viernes, 29 de marzo de 2013

Pintando huevos de Pascua

A Daniel le hizo mucha ilusión mi plan de pintar huevos duros, esconderlos, buscarlos y luego regalárselos a alguien que él quisiera, aunque casi no lo hacemos porque esa tarde el comportamiento de mi primogénito dejó mucho que desear y estuve a punto de abandonar la actividad.

Los ruegos y lagrimones del pequeñajo me conmovieron (y mis ganas de pintar huevos) y nos pusimos manos a la obra. Cocí la materia prima, que previamente había introducido Daniel en el cazo, preparé el colorante alimentario en tres vasitos de plástico (Rojo, azul y amarillo), le puse el Baby al niño, le di pinceles de cocina y ¡a pintar!.

Hay que ver cómo disfrutó. Al principio, los huevos eran muy coloridos, pero acabaron siendo todos entre rojo y negro de tanto pintar y repintar y mezclar y remezclar.

Mi idea era que Iván también participara en la manualidad dirigiéndole yo y en la medida de las posibilidades de su corta edad, pero se nos hizo muy tarde y su padre se encargó de bañarlo mientras nosotros nos dedicábamos al arte de los huevos de Pascua.

Los dejamos secar un ratito (unos minutos porque mi chico no aguantó más). La idea era que cada uno (mami, papi e hijo mayor) escondiéramos uno, luego buscáramos el de los demás y luego se lo regaláramos a quien quisiéramos, pero Daniel me suplicó que le dejara zamparse los tres huevos de una sentada. Ni que decir tiene que me negué. Le di uno de tentempie a la cena y luego le partí medio en la sopa.

El colorante se había colado por las grietas de la cáscara y había teñido el huevo con formas curiosas que nos hicieron mucha gracia. Menos mal que no se me ocurrió pintar con témpera o acuarela porque is no tendría que haberlos tirado y me hubiera dado mucha rabia (lo de tirar la comida no lo llevo nada bien).

10 comentarios:

  1. Qué gracioso cómo quedaron por dentro... Una actividad muy divertida, por lo que veo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta como quedaron por dentro. Aunque se me hizo un poso raro comerme un huevo con dibujitos jeje

      Eliminar
  2. Seguro que se lo paso genial!! Es una buena idea. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que sea pintar con pincel le encanta!!!

      Eliminar
  3. Tus nenes no se aburrirán nunca contigo, qué imaginación! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tengo mal acostumbrado y enseguida me demandan algo nuevo que hacer. Sight!

      Eliminar
  4. QUE COMICO PORQUE PARA MI HABER PINTADO HUEVITOS CON MI BEBÉ TAMBIÉN FUE TODO UN ESPECTACULO DE MUCHA DIVERSIÓN. TU DANIELITO SE VE REALMENTE ENTUSIASMADO PINTANDO SUS HUEVITOS. MUY BELLO TU BLOG besos y abrazos de esta mamá que recien empieza en esto de los blog http://flashlovee.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me encanta tu blog!! Ya te sigo y copio tu idea de los huevos de pascua para el próximo año. Te quedaron preciosos.

      Eliminar
  5. Ainssss madre de poca fé, los huevos de pascua se pintan en mi familia con rotuladores... no traspasa la tinta y puedes hacer muchas formas jejeje.

    Pero eso es nuevo, cuando yo era pequeña mi madre los pintaba con mercromina y salían todos rosa, así que no te preocupes, que todos mis primos y yo estamos bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tu eres una cocinera excelente. Yo los pongo a hervir y cuando me acuerdo ya tiene grietas por todos los lados ;)

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.