jueves, 22 de enero de 2015

"Patinando" sobre hielo

Al final el domingo no nevó y tuvimos una familia muy desilusionada en casa. Ya nos veíamos tirándonos bolas de nieve en el parque de al lado de casa, pero no encontramos ni escarcha. Tampoco nos animábamos a coger el coche e ir a buscarla en lugares más altos porque los peques salían agotados de la semana su primera semana de cole tras las vacaciones, así que, al final, disfrutamos de un tranquilo día en casa y ellos jugaron con los juguetes nuevos muy a gusto.

El lunes sí que encontramos escarcha sobre los coches. Los niños me pedían que les cogiera y la llevaban en sus manitas hasta que no aguantaban más y la tiraban al suelo riendo. Había muy poca, pero para ellos ya era suficiente para jugar. Cuando fui a buscarles por la tarde se empeñaron en "patinar" sobre una gran plancha de escarcha que encontramos en su patio. Se lo pasaron pipa saltando, corriendo y, sobre todo, cayendo patas para arriba. Menos mal que no parecía que se hicieran daño en ningún momento. Aunque a mí me tenían en vilo con cada trastalazo.

No les quitaba el ojo mientras hablaba con las otras madres. De repente, Daniel se acercó a nuestro grupo cogió a la hermana de uno de sus compañeros de clase, que tiene cuatro años, y anunció a la madre de la niña que se la llevaba para enseñarle a patinar. Con toda la delicadeza del mundo la condujo de la mano por todo el sendero de escarcha.

Nos quedamos todas con la boca abierta y ojipláticas. ¿Ese que trataba con todo el cuidado del mundo a una peque era mi cromagñon? Mas bien me tiene acostumbrada a ser todo un borde desagradable con las otras niñas y apartarlas a empujones cuando se meten en su camino. Yo alucinaba. Todas las madres, con nuestra imaginación forjada en las pelis de princesas Disney, ya veíamos la historia de amor. Pero estos chiquillos van a lo suyo y tras una bonita y tierna clase de "patinaje sobre escarcha" cada uno se fue por su lado tan panchos y sin mirar atrás.

A día de hoy ni se han vuelto a mirar.

12 comentarios:

  1. Digamos que fue un "rollete" entonces. Jajajaja. Si es que estas nuevas generaciones... Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Si fuera así, mi hija tendría un montón de "novios" ja, ja, ja ... ¡si vieras con q cariño la cuidan los amigos de su hermano! ya sea en el parque o cuando vienen a jugar a casa, la admiten en sus juegos, más q su propio hermano, q quiere el protagonismo con su amigo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que ternura!!! Me imagino la lucha del mayor para que le hagan más caso a él jajaja

      Eliminar
  3. Ui ui ui... quizá tengas pronto quien te llame suegra!! jajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonitoooooo! Fue todo un caballero, me encantan estos momentos tiernos-peliculeros entre los peques :) Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que la película estaba sólo en le cerebro de las mamis jajaja

      Pero con los bestiajo que es el chiquillo no nos tiene acostumbradas a esas delicadezas jajaja

      Eliminar
  5. Jajajajaja! Los idilios, si breves, dos veces románticos. XD
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este en cuestión es superromántico jajaja

      Eliminar
  6. Pues pronto empezamos jajajja te veo de suegri dentro de na. Ha sido un gesto precioso por parte de tu peque. Bravo por él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La niña es moníiiisima y muy dulce. Lo malo es que estoy segura de que esta relación no tiene futuro. No se han vuelto a hacer ni caso snif snif

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.