domingo, 18 de noviembre de 2012

Pintando con patatas

Recordando mi infancia llegué a un capítulo en el que me vi a mi misma imprimiendo sellos caseros hechos con patatas en un folio y decidí hacer esta actividad tan fácil con mi hijo mayor.

Forré un rincón de la habitación de juegos con periódicos, le puse el baby de trabajo al interesado y corté en dos una par de patatas pequeñas (para que las manipulara facilmente). En cada cara de la patata dejé el relieve de la figura que él me pidió. En una hicimos una estrella, en otra un rectángulo, en otra un diamante y la ultima la dejamos redondita tal cual era. Entonces saqué las acuarelas y los pinceles para que pintara las figuras y las imprimiera en una cartulina.

Empezó bien, como siempre, pero pronto la cartulina se volvió un inmenso negro. Su padre decidió acompañarle para enseñarle como se hacía, aunque yo prefiero dejarle a su aire. Raúl opina que hay que enseñarle la técnica porque sólo no aprende. Yo puntualizo que el niño tiene que divertirse y que para aprender en serio ya está el colegio. En fin, dos puntos de vista a cual más válido.

El caso es que su progenitor consiguió que el peque hiciera un dibujo decente, aunque con mucho esfuerzo, porque lo que de verdad le gusta a mi primogénito es enguarrarse de pies a cabeza con la pintura.

Lo importantes es que se lo pasó muy bien estampando las patatas llenas de pintura en el papel. Mientras él daba rienda suelta a su vena artística yo jugaba con el bebé. Sobre todo para que no le diera por rechupetear el tubérculo renegrecido.

Tengo que encontrar divertidas actividades para chiquitines de un año. Me temo que todo lo que se me ocurre va dirigido al mayor. Como tiene ya tres añazos las posibilidades son mucho mayores.

20 comentarios:

  1. Me encantaba hacer eso cuando era pequeña. Era de lo más divertido... La verdad es que es una dicotomía complicada esa de enseñarle a hacerlo bien o dejarle divertirse a su aire... Me cuesta decidir cuál de los dos tiene razón. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que ambas cosas están bien, mientras no le agobiemos...
      A mí también me encantaba pintar así de pequeña.

      Eliminar
  2. Sii, qué divertido! por aquí también la probamos en el verano aunque como Daniel, la peque prefería mancharse las manos y ponerse de pies a cabeza de pintura.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, en estas actividades siempre empiezan bien, con mucho cuidadito, pero acaban... muy buena idea eso de primero proteger el espacio.

    No te preocupes, pronto se te ocurrirán actividades que puedan compartir.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Daniel es primordial proteger lo que quieras conservar limpio jajaja

      Estoy segura de que Iván y Daniel pronto será inseparables

      Eliminar
  4. ai ai si esto tambien lo hacia yo,que recuerdos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que hay cosas de la infancia en la que coincidimos todas las de una misma generación jeje

      Eliminar
  5. Madre mia! Si que se lo debió pasar bien.Por el peque no te preocupes siempre va a querer hacer lo que haga su hermano, así que casi mejor actividades para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ley de vida jajaja lo que uno quiere el otro también

      Eliminar
  6. Por cierto que chula las fotos de la cabecera del blog! guapos, guapos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Por fin tenemos a Iván en la cabecera jaja

      Eliminar
  7. Anda q chulada!! yo tb lo hice y ni acordarme....

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil y divertido, aunque con bebés por medio un poco peligroso :S

      Eliminar
  8. jejeje.

    pues mira, yo esto jamás lo hice.
    pero lo pondré en práctica con la peque (más adelante... ahora es un peligro)

    besotes y me encanta el cambio de cabecera del blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me temo que eres bastante más joven que yo jaja (Envidia de la sana guapa). Prueba con Sofía porque es muy divertido y fácil.

      Eliminar
  9. Sí, coincido con las demás, yo también lo hice en algún momento de mi infancia, no sé si en el cole, o en casa, y me parece muy divertido, mi niña solo tiene 26 meses, pero tal vez me atreva a probarlo con ella, le encantan pintar.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que os lo pasáis muy bien, pero ten mucho cuidado que no se lleve la patata con pintura a la boca! Recuerdo que con Daniel a esa edad era lo que más miedo me daba.

      Eliminar
  10. Ostras es verdad!!! yo también he hecho alguna vez eso de las patas....me lo has traído a mi memoria!!! Muy buena idea!!! Algún día de lluvia lo aplicaré con el Bolita!!!

    Gracias por esta estupenda idea.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas cosas que hacíamos de pequeñas que podemos repetir ahora con nuestros hijos. ¡Que pena que la memoria nos traicione! Yo sólo recuerdo retazos de mi infancia y algunas cosas sólo vagamente.

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.