martes, 23 de junio de 2015

Campamento vikingo en Covarrubias

Gracias al Hotel Doña Sancha y un A un clic de la aventura, que son muy activos en twitter, me enteré que iban a montar un campamento vikingo en Covarrubias y eso había que verlo. No nos los pensamos dos veces y nada más llegar nos presentamos en el lugar del "desembarco" vikingo para alucinar con lo bien montado que estaba.

Los propios vikingos te explicaban cómo se hacía una cota de mallas, cómo teñían la ropa (los de mayor rango con tintes y por eso tenían colores vivos y los campesinos cociendo castañas), como la protegían porque era un bien valioso que se heredaba de padres a hijos, que los clavos eran muy necesarios y había gente que se pasaba toda su vida fabricándolos con jornadas laborales interminables, cómo usaban las fíbulas como imperdibles y una largo etcétera.

Daniel pecaba de entusiasmo y había que vigilarle todo el tiempo para que no lo tocara todo ni se metiera por donde no debía, pero para Iván fue demasiado tanta explicación y clamaba por volver a casa. Al final le dimos el gusto porque se nos echaba encima la hora de comer, pero regresamos a la tarde para ver las luchas y el entrenamiento militar. Eso les gustó más.

Los dos querían participar en las peleas, pero los guerreros sólo te dejaban las armas para hacerte una foto. Para actividades más bélicas tenías que tener una preparación específica que te impidiera hacerte daño a ti mismo o a los que te rodean, así que se conformaron con imaginar que las piedras eran escudos, los palos espadas y luchar entre ellos a base de gritos y risas. Todos pensabamos que la cosa iba a acabar muy mal, pero milagrosamente no fue así y jugaron hasta que se cansaron.

Estuvimos un buen rato observando cómo los guerreros vikingos peleaban con cuchillos, lanzas, espadas... incluso sin armas. Pero los peques acabaron por cansarse y me los llevé "al bosque" a "Caza lobos". Estuvieron muy entretenidos lanzando piedras a unos lobos invisibles que decía "Auuuuu" cada vez que les daban. Allí nos fue a buscar Raúl cuando se acabó el espectáculo.

Tenían un programa mucho mas extenso, pero el calor pudo con nosotros y volvimos a la casa fresquita a descansar el resto del día.








18 comentarios:

  1. Me encantan estas cosas, hacen q un día sea diferente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí. Me parece genial que hagan este tipo de actividades. Se aprende muchísimo cuando el que te lo explica es una vikingo tan realista :D

      Hasta la ropa estaba hecha a la usanza vikinga!!!

      Eliminar
  2. Pues tiene que haber sido de lo más entretenido!!! Qué chulo es hacer cosas diferentes. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo creo que estas cosas nos hacen más ilusión al padre y a mí que a ellos jajajaja

      Moló mucho, la verdad :D

      Eliminar
  3. ¡Que chulo! A mí también me encantan este tipo de cosas. Si es que no os perdéis ni una. Una pena que hiciese tanto calor... Para los que luego dicen que Burgos es todo frío.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según la abuela de Raúl, el día anterior hacía frío y ese era el primer día de calor. este tiempo está loquísimo.

      Ahora con la redes sociales hay muchísima información de ocio. Yo siempre me quedo con ganas de ir a algo jajaja

      Eliminar
  4. ¡Cómo se lo montan los vikingos!. Imagino que miraban alucinados porque es impresionante poder ver parte de historia, y es un gran aprendizaje para ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ellos miraban con curiosidad, pero creo que tanto mercado medieval y tanta recreación a la que le hemos llevado le ha inmunizado jajaja
      En cambio los papás lo flipábamos. no tenías que haber visto. Más emocionados que los chiquillos!!!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Seguro!! Es alucinante la de cosas que hacen ahora. No me extraña que los niños aprendan tanto. Mucho mejor que en los libros de texto!!!

      Eliminar
  6. lo dicho si existe la reencarnacióny vuelvo a ser niña quiero una adulta como tú a mi lado jaja más divertido no puede ser lo hubieras flipado Si de pequeña me llevan algún sitio así estoy segura de que se lo pasarían fenomenal la verdad que al final herramientas como el Twitter van fenomenal para enterarse de estas propuestas son geniales mil besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Yo te adopto. Venta para acá!! Y traete a la familia, of course ;)

      Twitter es mágico. me entero de muchísimas cositas por ahí. Me encanta!!!

      Besazos!

      Eliminar
  7. Qué plan tan chulo! nunca hemos estado en un campamento vikingo!!! a ver si me entero de alguno, jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco había estado en un campamento vikingo antes. Esta es la segunda edición de éste y de la primera no me enteré. me parece muy original jajaja

      Eliminar
  8. QUe chulo, seguro que lo pasaron en grande los peques!!! pese al calor jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que nos encantó a todos, pero el calor cansa. Por lo menos a mí jajaja

      A Atila y Godzilla no sé...

      Eliminar
  9. Espectacular reportaje fotografico. Nos alegra mucho que hayais disfrutado con la visita al campamento y de paso adquirir algun conocimiento mas exacto de lo que fue aquella epoca. Soy el vikingo que aparece en las fotos y os dejo probar el material. Vuestros comentarios nos animan a seguir adelante con esta aficion que disfrutamos compartiendo. Espero que os animeis a repetir. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Felicidades porque el campamento vikingo me pareció espectacular y una oportunidad única para aprender cultura e historia de una forma muy divertida. Se agradecen estas iniciativas en las que se nota mucho el esfuerzo y la ilusión que hay detrás de cada participante. ¡Claro que repetiremos! Y esperamos volver a verte de nuevo :D

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.