jueves, 15 de septiembre de 2016

Creatividad Piscinera

El fin de semana pasado fuimos a la piscina sabiendo que probablemente fuera el último día que pasáramos en remojo durante mucho tiempo, quitando la ducha, claro.

Tener consciencia de que esa sensación de flotar en agua fresquita y sumergirte en la calma que tanto me gusta va a tardar en volver te hace disfrutarlo el doble.

El caso es que llegamos, montamos el chiringuito y ¡ay ay! Se me han olvidado los manguitos del más peque. Ceño fruncido, pucheritos... y cuando parecía que iba a arreciar la tormenta, un vecino de la comunidad se nos acercó muy alegre y nos señaló dos churritos amarillo limón que descansaban tan felices sobre la hierba. "¿Por qué no usáis esas cosas? llevan ahí todo el verano para el niño que los quiera coger". Vimos el cielo abierto. Los dos chiquillos se tiraron en plancha a por los churritos y se lo pasaron en grande con ellos.

Iván ganó muchísimo en autonomía. A mí me daba miedo que se le fuera el churro, pero él lo manejaba de maravilla e iba de un lado a otro de la piscina usándolo de caballito, de tabla, de apoyo a la espalda... No había límite.

Daniel por su parte me hizo todo un espectáculo de figuras de churrito: "Mira mami, una casa... y ahora... ¡una nave espacial! ¡Un perrito! ¡Un nudo!... La de juego que dan estos juguetes.

Tenemos los suyos en casa, pero abultan tanto que nos da pereza cargar con ellos hasta la piscina municipal o hasta la de la abuela Chari, pero vamos a tener que replantearnos no salir sin ellos cada vez que toque chapuzó el próximo verano.

12 comentarios:

  1. Jamás en la vida usé un churrito de esos. Eso sí, tenía un flotador-cisne que era una monada. No era de los que son un arito sino que era un cisne inflable. Me encantaba estar en la piscina subida a mi cisne. ¡Quiero otro! Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como mola el flotador cisne. Me encantaría haber tenido uno, pero nosotros nos bañábamos agarrándonos al borde jajaja

      Eliminar
  2. Aqui también han sido imprescindibles. Mi mediano este verano ha avanzado mucho graciaa al churro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es increíble lo rápido que aprenden. El churro es genial para que aprendan a nadar :D

      Eliminar
  3. La verdad es que es una delicia verlos disfrutar, las mamis tendríamos que plantearnos llevar nuestro propio churrito y unirnos a ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Admito que yo he jugado también con esos churros. Te pones uno a la espalda otro debajo de las rodillas y como si estuvieras flotando en una colchoneta jajaja
      Mola un montón :D

      Eliminar
  4. :D muchos niños, por no decir todos... llevan esos churros a la pisci. Donde vamos nosotros siempre termina en la guerra del churro jajaja pero parece q flotan muy, muy bien.
    Y... es verdad, se termina la pisci, la playa,... para un largo periodo. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss las echaremos de menos sniiiif
      Si, lo del churro es un invento :D

      Eliminar
  5. Siempre os quedarán las clases de natación de Daniel e Iván... Así que no estéis tristes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pero ahí no me dejan meterme a mí. Sniiif

      Eliminar
  6. Ains que se nos acabó el verano :( , por aquí el peque conoció el churro en la clase de matronatación y este verano la ha pasado fenomenal en la piscina ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainss sí, pero ahora viene el otoño con un montón de cositas chulas!!! :D

      Que maravilla que tu peque se lo pase tan bien en las clases de matronatación. Lo mejor es que vais juntos. Eso mola :D

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.