jueves, 15 de mayo de 2014

Los más chulos de tó Madrí

Los peques llevan desde el lunes deseando que llegue la fiesta de lo chulapos y las chulapas para ponerse guapos. Y ya llegó. Ayer se levantaron emocionados y se dejaron vestir sin protestar. ¡Chocolate! ¡Bizcochos! leía en sus mentes infantiles.

Los trajes les quedaban bastante cortos, porque soy tan previsora que no se los había probado: pero a ellos les dio igual. Iban tan felices con sus gorras y chalecos blanquinegros.

Cuando llegamos a nuestra primera parada, el cole de Daniel, se desencadenó mi pequeño drama personal. Mi gran problema es que soy exagerada al máximo y demasiado emotiva (siempre lloro con el anuncio de vuelve a casa por Navidad). Así que, cuando me encontré a un compañerito del mayor en chandal y mirando con una mezcla de tristeza y envidia los trajes de mis peques se me cayó el alma a los pies. Se acercó a mí y me preguntó "¿Te acuerdas que cuando tenía tres años me dejaste un traje?" En sus ojillos brillaba una pequeña esperanza que se apagó poco a poco cuando vio la expresión de mi cara.

El año pasado, le presté el traje de Iván porque justo le había tocado revisión del cardiólogo y se iba a perder la fiesta del cole, pero este año, el enano estaba demasiado emocionado con la fiesta y su gorra como para soltarla. Daniel tampoco estaba demasiado predispuesto a compartir su disfraz. Así que, sólo me quedó una opción.

No estoy muy segura de por qué, pero, el caso, es que tengo tres gorras de chulapo en casa. Le prometí al niño que se la traería muy pronto y volé a dejar al pequeño en la guardería.

A la vuelta recogí de casa la gorra y una camisa blanca, por si hacía mejor apaño, y se la di al bedel para que se la entregara al chiquillo.

Más tarde, en una foto de grupo, vi que otros dos niños habían acudido en ropa de calle a clase, pero a ellos los vi sonrientes y felices. ¡Menos mal! Por que si no, ya me veía corriendo a la tienda de todo a cien a por dos gorras más.

Cuando recogí a los peques me los encontré muy alegres. El pequeño había tenido una comida "campestre" con bocata de tortilla y barquillos incluidos, y el mayor salía con la cara llena de chorretones de chocolate.

Me temo que la golosina lo reactivó demasiado porque estaba en un plan que no había quien le aguantara: saltaba, se tiraba encima de la gente, me pegaba de una manera compulsiva, decía cosas desagradables sin parar... Me puso de los nervios.

Les llevé al parque un rato para que quemaran energías, pero enseguida nos retiramos porque hacía un calor sofocante.

En casa les enchufé a la tele sin contemplaciones a ver si les adormecía un poco la mente y me dejaban respirar. Pero con estos peques este sistema no da resultado. Se dedicaron a pegar botes con el ruido de la pantalla a sus espaldas.

Ni que decir tiene que cayeron rendidos en sus camitas... ¡Y la mami también!

24 comentarios:

  1. por favoooooooooooooooooooor pero que guapoooooooooooooos que estaaaaaan!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaaaas!!! Babas babas...

      Aunque están muy desastre porque no había manera de meterles als camisas dentro del pantalón jajaja

      Eliminar
  2. Qué guapos están, los más chulos seguro! y qué penita me ha dado ese niño, hasta se me ha escapado una lagrimita y todo, pensando en su tristeza. Qué buen corazón tienes! ojalá hubiera mucha gente así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, sí que da penita. Pero sus padres no son malas personas. Supongo que cómo no suelen pisar el cole porque están trabajando ni se enteraron de lo de San Isidro...

      Eliminar
  3. ole mis chulapos guapos!!!! están para comérselos!!!
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! No veas lo que es ver la calle llena de chulapitos y chulapitas. Se te cae la baba jajaja

      Eliminar
  4. Jajajaja. Si es que el azúcar les activa cosa mala... Qué suerte que el niño pudo tener al menos su gorrita y su camisa. Esas cosas a mí también me encogen el corazón. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Seguramente lo padres ni se enteraron que era la fiesta de San Isidro :(

      Es que, hoy en día, es muy difícil seguir el ritmo a las actividades escolares.

      Eliminar
  5. Pero que requeteguapos tienes a tus nenes. Me encantan los trajes típicos, todos! y este no es la excepción. Aun así, si ese niño viene por segundo año consecutivo sin disfrazar, será porque sus padres no lo quieren y es una pena porque se ve que al chaval le gusta.
    Beoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Es que el traje ese les favorece a todos los peques jajaja

      El años pasado la mami del niño me contó que el peque le había dicho que no quería disfrazarse y por eso no compró el traje, que no está la cosa como para derrochar. Al final, cambió de idea a última hora. Y este año, supongo que ni se acordaron que era Sa Isidro. A saber las circunstancias de cada uno. Peor me temo que el próximo año iré con la tercera gorra en una bolsa por si acaso.

      Eliminar
  6. Que cara de pillín tiene Iván en la primera foto!!! que guapos están por favorrr.
    Me recuerdas a mi madre. Ella también habría ido a por lo que fuera para que el nene no llorara..
    Mis cumples estaban llenos de no-invitados porque estaban jugando en la calle y a mi madre le dolía en el alma no darles de merendar ainsss....
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡que linda tu mami! Seguro que tus cumples eran famosos.

      Eliminar
  7. Pero Qué guapos y rechulos que están! . ¡Qué bonitos verlos vestidos de trajes regionales ! Y qué conozcan las fiestas .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta que conozcan las costumbres de donde viven, pero cuando me preguntó Daniel cómo había muerto San Isidro me eché las manos a la cabeza ¡Este peque tiene un obseisón...!

      Eliminar
  8. Que preciosos niños!! realmente se veian hermosiiiiitoooos con sus trajes! y que pena lo del niño sin su disfraz, estas cosas a mi la verdad es que me dan una pena y rabia a la vez, porque pienso y los padres! si uno haria lo que fuera por tenerle su disfraz y que sean feleices, pero bueno me alegro que tu te preocuparas y lo ayudaras. muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!

      Yo creo que los padres no cayeron que era San Isidro. Como al cole le lleva y le trae la abuela, a lo mejor no les llegó la información.

      Muchos besos!!

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias!!! Ahora soy una mamá gallina hinchada jajaja

      Eliminar
  10. q guapos!!! y contestos.
    Soy Animal, el año q viene me apunto !!! jejeje ;) Saludos chulapos guapos!

    ResponderEliminar
  11. Aquí te esperamos con las rosquillas, el chocolate y la verbena en la pradera!!

    No te olvides la gorra de chulapo ;)

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la primera foto en la que salen con un gato detrás y todo. Jjaja geniales y muy guapos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de gatos que tengo en mi casa!! Jajaja

      Y yo que soy una canariona. ¡Algún día me comen! ;)

      Eliminar
  13. Pero que guapos, seguro que son los más guapos de todo Madrid!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Babas, babas , babas ;)

      Besos guapa!!

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.