miércoles, 6 de enero de 2016

Jugando a paleontólogos

Papa Noel les ha traído a los chiquillos un set de paleontólogo para cada uno. ¡Como no les gusta ni nada el tema de los dinosaurios! Como les conoce el barbudo de rojo.

Los peques estaban deseando ponerse manos a la obra, así que no nos hicimos de rogar. Cada padre se puso a ayudar a un chiquillo en su labor y pronto convertimos el comedor de mi madre en una excavación arqueológica. La que armamos. Había yeso hasta en nuestros oídos. Tremendo.

La expresión de mi madre decía algo así como que se la habíamos liado una vez, pero que dos ya no. Así que nos pusimos las pilas para sacar al diplodocus y al T-Rex en tiempo record. Raúl y Daniel lo hicieron con calma y paciencia. Iván y yo destrozábamos nuestros bloque a lo bestia entre risas. El benjamín se dedicaba a pulverizar los trozos que sacaba y yo a fusilar el yeso. Así logré una cierta velocidad al principio, pero que fue decreciendo a medida que me iba haciendo pequeñas heriditas en los dedos. ¡Hasta una ampolla me salió! Y el otro equipo tan fresco como una lechuga.

Al final. los niños acabaron cansándose y se fueron a hacer otros menesteres. Quedaba muy poco, así que seguimos los mayores. Cuando ya no podía más con mis heriditas, Raúl se quedó solo.

Los huesos fueron lavados en una palangana y colocados en la mejor postura sobre una servilleta para enseñárselos a unos emocionados niños que se empeñaban en montarlos en ese mismo instante. No lo hicimos porque pensamos que no llegarían enteros a Madrid. Los hemos guardado en bolsas y una de las cajas y ya los montaremos en casita tranquilamente.

La verdad es que fue una experiencia emocionante para todos. Hasta para mi madre que veía horrorizada como se le iba llenando todos los rincones de polvo.

Gracias al trabajo en equipo todo volvió a estar reluciente y ordenado en un tiempo record y los paleontólogos pudimos tomarnos un merecido descanso.

6 comentarios:

  1. Yo estoy oyendo a mis vecinos de arriba que han debido de venir todos sus nietos a por los regalos y no veas que envidia paso. Estoy por subir a ver si cae algo para mí.
    Vuestro regalo mola mucho chicos.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es que lo mejor es la ilusiónd e los chiquillos, aunque por aquí los mayores se han portado como chiquillos jajaja No veas con qué ilusión abrían los regalos ;)

      Eliminar
  2. Cómo mola!! Aunque no me imaginaba yo que hasta heridas pudieses hacerte con eso... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que eso sólo me pasa a mí que soy una brutota. Raúl lo hizo con calma y está en perfecto estado jajjaja

      Eliminar
  3. Hola: ya leo que formais una familia de paleontólogos... un gran equipo ... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de poco te invitamos al museo familiar jajaja

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.