miércoles, 21 de noviembre de 2018

Más proyectos educativos alucinantes en Simo Educación

Además del stand de Flexbot me dio tiempo a visitar unos pocos más en el saltito que me di a la feria SIMO Educación. Me quedé asombrada de la fuerte apuesta que están haciendo las editoriales y empresas de formación por los proyectos educativos basados en la tecnología. Está claro que a día de hoy es algo que motiva muchísimo a los alumnos y hay que darle impulso en los colegios.

Me apena que los colegios públicos estén a años luz de poder implementar este tipo de iniciativas en sus aulas. El gobierno debería ponerse las pilas con este tema y dejarse de recortes en educación que sólo nos lleva al fracaso de la sociedad, pero en fin, no me voy a meter en ese tema que me enervo.

El caso es que hay un millón de posibilidades tecnológicas para potenciar las inteligencias de los niños y explotarlas de una forma más eficiente y divertida. Una pena que casi todos los proyectos estuvieran orientados sólo a centros y no a particulares porque muchas de las actividades presentadas las hubieran hecho mis hijos muy a gusto casi sin darse cuenta de que estaban repasando los contenidos curriculares. Lo cierto es que el coste seguramente no esté al alcance de todos los bolsillos.

Aunque éste no es el caso de literatura SM. En su stand me hablaron de  Apprender.sm, un marketplace que han creado para aunar aplicaciones interesantes para reforzar el estudio de los niños. Las hay muy interesantes y todas testadas por la editorial. Algunas son gratis y otras no, pero por lo que he curioseado todas tienen precios asequibles. La búsqueda es muy fácil porque podemos filtrar por materias, cursos e idiomas. Les he hablado a los niños de este proyecto y están deseando elegir Apps educativas y ponerse manos a la obra. No se puede negar que las nuevas tecnologías les motivan muchísimo.

La editorial también cuentan con sus propias Apps pata estudiar hasta las asignaturas más áridas de una forma muy atractiva. ¡Ah! y me dieron una noticia genial. La app para repasar en verano M.A.R.S. va a salir el próximo verano para todos los cursos de Primaria. Daniel se va a llevar un alegrón porque se hizo la de quinto de primaria con mi ayuda muy emocionado. No podía hacerlo sólo porque estaba en tercero y claro... Pero él quería las estrellas a toda costa.

También me pasé por Edelvives, dónde descubrí un proyecto alucinante que integraba construcciones de Lego con robótica y los contenidos del curso. ¡Una pasada! Se llama NEXT y abarca desde Infantil a la ESO. Para los cursos de Infantil tienen un robot muy simpático y para el resto construcciones de Lego a las que hay que programar para que hagan acciones cada vez más complicadas según el curso. Me encantó y pregunté cuando me costaría para que los peques repasaran en casa, pero no lo venden a particulares. Una pena.

En Vicens Vives me enseñaron dos juegos muy interesantes basados en aprender a programar. Uno de ellos, Cubetto, un juguete basado en la filosofía Montessori y en los principios de la programación orientado a infantil, que consta de un robot, una consola en la que introducir los comandos u órdenes con unas piezas de diferentes formas según su significado y un tapiz por el que el robot se irá moviendo y realizando los retos. Existen muchos tapices diferentes, e incluso el usuarios se puede hacer uno personalizado teniendo en cuenta la medida de la cuadrícula por dónde el robot se va a tener que desplazar. Está disponible para coles y particulares.

Igual que Scotti Go!, que está orientado a Primaria y también podemos adquirirlo los padres. Éste tiene piezas con la forma de los comandos de Scratch en plan puzle para que los peques formen las órdenes que tendrá que seguir el robot que aparece en el interfaz de la tablet. El programa incluye multitud de retos a los que se puede acceder sin tener que desbloquearlos, según el nivel de los jugadores. Para coles tienen la opción de piezas mucho más grandes inmantadas que se pueden poner en la pizarra para que el profe explique las soluciones a todos los alumnos o haga trabajos para resolver entre toda la clase. Apuntando la cámara de la tablet a la superficie en la que se ha formado el puzle de comandos el dispositivo lo detecta y el robot de la pantalla obedece las órdenes. Al no tener un robot físico es mucho más barato que otras opciones basadas en la programación.

Al fondo de dónde me encontraba un cartel llamó poderosamente mi atención. ¿Minecraft? ¡Ahí tenía que ir! A mis hijos les vuelve locos ese juego. Cuando llegué al stand de Juegos Escolares Minecraft Education me explicaron que era un proyecto en el que los niños encontraban dentro de un mundo de Minecrat retos y juegos para aprender una forma muy divertida todas las asignaturas del cole. ¡Una pasada! Están llevando a cabo la fase piloto en Canarias y muy pronto van a organizar un campeonato de juegos escolares entre varios colegios. Mis hijos se matarían por ir al cole cada día si implantaran un proyecto así.

También hubo un proyecto que me emocionó a mí porque alimenta el amor por la lectura. Yo Leo Club es una app que hace posible el seguimiento de familia y profesores del nivel de comprensión lectora de los niños con la lectura libre. Es decir, no hace falta obligar a todos los niños a leer el mismo libro para evaluar lo que entienden de un mismo texto. Cada peque es libre de elegir lo que va a leer y responder las preguntas sobre cada capítulo. A más respuestas correctas más puntos y más premios en forma de ropa, disfraces, items... para el avatar de cada uno, o acceso a libros gratuitos de una extensa biblioteca. En su biblioteca virtual tiene desde clásicos a las últimas novedades y está recomendado de 8 a 16 años. El precio no me parece nada caro para lo que gastamos en libros en esta casa. Lo mejor de todo es que pueden acceder las familias y no sólo los centros escolares.

Otro proyecto que me llamó mucho la atención fue Innovamat, que integra lo digital y los materiales manipulativos para hacer de las clases de mates toda una experiencia. Para ellos cuentan con un esquema recurrente a seguir en las clases y que hacen que los alumnos aprendan las mates encantados. Primero se aprenden los contenidos con el laboratorio delos números y las aventuras, luego se ponen en práctica esos conocimientos con al plataforma y actividades manipulativas. Todo muy atractivo para peques.

Y eso fue lo que me dio tiempo a ver en la hora que estuve en la feria. No quiero ni pensar en todo lo que me perdí. Espero volver el próximo año con mucho más tiempo para enterarme de más proyectos educativos alucinantes.


4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A Daniel le flipó este verano y eso que era de dos cursos más altos al suyo. Se picó mucho para conseguir las tres estrellas en todas las pruebas. Recuerdo que hubo una en la que tuvimos que recurrir al padre porque yo soy de letras y no me enteraba jajaja

      Eliminar
  2. Muy interesante el artículo sobre esta feria. Espero poder ir otro año

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si vas no te va a decepcionar porque te presentan unos proyectos muy muy interesantes :D

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.