lunes, 5 de octubre de 2015

Preparando el cumpleaños: Las tartas

Tenía una vaga idea de cómo iban a ser las tartas de cumpleaños de los niños. Pensaba hacerlas el mismo jueves por la mañana, pero los peques me sorprendieron con muchas ganas de hacerlas ellos con sus propias manitas, así que hubo cambio de planes.

Primero hicimos un bizcocho de chocolate que acabó integrando leche condensada y sirope de chocolate entre muchos otros ingredientes igual de sanos. Como era su tarta y la masa admite casi todo y queda igual de deliciosa, les dejé hacer.

Muy emocionados probaron la mezcla y le dieron el visto bueno para meterla en el horno. Al poco tiempo nos pusimos a hacer la de hojaldre y dulce de leche. También muy sencilla y apta para pequechefs. Extendemos la masa de hojaldre sobre una fuente, untamos generosamente de dulce de leche, extendemos la otra capa de hojaldre (intentando formar una volcán en una esquina), pintamos con huevo y... al horno. Pero antes tenemos que sacar el bizcocho y asegurarnos de que está completamente hecho. Pues sí, cocinado y muy consistente. ¡Vaya bomba de azúcar!

Mientras Daniel jugaba, yo hacía la cabeza de huesos de un dinosaurio con glasa blanca (¡¿quién dijo que era fácil!?) e Iván hacía "galletas" del mismo material que, posteriormente su hermano se comió encantado. Hay que ser ultragoloso para poder con eso.

Removí la parte de arriba del bizcocho y le quité un poco de masa de la superficie para colocar el cráneo antidiluviado y simular una excavación arqueológica. Con las miguitas de bizcocho le di más forma al volcán de la otra tarta. Llamé a los niños y les invité a decorar la tarta de hojaldre a su gusto:  dulce de leche simulando tierra y para pegar los elementos, coco rallado y teñido de verde para la hierba, gominolas y flores comestibles para la vegetación, huevitos de glasa blanca... Y como toque final dos simpáticos dinosaurios que encontré en el Alcampo a un euro cada uno. ¡Quien se resiste!

Tuvimos una pequeña discusión porque Iván no quería las flores en la tarta, pero le expliqué que ya estaban compradas (¡y vaya precio!), así que se quedaban, pero que no se preocupara que tomaba nota para que el próximo año no hubieran flores en la tarta.

Menos mal que al terminar la jornada les parecían las tartas más bonitas del mundo. Da gusto hacer cosas con ellos.




20 comentarios:

  1. Hola. qué bien que ellos quisieron hacer las dos tartas. Os quedaron muy originales y apetecibles... qué ricas! seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final fue más divertido hacerlas entre los tres. El día del cumple llevaban a sus amigos a la cocina para enseñárselas todo orgullosos jajaja

      Eliminar
  2. Que bonitas Dácil, menuda currada de tartas, quedaron genial y seguro que estaban buenisisismas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Sí que estaban buenas porque eran de lo más sencillas: Un bizcocho y un hojaldre jajaja

      Eso no puede salir mal. No? ;)

      Eliminar
  3. Tú les querías privar de diversión y hacerlas tú solita ;-)

    ¡Me alegro q lo pasarais tan bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja que razón tienes ;)

      Pues al final me lo pasé mejor con ellos, porque me daba mucha pereza hacerlas yo solitaaaaa

      Muchas gracias :D

      Eliminar
  4. Pues se ven muy coloridas y bonitas . Parece un gran valle Verde donde los dinosaurios campan a sus anchas ,así que necesitan flores para comer y así no se comen a la gente del cumple!!. Menuda historia me he imaginado!!. Pero todo eso me transmite la foto. ¡Qué trabajadores son estos chicos! No te puedes quejar!!jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón!! Sin flores querrían comer niños sabrosos jajaja Cómo no se me ocurrió :D
      Sí que son trabajadores! Y lo mejor de todo: le ponen mucha ilusión a todo. Eso me encanta

      Eliminar
  5. Qué graciosas han quedado y qué bien que hayan participado ellos en el proceso. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que con cualquier cosita que me hagan a mí se me cae la baba como buena mami gallina que soy jajaja

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias!! El mérito es todo de mis pequechefs jajaja

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Muchas gracias!! Es el primer año que las hacemos entre los tres y nos ha encantado la experiencia :D

      Eliminar
  8. Todas esas cosas les chiflan a los niños. Vamos a mi al menos de pequeña me encantaban. Me ha gustado mucho la cabeza blanca del dinosaurio jejeje. Un beso me han dado ganas de comer tarta jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a Daniel no veas que le he pillado en una foto metiéndosela en la boca enterita. ¡Y eso que sabe a azúcar avainillado puro! Demasiado dulce hasta para mí jajaja

      Sí que es verdad que los peques se lo pasan genial pringándose las manos y participando en todo. Mejor si es en su fiesta de cumple ;)

      Si quieres tarta, hazte una. Por qué siempre tiene que haber un motivo? Yo a veces hago una porqué sí y la disfrutamos muchísimo mmmmm

      Eliminar
  9. Me apunto la receta que has compartido porque en las imágenes tiene una pinta increíble y seguro que el resultado al comérselo es mucho mejor, que rica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Son muuuy sencillas y están buenísimas :D

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.