sábado, 29 de marzo de 2014

La épica batalla entre serpientes peludas y pelusillas en el castillo reciclado

En Facebook vi una idea de Creandy Pedagoga que me conquistó completamente: un castillo hecho con palos de brochetas de madera y rollos de papel higiénico. ¡Que idea tan genial! No tardé mucho en ponerla en práctica con mis peques.

Ni que decir que a cada uno le tuve que dar tareas propias de su edad. Daniel se implicó en la construcción del castillo con ahínco, pero a Iván no logré engancharlo. A veces pegaba un gomet o miraba lo que hacíamos, pero casi siempre se iba a buscar otras cosas más interesantes que hacer al cuarto de los juguetes.

Mami pinchaba los palos de brocheta en el duro cartón de los rollos de cocina y recortaba almenas, mientras el peque decoraba con pegatinas y plumas, hacía las banderas y pintaba con rotuladores las paredes de nuestra fortaleza...

Cuando terminamos nuestra obra maestra, se empeñó en destruirla, como viene siendo lo habitual en él, pero yo me negué. ¡Me encantaba el castillo! Como puso cara de penita, saqué los limpiapipas y pequeños pompones que guardo para hacer manualidades, sabiendo que le llaman mucho la atención, a ver que se nos ocurría. ¡Y se montó una batalla campal entre los malvados gusanos peludos que venían a conquistar a las sanguinarias pelusas dueñas y señoras de la fortaleza!

Ahí sí que captamos la atención del pequeño Iván. Se unió a la guerra encantado. Le hicimos encargado de meter a las pelusas rebeldes en la cárcel (un bote), porque parecía que lo que más le gustaba era llevar a cabo ese cometido.

Fue una lucha muy dura que acabó con la victoria de los gusanos peludos. Conquistaron el castillo, que recibió el indulto de Daniel. ¡No fue destruido por sus bárbaras manitas! Milagro, milagro.

Una pena que, cuando terminó el juego, tuve que desmontarlo porque no encontré dónde guardarlo. ¡Ay! Si yo tuviera un trastero. La de trastos que guardaría.

8 comentarios:

  1. Jajajaja. Me encanta la imaginación que tiene... El castillo quedó genial. Pena que no hayas podido guardarlo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es una pena, pero eso nos da la excusa de montarnos otro en cualquier momento ;)

      Besos!!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias!! Estas actividades son divertidas al 100%. Primero las montas y luego... ¡juegas! :D

      Eliminar
  3. Que chulada no me extraña que no quisieras tirarlo ha quedado genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una pena, pero ¡que nos quiten lo bailao! jajajaja Y encima podemos hacer otro :D

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.