jueves, 10 de noviembre de 2016

Princesas Dragón. El pantano de las sirenas

"¡Princesas Dragón! ¡Molan mogollón!", eso piensa Bamba, una de las protagonistas, y eso pensamos también en casa. Mi primogénito sigue emocionado con esta serie.

En su segunda entrega, El Pantano de las Sirenas, continúan las alocadas aventuras de estas tres atípicas princesas y su dragoncito Gumi, se plantean nuevos misterios, se conocen nuevos personajes y nos reencontramos con antiguos, como el valiente príncipe Rosko y su extraña tendencia a quedarse en calzoncillos ante los peligros.

Daniel se parte con esta ocurrencia del autor. Le sorprendió muchísimo que, en esta ocasión, la historia sea narrada por Nuna, la princesa verde. "¡Que buena idea!", exclamó, "Estoy deseando leer el libro de Koko", me aseguró encantado. Está enganchadísimo a un argumento que no da tregua. Monstruos, trampas, traiciones, celos... todos los capítulos están llenos de emoción.  En esta ocasión, las princesas tienen que ir en busca de unas sirenas... ejem... peculiares, para que les traduzcan un texto que aparece en un grimorio y que habla de ellas y de su terrible futuro.

Daniel aún va por la mitad del libro, pero teniendo en cuenta su edad y que le cuesta bastante leer me parece algo increíble. Yo me lo leí de una sentada.

En este tomo se sigue la misma dinámica de mezclar capítulos con textos cortos, dibujos muy dinámicos y algunas páginas de cómic. Me parece muy curioso que sea la insegura princesa verde la que cuente la historia, pero que ésta se centre en los orígenes de la brusca princesa negra. Una vez conoces dónde se crió comprendes mejor su carácter.

Ahora que el primogénito ya va por el segundo libro puedo leer a Iván el primero con tranquilidad, El misterio del huevo dorado. Por las noches, leemos unos seis o siete capítulos seguidos hasta que veo que se nos hace muy tarde y corto la hora del cuento con grandes protestas de mis churumbeles, porque el mayor también se suma aunque ya se lo haya leído. A esta velocidad lo vamos a terminar muy pronto. Nadie se resiste a las aventuras de las princesas Dragón.

8 comentarios:

  1. Bueno, es que el primero les tuvo tb súper enganchados a los míos. A ver si me hago con el segundo y animo a Gololo a que lo lea porque últimamente le cuesta muchísimo... Pffff, qué pelea! Gracias x el resumen guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel está igual que Gololo Buuuf
      Le encantan los libros, pero odia leer. ¿No es algo extrañísimo? También le cuesta mucho estudiar de memoria. Todo tiene que ser a través de juegos y eso me cuesta a mí jajaja En fin. Sobreviviremos a primaria ;)

      Eliminar
  2. Me encantan los libros que enganchan a los peques, espero que la mía cuando crezca también desee devorar los libros como Daniel. La silustrqciones me encantan!! Y lo de que se mezclen tramas me parece genial. Me lo apunto a mi lista para cuando la mía empiece a leer sola.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaay Daniel odia leer, pero le encanta que le lean. Que bandido. Éste se lo está leyendo porque le he dicho que no cuente conmigo jajaja Y como está intrigado... ;)
      A mí también me encantan las ilustraciones. Es un libro muy completo :D

      Eliminar
  3. Qué bonito!!! Yo quiero volver a ser niña... Besotes!!!

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas.