viernes, 2 de octubre de 2015

Conociendo a la nueva profesora de Daniel

Hace poco tuve una tutoría con la profesora de Daniel y salí encantada. Tiene un método con el que no puedo estar más de acuerdo. Para empezar no es partidaria de los deberes, pero sí de fomentar la responsabilidad en los peques. Por eso, les manda pequeñas tareas como acabar lo que no han terminado en clase, repasar o leer un cuento.

Me llamó mucho la atención que sólo tengan tres reglas en clase y que las votaran entre todos. Me encanta cómo hace que participen los niños en la organización y buena marcha de la clase, siempre a un nivel asequible para sus edades. Es genial que se pare a escuchar a sus alumnos. Muy pocas personas se paran a escuchar hoy en día y es una pena porque se aprende mucho.

También me pareció estupendo que se ponga seria cuando la ocasión lo requiera y ponga a los peques firmes. Con respecto a esto último, Daniel me aseguró que su profe era muy simpática y cariñosa, pero que cuando se enfada... "Cuando se enfada es peor que tú, mami".

Además, cree que en clase tiene que haber tiempo para los libros y la fichas, así como para el trabajo en equipo o creativo. Suena muy bien. ¿Verdad? A mí me suena genial.

Aunque, para mí, lo mejor fue ver con qué cariño hablaba de sus alumnos, que apueste por el refuerzo positivo, que practique la enseñanza divertida siempre que puede y verla motivada y feliz con su trabajo. En ese sentido, hasta ahora he tenido mucha suerte con las profesoras de mis hijos y toco madera para que siga encontrándome maestros tan implicados e ilusionados con la importante labor que desempeñan.

En resumen, que la encuentro muy equilibrada y nada extremista. ¡Ah! Y lo más importante de todo: Daniel la adora y va contentísimo al cole.

16 comentarios:

  1. ¡Qué bien Dácil! Es importante todo lo que dices. A mí también me ha causado muy buena opinión el nuevo Profe del pequeño, lo que sucede es que a muchos otros profesores en un principio me han parecido estupendos y luego han sido una decepción . Además de que primaria ya no es infantil y los objetivos a cumplir son amplios, es cuando más desnivel se ve en cuanto al esfuerzo que tienen que hacer los peques tan pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cruzo los dedos para que tanto la profe de Daniel como la de tu peque sigan pareciéndonos estupendos. A veces las cosas no se tuercen por el profe en sí, sino por el sistema. De eso doy fe y es una pena. Me temo que en la clase de Daniel hay muchas diferencias y a la pobre le va a costar nivelarlos pero seguro que lo consigue :D

      Eliminar
    2. Muchas ,muchas razones , así es ,pero bueno a mí me basta con que vaya contento al colegio ,si va a disgusto¡Mala cosa!. Porque en cuanto a conocimientos ,ya les cubro yo.

      Eliminar
    3. En eso tienes toda la razón, pero no todos los niños tiene la suerte de tener una madre motivadora y con recursos como tú. Desgraciadamente, he visto profesoras que en vez de ilusionar e interesar a los alumnos los hunden en el aburrimiento. Y eso es muy difícil de remontar. Por eso tenía un poco de miedo cuando el peque empezó primaria...

      Eliminar
  2. Pues cuánto me alegro de que os haya tocado una profe que os guste a todos!!! Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una suerte!! Conozco a madres que chocan con el profe de sus hijos y puede llegar a ser un calvario Buuuuf!

      Eliminar
  3. Ese tipo de profes son las ideales, las que queremos casi todos los padres para nuestros hijos, enhorabuena por tener una profe así, os deseo un buen curso escolar!!!
    el blog de renée

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Estoy encantada y Daniel la quiere muchísimo. A ver si le inspiramos entre todos para que se esfuerce un poquito en aprender a leer y escribir...

      Eliminar
  4. Me gustan los docentes con vocación que son como tienen que ser. Sois unos suertudos.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad que se nota que se preocupa por los niños y eso me da tranquilidad :D

      Eliminar
  5. Qué bien, es un aliciente y tranquilidad...La nuestra es más metódica, muy amable eso aí, pero con 34 niños ya me dirás...Mi hija está encantada. Eso sí, aquí deberes todos los días...Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muchísimos niños!! Estos son 28 y ya me parecen demasiados...
      Lo importante es que los niños estén contentos :D

      Eliminar
  6. Pues me alegró un montón, yo me encuentro con cada profe....que flipas. Pero no d la bichito, si no de mis niños. Londe los deberes es algo exagerado, tengo niños que son incapaces hasta de hacerlos por la tarde de la cantidad que tienen. Da gusto ver a profesionales así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy injusto. Pobres niños. Sólo consiguen que le cojan asco al cole :_(

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.