miércoles, 29 de abril de 2015

Stonehenge en Móstoles

Un trocito de Reino Unido ha viajado al Parque de El Soto en Móstoles. En una de sus llanuras se alzó una réplica de Stonehenge en su versión castillo hinchable inmenso en el que podíamos botar y rebotar niños, jóvenes y adultos por igual. Esta oportunidad no podía perdérmela.

En realidad, se trata de una obra de arte que Jeremy Deller hizo con motivo de los Juegos Olímpicos Londres 2012 y que, desde entonces viaja por el mundo, para poner al servicio de todos una experiencia emocionante y divertida. ¡Vamos! Que más interactiva no puede ser esta obra de arte.

Decidimos darnos el salto el domingo por la mañana, pero en vista de las previsiones que anunciaban aguaceros, cambiamos los planes y nos presentamos allí el sábado por la tarde. Afortunadamente, llegamos pronto y no tuvimos que esperar más de 20 minutos para dar saltos y volteretas como locos. A los niños les encantó que papá y mamá les acompañaran en la diversión. No habían acabado los cinco minutos que nos daban de plazo para la diversión cuando yo ya estaba para el arrastre. Se ve que necesito hacer más ejercicio. En cambio los niños no parecían acusar el cansancio. Cuando se terminó el tiempo casi lo agradecía. En cambio, mis fieras estaban dispuestos a volver a la cola que había crecido exponencialmente para repetir la experiencia.

Una pena que los padres no estuvieran de acuerdo. Por lo menos tendríamos que esperar dos horas para volver a entrar con toda la gente que se había juntado.

Un poco mohínos aceptaron acercarse al lago para ver los patos y las carpas gigantes que se peleaban por los trozos de pan que les tiraban los niños desde la orilla, para acabar en unos columpios que les dieron mucho juego. Tanto, que luego tampoco se querían ir de allí.

14 comentarios:

  1. Dos horas el lunes, no me siento las piernas de las agujetas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos horas saltando y brincando???!!!! Eres mi heroína

      Eliminar
  2. Nos quedamos con las ganas de ir.
    Íbamos a hacerlo el domingo (el sábado hubo más que suficiente con Peppa) pero con la lluvia al final no fuimos.
    Que rabia, me hubiese encantando verlo y probarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros teníamos exactamente el mismo plan!!! Pero vimos que daban lluvias torrenciales para el domingo y dejamos la decisión en los niños: "Chicos ¿Qué preferís? ¿Quedaros tranquilos en casa descansando o ir a pegar botes en un castillo hinchable gigante?" La respuesta fue que casi se nos salen por la puerta sin esperarnos jajaja

      Fue muy divertido, pero lo de las colas para saltar sólo cinco minutos no sé si valía mucho la pena. Nosotros tuvimos suerte que fuimos a buena hora esperamos poco menos que media hora, pero cuando acabamos el turno y vinos la pedazo de cola que se había montado... Hubo gente que esperó horas!!!

      Eliminar
  3. Qué actividad tan entretenida para todos. Normalmente en estos lugares no dejan subir a los adultos y a mí me encantan :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este castillo era taaaan grande y dejaban pasar a la gente justa, que podías correr y saltar libremente sin molestar a nadie. Me pareció una idea fantástica :D

      Eliminar
  4. ¿Dos horas de cola para saltar cinco minutos? Eso es un abuso. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso calculé yo cuando vi la cola que se había formado. El problema es que había sólo una castillo hinchable y toooodos queríamos probarlo jajaja

      Eliminar
  5. a mí lo de las colas también me echaría para atrás. Si queréis entrar con los niños a las zonas de castillos hinchables o a las bolas, hay algún sitio en Madrid donde dejan que entren. Yo os puedo decir uno que he descubierto recientemente, donde los fines de semana por la mañana sí dejan acceder a los padres, pero me da cosa ir haciendo publicidad gratuita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos echó para atrás cuando vimos la cola que había al llegar, pero los niños ya había visto el castillo y no hubo manera de convencerles de ir a otro lado. Y suerte tuvimos que pillamos la cola pequeña, que cuando salimos aquello era interminable. Preguntaré por mi zona a ve si dejan entrar a padres, aunque lo bueno que tenía este es que era taaan grande que podías dar botes a gusto. Los demás me parecen un pelín agobiantes.

      Eliminar
  6. Uauuuu súper, súper divertido! ¿Cuándo lo traen a mi ciudad?
    En las fiestas de mi pueblo, en verano, traen camas elásticas y a la noche siempre montamos. Una sudada increíble pero te lo pasas genial
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que chulo lo de las camas elásticas. Cuando eran pequeña las ponían en un pueblo en el que veraneaba quince días e íbamos todas las noches a pegar brincos yujuuuuu. Era genial!!

      Eliminar
  7. Me habría encantado ir pero justo nos fuimos ese fin de y nos perdimos un montón de cosas.
    Que chulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ganasteis otro montón de cosas seguro. El castillo estaba muy chulo, pero, por ejemplo, nosotros nos perdimos Malakids, que también tenía una pinta impresionante.

      No se puede estar en todo.

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.