martes, 12 de abril de 2016

El Bosque encantado: un lugar mágico

El sábado fuimos muy ilusionados a visitar El Bosque Encantado. Habíamos ganado cuatro entradas en un sorteo de Contras y Pros y teníamos muchas ganas de ver con nuestros propios ojos las maravillas de las que nos había hablado Arusca en su post.

En realidad, Daniel ya había estado en una excursión con el campamento de verano cuando tenía tres años. Pensamos que no se acordaría, pero vaya si se acordaba. Desde que traspasó el dintel de la entrada se ofreció a hacernos de guía.

El único problema es que corría demasiado y no nos daba tiempo a mirar nada, así que le tuvimos que llamar al orden. Afortunadamente, nos topamos pronto con el magnífico laberinto mágico y allí los más pequeños pudieron quemar energías alegremente.

Fue muy divertido recorrer los caminos rodeados de setos y jugar al escondite. Los niños hacían trampas y se metían por los huecos de las paredes muertos de la risa. Fue divertidísimo. A partir de ahí pudimos seguir la visita un poco más tranquilos, aunque tuvimos muchos problemas para que Daniel no cayera en la tentación de tocar lo que no debía ni se subiera a sitios prohibidos. Se llevó unas buenas broncas y aún así le veíamos pecar cada dos por tres.

La verdad es que el recinto está lleno de maravillas y sorpresas organizados por temáticas. A mí me encantó la zona de los cuentos, llena de escenas muy conocidas. A los peques les fascinó la parte de los seres mitológicos, sobre todo su adorada Nessi, que es realmente impresionante.

Los dinosaurios también les llamaron la atención. Los personajes históricos nos encantaron y los animales eran una maravilla. ¡Vamos! Que nos gustó todo, todo, todo.

Hasta la preciosa montaña repleta de coloridos bonsais. Y es que, además de los setos de mil formas, estábamos en un jardín botánico con muchas de sus plantas en flor. ¡Una maravilla!

Los papis nos queríamos detener en cada nuevo descubrimiento y los peques no podían evitar echar a correr para ver que nueva maravilla les esperaba. En la fuente de los peces, pudimos hacer un alto y descansar porque a Daniel se le ocurrió ponerse a pescar con una hoja pinchada en un palo a modo de cebo.

Muy ufana le comenté que así no creía que pescara nada, pero me tuve que tragar mis palabras porque los peces acudían a curiosear que era eso que asomaba desde la superficie. Los chiquillos estaban encantados y pronto se unieron a la pesca del primogénito su hermano y una niña, que añadió pan al invento y ya fue la repanocha. Nos costó la vida sacarlos de allí.

También estuvieron mucho tiempo tirando hojitas por un lado del canal de agua para verlas aparecer por el otro lado de un tunelcito. Fascinados los tenía a los dos esta actividad. Anda que no dio juego la visita a estas dos fierecillas. Estaban encantados.

Al laberinto tuvimos que volver dos veces más para seguir con los juegos del escondite - pilla pilla que tanto les divertía. Estuvimos en el recinto desde las once y media hasta las seis y los chiquillos aún se resistían a irse.

Daniel clamaba por volver a verlo todo desde el principio e Iván se nos escapaba para volver a introducirse en el laberinto, pero papá y mamá estaban agotados y no veían la hora de llegar a casa y descansar un poco de tanta caminata.

El bosque encantado nos ha parecido realmente mágico. Repetiremos.







17 comentarios:

  1. Es genial, además parece que no había mucha gente, ¿no? Nosotros tenemos que volver porque seguro que el mayor no se acuerda (creo que tb fuimos cuando él tenía 3 añitos) y el peque nada, no lo recuerda ni de broma. Por cierto, las fotos ¡preciosas! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvimos suerte y no había mucha gente, así que lo vimos con mucha tranquilidad :D
      Tienes que volver porque ahora lo vana disfrutar a tope. ya verás. Las fotos las hizo casi todas Raúl, que le mola mucho el tema de la fotografía. Por eso quedaron tan bien jejejeje

      Eliminar
  2. Nunca he ido y tiene una pinta fantástica. Me alegro de que os hayáis divertido. Por cierto, veo que ya has estrenado las playeras. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii jajaja
      Que observadora!! Son comodísimas :D

      Eliminar
  3. Hola. me encantó ver a través de tus fotos este Bosque encantado. Una excursión muy original. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensamos que sería cuestión de dar un paseo por un jardín bonito y resultó ser mucho más. Nos encantó. Muchas gracias

      Eliminar
  4. La capi estará llena de estrés o contaminación pero también está llena de ocio para todos los gustos. Que maravilla tener tantos sitios chulos que visitar.
    Disfrutarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que nos pareció una pasada. Y encima no está cerca de la polución de Madrid. Está en San Martín de Valdeiglesias, a una hora de Madrid :D

      Eliminar
  5. Jo que sitio más chulo.
    A ver si nos dejamos de tantas lluvias y aires y podemos escaparnos un día a verlo.
    Genial el post y las fotos.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá cambie pronto el tiempo para disfrutar del ocio al aire libre. Tuvimos suerte el sábado que hizo un día impresionante :D
      Muchas gracias!!

      Eliminar
  6. Nunca he estado pero por lo que veo es un sitio mágico ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Extremadamente mágico. Ideal para jugar con la imaginación :D

      Eliminar
  7. ¡Qué lugar más chulo! Mi primo que vivía cerca y lo conoce también opina que es un lugar maravilloso. Me lo apunto por si alguna vez hacemos ruta! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá te acerques por aquí pronto!!! Besos guapa :D

      Eliminar
  8. ¡Me encanta! lo tengo anotado pero no encuentro tiempo para poder ir y claro... me queda lejos a ver.... a ver... algún día fijo voy, segurante cuando pase por Madrid, pq creo q es el lugar más cercano (ciudad) ¡muy chulas las fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás como yo, que no se puede ir a todos los lados por falta de tiempo, pero yo quiero, quieroooo jajaja

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.