viernes, 25 de noviembre de 2016

La hora del código

Microsoft nos invitó a la presentación de una iniciativa educativa increíble, y muy necesaria, que se basa en acercar la computación a los niños para mejorar su presente y su futuro. A través de la organización Code.org y con el apoyo de la Comunidad de Madrid van a lanzar La hora del código durante la Semana Educativa de las Ciencias de la Computación, que se celebra del 5 al 11 de diciembre, y que consistirá en organizar una serie de talleres en los que los niños manipulen un programa muy parecido a Scratch pero con los personajes del famosísimo Minecraft como protagonistas para hacerlo más atractivo, si cabe, a los ojos de los peques.

Una de las razones por las que se han decantado por esta marca de juegos ha sido porque el 30 por ciento de los jugadores son niñas con lo que rompe con la idea preestablecida de que las ciencias y tecnologías son campos que atraen sobre todo al sector masculino. Esto está cambiando con gran rapidez.

La idea es que los chiquillos comprendan mejor el mundo que les rodea, porque miren donde miren encuentran robótica, programación, nuevas tecnologías... No quieren que se queden sólo en la punta del iceberg como usuarios sino que echen un vistazo a todo lo que hay detrás y sepan el por qué y el cómo de la computación.

Por eso, desde la Comunidad de Madrid se apoya todo proyecto novedoso que acerque a las aulas este tipo de conocimientos de forma efectiva. De hecho, en Secundaria, los alumnos cuentan con una asignatura obligatoria a la que han denominado Tecnología, Programación y Robótica que está dando un resultado sorprendente. Los alumnos se encuentran interesados y motivados para seguir de forma activa este tipo de asignaturas. Por ahora, no se puede decir lo mismo de Primaria, aunque mi experiencia con mis peques me dice que es un error que no comiencen en primero a sumergirse en este campo. Con siete años, Daniel ya llevaba dos usando Scratch para divertirse y crear animaciones sencillas, incluso con sonido. Y no creo que su interés desmedido sea algo aislado. Algo que a mí, tecnolerda de nacimiento, se me escapa totalmente. Desde Code.org aseguraron que incluso se puede comenzar antes y que existen tutoriales sobre programación para prelectores.

Con respecto a esta última afirmación sobre mi tecnolerdismo, desde la citada organización apoyan una difusión de la computación a todos los niveles, no sólo infantil. Hay que llegar a padres, profesores, abuelos... Y a todo aquel que sienta inquietudes sobre la realidad actual. Aunque no esperemos asumir esta nueva información con la facilidad de nuestros churumbeles.

La computación es un área de conocimiento que les sirve de ayuda para desarrollar habilidades que les hace mejorar en otras muchas asignaturas. Introducir la tecnología en la educación del niño es importantísimo si queremos prepararles para el futuro. Cuando los niños se conviertan en adultos gran parte de los puestos laborales que ahora conocemos habrán desaparecido para dar paso a otros muy relacionados con la informática.

Hasta la Fundación Real Madrid se ha querido mojar en este proyecto asegurando que es muy beneficioso para el desarrollo de la sociedad y que de eso saben mucho porque los deportes en equipo funcionan como pequeñas sociedades (con sus leyes, penalizaciones, comunidades, jerarquías...) y son el contexto ideal para transmitir valores.

Tras la presentación pudimos ver con nuestros propios ojos como se desarrollaba uno de los millares de talleres gratuitos que piensa organizar Microsoft en sus tiendas, centros de investigación, oficinas y ong's con las que tiene acuerdos repartidos por más de 60 países para acercar la programación a los niños. Los peques se lo estaban pasando bomba colocando líneas y líneas de código para que los protagonistas del famoso juego de estética cubista hicieran lo que ellos querían. La sorpresa se la dieron tres jugadores del Madrid que aparecieron de repente (aunque nosotros sí que sabíamos que iban a llegar) para darles una alegría mayúscula. Fliparon.

Esa misma tarde, hablé a mi marido del tutorial y enseguida mostró gran interés, como es informático no me extrañó nada. Al poco se había sentado con el mayor para programar escenas de Minecraft muy emocionados. Asegura que mañana se sentará con el pequeño para ayudarle con el tutorial, aunque Daniel se lo va a poner difícil porque está deseando empezar con el segundo. Por lo pronto ya nos ha dicho dónde quiere colgar su diploma de La Hora del Código.

Por cierto, si estáis interesados, en la web de Code.org encontramos estos tutoriales y mucho más gratis. Son ideales para niños.


4 comentarios:

  1. Qué chulada!! La verdad es que hoy en día aprenden a usar las tecnologías antes que a hablar. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves. Yo flipo en coloers cuando veo estas cosas :O

      Eliminar
  2. ¡Qué descubrimiento, Dácil!¿Dónde puedo encontrar la info sobre los talleres?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.yopuedoprogramar.com/
      Aquí la tienes guapísima.
      Perdona por lo ponerla. ya he actualizado :D

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.