sábado, 25 de mayo de 2013

El primer baño de espuma de Iván

Mi bebé suele ir muy contento al baño, pero hay veces que está demasiado entretenido con lo que tiene entre manos y no le hace gracia que su madre le arranque de dónde esté y lo lleve en volandas a la bañera.

En una de estas ocasiones decidí darle interés al asunto llenando el agua de espuma a ver si así se metía con más gusto. A Daniel le encantaban los baños de espuma a su edad, pero cada chiquillo es distinto y a Iván le horrorizó esa cosa blanca que surgía de repente del agua.

Tanto fue así que tuve que quitar la espuma con una espumadera para que no se encogiera de terror cada vez que lo intentaba meter en la bañera. Fue una misión imposible, pero afortunadamente accedió a bañarse cuando ya sólo quedaba una fina capa blanca. Alzaba su manita espumosa y gritaba "Ayyyyyy" mientras me miraba con cara de asco.

Cuando parecía que no había remedio para su situación le cogió gusto a la espumita y empezó a golpear el agua con los juguetes para que apareciera más. Incluso intentó comérsela ante mis gritos de "¡Ni se te ocurra! Con estos niños nunca se sabe. Ahora quiero, ahora no quiero.

Mientras tanto, Daniel descubrió el filón de espuma que había dejado yo en el bidé y me pidió permiso para jugar. Después de ver la charca en la que me estaba convirtiendo el baño su hermano pequeño ni vi inconveniente. De todas formas iba a tener que pasar el mocho.

12 comentarios:

  1. Bien mirado te habrá quedado el baño relimpio, jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre la ducha que le dieron mis peques y el fregado que le di yo relucía :D

      Eliminar
  2. Qué diver, yo quiero baño de espuma! Bsss

    ResponderEliminar
  3. Ayyy pobre!!! si es q nunca te puedes imaginar por donde van a salir...

    Mis peques en eso del baño han sido igualitos...lloros y más lloros de chiquitinines para meterlos en la bañera... ahora lloros y más lloros para salir.

    A ver en la piscina este verano con la nena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te vaya muy bien en la piscina. Daniel es un enamorado e Iván retrae las piernecitas y me mira con cara de susto jajaja

      Eliminar
  4. A mi pequeñaja le gusta el baño xo odia el momento de lavar la cabeza. Es siempre una mision imposible!
    Muchas veces me baño yo con ella y le encanta. Nos lo pasamos muy bien.
    Con estos niños nnka puedes esperar nada. Jeje. Un besazoo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una sorpresa continua jajaja.

      Lo de la cabeza le pasa a muchos niños. Los míos odian que se las enjabone.

      Eliminar
  5. Yo soy una enamorada de los baños de espuma desde que tengo memoria... Qué placer!!! Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando eres adulta tiene otro significado jajaja

      Eliminar
  6. Aich que estoy viendo que tu Sr. Roca es cuadrado como mi Sta. Bellavista jejejeje. Si algún dia lo cambias mándame la bisagra, que estoy loca y no la encuentro.

    Ahora en serio, los baños de espuma son lo mejor del mundo, con su calorcito,su olorcito... mmmm que ricoooo jejejeje y como se nota que no fue tu caso, sé de muchos niños que les han lavado la boca con jabón, y no se han muerto, así que tranquila jajajaja.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alguna vez los cambio pensaré en ti. Si estas navidades me toca la lotería cuanta con ello. Pondría unos volados de esos que no te dejan huecos incómodos y difíciles de limpiar jejeje

      A mí alguna vez habría que lavármela con lejía. No te creas...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.