un cidiano devoto, de los maximos, y el año pasado desfile en honor al Cid y acabe llorando, Vivar del Cid es ... podría decir miles de palabras y aún así me quedaría corto, y sus gentes son fantasticas.

      Eliminar
  8. Parece muy divertido no?? a mi también mehubiera dado miedo entrar en un cerebro, aunque seguro que me hubiera picado la curiosidad y al final hubiera ido jajjaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubieras entrado de cabeza jajaja
      Como si no te conociera ;)

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.