viernes, 11 de mayo de 2018

La niña invisible

Los límites sólo nos los ponemos nosotros mismos... Y la sociedad en la que vivimos. Hay que ser muy valiente y tener recursos para intentar romper las reglas como lo hace la protagonista de La niña Invisible.

Trog pertenece a la tribu de los invisibles, es lista, hábil, fuerte y de los pocos que se sabe a la perfección las difíciles canciones que alertan de los peligros que se esconden y tras el viaje iniciático que lleva a los niños de la tribu a su edad adulta.

Ella está sobradamente preparada para superar su prueba. Sólo hay un pequeño problema: nació niña. Y en la tribu de los Invisibles los hombres cazan para mantener viva a la comunidad y las mujeres paren más hombres. Así es y así ha sido siempre. Así lo piensan todos los hombres del consejo. Pero... ¿Y las mujeres? ¿Qué piensan las mujeres? ¿Van a dejar un asunto tan importante en manos del consejo? ¿Acaso hay representación femenina en dicha agrupación? ¡No!

Nuestra protagonista no dudará en hacer lo que haga falta para conseguir su sueño. Desde luego, es una niña muy lista porque sabe perfectamente lo importante que es el apoyo de la familia y de todas las mujeres de la tribu. Sin ellos no habría oportunidad.

En este libro se refleja una sociedad en la que una mujer debe hacer el doble de esfuerzo que los hombres para que se la reconozca como igual, se habla de la importancia de los amigos, la confianza en uno mismo, los maestros que creen en ti y el inestimable apoyo de una familia con mente abierta.

La niña aprenderá todo esto y más en su arduo viaje, que la llevará a un camino lleno de aprendizajes y experiencias nuevas que la ayudan a crecer como adulta. Este relato es un ejemplo maravilloso de cómo saliendo de tu zona de confort te pueden esperar muchos fracasos, muchos aprendizajes y muchas sorpresas maravillosas. De los errores también se aprende y si no los cometemos no aprenderemos nada. Vemos como salirse del camino establecido puede ser bueno y que nadie lo puede marcar por nosotros porque cada uno tenemos que buscar su lugar y función por si mismo.

Evidentemente, mis hijos no entendieron todas estas reflexiones y metáforas que vinieron a mi mente con cada párrafo. Ellos disfrutaron de las aventuras y desventuras de la valiente Trog, la primera niña invisible. Y les encantó el ritmo de la historia, los momentos de tensión y peligro, los misterios y las maravillosas ilustraciones que acompañan al texto. Como ya me esperaba, su personaje favorito ha sido Gris. Ellos siempre se enamoran de los amigos peluditos.

En mi opinión, este libro se ha merecido de sobra el Premio El Barco de Vapor. Es ideal para descubrir que "...la mayor aventura es decidir cuál quieres que sea tu aventura".

2 comentarios:

  1. Esa colección está super bien. MI hija esta liada con la colección de Nikki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esa que dices también tiene buena pinta :D

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.