domingo, 19 de mayo de 2013

La crisis y el bicho

Daniel se empeñó tanto en hacer una receta de su querido libro (qué pena que lo tengamos que devolver pronto a la biblioteca), que me lo llevé al hipermercado a comprar los ingredientes. Cuando volvíamos de nuestra labor pasamos frente a un stand en el que venden vehículo teledirigidos. Que no le hubiera llamado la atención al peque hubiera sido un milagro, así que hicimos una alto en el camino para admirar coches, helicópteros, robots y demás artilugios. Mirando el expositor me fijé en un muñeco android que iba a cuerda y me encapriché en adquirirlo para Raúl, que le molan mucho estas cosas.

Se lo pedí al dependiente, pero caricontecido me aseguró que no le quedaban. Compungida le pregunté insistente si le vendrían más y me aseguró que no, porque iban a cerrar el stand por falta de ventas. Muy simpático el chico se ofreció a regalarme el del expositor, pero estaba pegado con pegamento de ese imposible de despegar y no puso ser, así que cogió un bicho que estaba al lado y se lo dio a mi hijo sin pensárselo dos veces. El muñeco android costaba tres euros y el bicho ocho. Me quedé atónita y le di las gracias profusamente.

Daniel estaba encantado con su regalo. Paraba a todo el mundo para enseñarselo. "Mira que bicho más feo" soltaba de repente a cualquiera que pasara por su lado, "pero es simpático" agregaba rápidamente. A la gente le hacía mucha gracia.

A Raúl le gustó el bicho casi tanto como si hubiera sido el robot de Android. No tardó mucho en ponerle pilas. El robotito andaba si le tocabas el cable trasero y se paraba si le tocabas las antenas. ¡Que pena que las pilas estuvieran usadas! (Las cogió de una lamparita) y la diversión durara tan poco. Toca comprar más pilas.

6 comentarios:

  1. Jajaja. Qué cosa más rara... (pero simpática). Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo ves correr por el pasillo se te erizarían los pelos de la nuca :S

      Eliminar
  2. Muy amable el chico jejeje y lo bien que se lo pasará Raúl!!a mi me recuerda a una cucaracha jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también se me parece a una cucaracha aaaarg!

      Eliminar
  3. Como odio las cucarachas a mí se me parece a un escorpión... ainsh igual de miedito oye... jejeje aunque menos asqueroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los escorpiones me dan miedooooo!!! las cucarachas asco :S

      Yo hubiera preferido el muñequito Android, tan verdecito y redondito, pero a caballo regalado no le mires el diente jejeje

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.