sábado, 14 de enero de 2017

Fantasmas. Manual de instrucciones

¿Estás pensando adoptar un fantasma y no sabes ni por dónde empezar? Pues "Fantasmas. Manual de instrucciones" es el libro perfecto para guiarte en esta aventura. Lo gané en el sorteo de Refugio de Crianza y no podemos estar más contentos con él. Hasta estamos buscando castillo fantasmagórico cercano para ir a por el nuestro.

Me pregunto de qué tipo lo elegirán. Marino no porque en Madrid se iba a deprimir con tan poca agua a su alrededor; histórico es posible, si se encuentra a el mismísimo Cid van a llorar de la emoción, pero espero que no le dé por ser sincero porque ellos los tienen idealizados por las leyendas que protagoniza y una dosis de realidad puede estropear esa admiración. Casi mejor uno de sábana blanca como el que elige la protagonista de la historia. Es una monada. Aunque conociéndolos cogerán al más estropeado de todos. No pasa nada. Ya cogeré la aguja y haré todo lo posible por arreglarlo para que no vaya asustando a nuestros invitados.

Y luego habrá que seguir las instrucciones del manual en cuanto a su cuidado, alimentación, higiene... Necesitan mucha atención y mimo. Menos mal que tenemos el libro. Sin él no sabríamos ni por dónde empezar.

Lo cierto es que es muy divertido y los dibujos son una monada. Los peques se podrían pasar un buen rato sólo mirándolos y riéndose de las situaciones. Parece que el proceso de adoptar un fantasma se parece mucho al de una mascota. Ir a la perrera a por él, alimentarlo de la forma más correcta, asearlo y, sobre todo, quererlo mucho muchísimo y nunca, jamás, hacerle daño o abandonarlo. Son mensajes que van calando en la conciencia de los niños.

Muchas gracias Refugio de Crianza por este precioso libro. Si queréis leer la reseña que hicieron ellas del libro la tenéis aquí.


2 comentarios:

  1. ¡Qué libro tan bonito! Es muy bueno darles de pequeños ese mensaje de responsabilidad para con los animales y que sepan que siempre es mejor adoptar que comprar. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii. Tienen que entender que no son peluches ainss

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.