jueves, 10 de julio de 2014

Lámparas a prueba de juegos infantiles que encienden la imaginación

Ayer estuvimos en un evento de Madresfera que patrocinaba Philips para presentarnos su nueva gama de iluminación infantil en colaboración con Disney. Nada más llegar al lugar de la cita mi hijo me miró muy serio y me preguntó "¿Seguro que es aquí, mami?" Nos hallábamos ante una preciosa tienda de lámparas. Meter a mis chicos allí se me antojaba igual que introducir a un elefante en una cristalería. Pero el evento era allí. No cabía duda. Así que, tras darles una charlita a los peques para que ni se les ocurriera tocar nada rompible, traspasamos la puerta.

Al principio los peques se mostraron un poco desilusionados porque había poco para ellos: figuras para colorear y globos. Pero luego se fueron animando, a medida que se juntaban más chiquillos, y al final montaron una buena. Yo temblaba viendo sus evoluciones, pero el personal al cargo se mostraba muy tranquilo y aseguraba que las lámparas expuestas estaban hechas a prueba de niños. Y doy fe de que rebotaban con estilo y salían indemnes, pero yo me estaba poniendo mala.

La charla prometía ser interesante, pero, por desgracia me perdí la mitad intentando controlar a mis fieras. Mis niños se metían en medio del ponente y el público con una descaro que no podía soportar.


Nos presentaron un estudio que habían realizado en conjunto con Disney, en el que concluían que los niños españoles se pasaban la mayor parte del tiempo que dedican al juego en su habitación. Un lugar que se convierte en su pequeño universo y que debe tener diferentes espacios para las actividades que allí se desarrollan: el juego, el estudio y el descanso. Estos ambientes se logran mejor mediante la iluminación. La gama que nos presentaron estaba orientada a encender la creatividad e imaginación de los pequeños a base de colores. Cada lámpara era una monada que daban ganas de llevarte a casa.

De hecho, mis hijos ya se habían agenciado dos para adoptar que tuvieron que abandonar allí con gran tristeza porque su madre se puso dura: "¡Si la queréis pedidla para vuestro cumple!" sentencié. Aunque he de admitir que casi flaqueo al verlas. Una era de Sully: blandita, abrazable... se le encendía la barriguita al apretarla... ¡quien se resiste! Y la otra un muñequito blanco adorable que se encendía al golpear su gorrito verde con orejitas... Que tentación. Me hizo gracia ver una lámpara que sí compramos en su momento y que nos tiene enamorados en casa desde el mismo momento en que la descubrimos entre la oferta infantil que colgaba en el techo de la tienda. Una lámpara cohete que ilumina la habitación de los juguetes y queda que ni pintada.

Pero volviendo al estudio... En él incidían en que la habitación que más se redecora es el cuarto de los niños. Normal. Además de que hace mucha ilusión, los peques crecen deprisa y sus necesidades cambian vertiginosamente. En un par de años mi hijo mayor me va a decir que Pocoyó sobra en la pared de su cuarto con cara de pocos amigos y me plantara algo parecido a Hora de Aventuras. Lo normal es optar por colores relajantes en general y dar los toques llamativos en los detalles.

La elección de los colores es muy importante porque puede, incluso, influir en los estados de ánimo de los niños. Además contribuye a crear los diversos ambientes y despierta su creatividad.

La nueva gama de lámparas se basa en un diseño que despierta la imaginación de los niños, que les hace sentir seguros y les proporciona diversión a partes iguales. Doy fé de que lo cumple, porque anoche les puse en la mesilla a los chiquillos la lamparita de Mickey que nos regalaron a la salida y fue todo un éxito. Estaban encantados. Tiene detector de movimientos para encenderse cuando se mueven. Os podéis imaginar que tardó bastante en apagarse y se oyeron risitas hasta bien entrada la noche.

Me encantó encontrarme con mamis blogueras conocidas y hubiera disfrutado muchísimo charlando con ellas, pero mis monstruitos particulares me lo pusieron muy difícil. Cómo se llega a Sebastopol, Mimos para mamá, Corriendo sin zapatillas, Gracias por todo papis, La guinda de Limon. la mamá de Bebé friki, Vaninas blog, Mimitos de mamá y todas las mamás con las que coincidí allí... Un placer coincidir con vosotras.


8 comentarios:

  1. Madre mia tú si que tienes vida social y eres una mami importante invitada a tantos eventos. De mayor quiero ser como tú :P
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Nada de eso. Sólo me apunto a los eventos y promociones de Madresfera, una plataforma para blogueras madres y blogueros padres. Está genial porque aprendemos mucho y nos conocemos en persona :D

      Eliminar
  2. No te pierdes un Sarao , ¡Qué bien! Tú aprovecha .
    A nosotros también nos gusta la lámpara cohete o avión .
    Me encanta la iluminación original y diferente.

    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta tener detalles que den vidilla a las habitaciones de los niños :D

      No te imaginas la de saraos que me pierdo en Madrid y que se hacen para madres blogueras. Aunque me invitaran a todos, sería imposible seguir ese ritmo. A mí lo que me gusta es lo que hacen en Madresfera, que lo proponen y si te apetece te apuntas. Si no se ha llenado el aforo te apuntan y asistes con tus nenes y pasas una tarde diferente :D

      Eliminar
  3. Me ha encantado lo de las lámparas a prueba de juegos infantiles, esto me vendría de maravilla, son super chulas originales y diferentes. Besos Juani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que son chulas... ¡Y resistentes! jajaja

      Y si no que te lo digan mis terremotos. Pero aún así se te ponen los pelos de punta cuando la tiraban tan contentos :S

      Eliminar
  4. Muy cuco la lamparita que os regalaron. Mi hijo mayir no puede dormir sin su lamoara enchufe quitamiedos. Que envidia....sana de tanto sarao que participas. La ventaja de vivir en Madrid. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivir en una gran ciudad tiene muchos pros y muchos contras. Pero lo de los eventos es un pro muy divertido. Lo admito. Aunque en el del miércoles casi acabo taquicárdica por lo mal que se portaron mis churumbeles. Si me ves allí lanzándoles miradas asesinas no te hubiera dado nada de envidia ;)

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.