jueves, 16 de junio de 2016

Máscaras en el bosque

Máscaras en el Bosque, de Patio, es un libro de esos que te apetece conservar aunque tus hijos sigan el curso de la vida y dejen de ser niños. Es un álbum ilustrado precioso con una historia tan sencilla como encantadora. Las imágenes coloristas, de tonos planos y líneas marcadas me recuerdan a las ilustraciones de los libros que encontraba en el desván de mi abuela cuando era pequeña y que me tenían fascinada.

A mis hijos también les han llamado al atención, tanto como a mí en esos felices días. En cuanto cayó en sus manos se empeñaron en sacar las máscaras que salpican sus páginas para jugar e inventarse sus propias historias. Confieso que yo me resistí un poco porque, como buena adulta que soy no quería romper la belleza del libro dejando huecos en los troquelados. Pero el entusiasmo infantil pudo conmigo y, finalmente, no quedó una mascara en su sitio y los peques se lo pasaron bomba gruñendo, ululando, saltando y, en definitiva, haciendo el bestia, que es su juego favorito últimamente.

Cuando se cansaron, llegó el momento de leer el cuento. Antes Daniel lo había ojeado y leído algunas de sus frases, pero el juego de roles con las máscaras fue una tentación demasiado fuerte como para terminar la historia, así que, cuando terminaron el juego, la empecé yo desde el principio para enterarnos de qué pasa con el cazador y los animales del bosque. ¡Rápido! Ponte la máscara. Hay que ser más astuto que el cazador.

El que vivió la historia con más intensidad fue el pequeño, que no paraba de interrumpir avisando a los animalitos para que corrieran o quejándose porque no quería que se comiera al conejito peludito o que disparara al buho mono. El mayor ya tenía claro que el final iba a ser feliz. "El final siempre es feliz. No te preocupes Iván", le explicó a su hermano. El día que dé con una historia de final triste le va a sorprender profundamente.

Y el final... el final lo tienes que descubrir tú mismo. No vale que te lo cuente.

8 comentarios:

  1. La verdad es que da penita dejar los agujeros pero, de otra manera, perdería mucho la gracia. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el libro es así, en eso tienes toda la razón :D

      Eliminar
  2. Jejeje es verdad!! Eso del final, no todos son felices! Pero espero que de los tristes lea pocos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo hoy hemos leído uno cuyo final no era feliz y se ha quedado un poco plof jajaja
      Estamos leyendo Leyendas de Cipango de Ruth2m, que son historias del japón medieval y, claro, algunas tienen finales trágicos XD

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Jajajaja tendría que comprar dos libros de cada porque de tanto que los usan están todos damnificados buaaaaaaa

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.