martes, 27 de octubre de 2020

Las nuevas generaciones de roleros en Ocio Frik

Ociofrik Las nuevas generaciones de roleros
Hace poco he comenzado una nueva colaboración con mucha ilusión. Ociofrik ha confiado en mí para que escriba posts sobre rol para peques o rol familiar, que parece lo mismo, pero no lo es. Por que, a ver, rol para peques es lo que hacen ya mis hijos que ellos se montan las partidas con los amigotes del parque y pasan de adultos y sus límites absurdos a la imaginación. Y rol familiar es aquel en el que se involucran familiares adultos en el tema. Es más, ¡nueva categoría! Rol con peques, que sería rol con peques y adultos jajaja como me gusta enrollarme.

En fin, que aquí os comparto, sin más dilación, mi primer post en este blog imprescindible para aquellos que amen el rol, los juegos de mesa, el manga y anime, los cómics en general, las buenas pelis y los series imprescindibles: Las nuevas generaciones de roleros.

Ya me diréis que os parece ;)

lunes, 26 de octubre de 2020

Jugando en Inglés a 4 Data Brokers e Instacrime2

Cuando Paloma, de Refuerzo Divertido, me invitó a participar en su partida online a 4 Data Brokers e Instacrime2, de la editorial GDM me dio un alegrón. Y cuando me dijo que iba a ser en inglés, porque entraba dentro de la programación de Spiegel Digital 2020, me pareció una oportunidad genial para practicar mi cutre spanglish ¡quien dijo miedo!

El sábado nos presentamos toda la familia al evento online, porque mis hijos quieren muchísimo a Paloma y no se lo quisieron perder, pero perdimos a los peques en el camino porque el inglés no es lo suyo y no se estaban enterando de nada. "Avísanos cuando haga partidas en españo, ¿vale mami?" me pidieron mientras desaparecían de pantalla "disimuladamente".

Además, estaban con nosotros Inés, una niña encantadora y muy muy inteligente de Ludiversia, y Pak, fundador de Guerra de Mitos y creador de juegos de mesa. ¡Lo pasamos en grande!




En el primer juego, 4 Data brokers, teníamos que conseguir cumplir objetivos y hacer combos utilizando cartas de números y colores, mientras hacemos la puñeta al contrario. Nos encanta este tipo de juegos. Inés nos dio una paliza de las buenas: ¡17- 10 quedamos! Queda pendiente la revancha. Ese día, que cada vez veo más lejano pero que llegará, en el que la pandemia se haya controlado, nos daremos un salto a Ludiversia para el segundo round.




En el segundo juego, Instacrime 2, cada equipo tenía que describir una serie de imágenes que sólo puede ver él y, entre todos, tratar de resolver un crimen. ¡Nos flipó! Ahí estuvimos describiendo hasta el blanco del ojo de los personajes para que no se nos escapara nada y, aún así, ¡se nos escapó el detalle más importante! Pero, tranquilos, que logramos resolver el crimen. Aunque son un poco de ayuda de Pak... ejem ejem...

Este último es genial para practicar inglés. Para mí fue todo un reto describir ciertos objetos, aunque para mis compañeros fue un paseo por el campo porque no veáis qué nivel de inglés el de Raúl y el de Inés. El C1 se queda chico para ellos.

Ahora tenemos la necesidad de jugar a Instacrime 1 y resolverlo sin ayuda y con los peques, que se quedaron bastante desconsolados por no tener suficiente nivel de inglés para poder participar.

Si no habéis jugado Instacrime2 esperad para ver el vídeo hasta que lo hayáis hecho porque si no reventamos todo el juego. Lo interesante es verlo después para comparar teorías.

Muchas gracias Paloma y Pak por invitarnos a jugar online. Fue una tarde divertidísima. Y muchas gracias Inés por ser una compañera de juego de lujo. ¡Eres más maja que las pesetas! digoooo, que los billetes de 500 euros ;)

jueves, 22 de octubre de 2020

Las Galletas de Spiderman

Haciendo limpieza en el comedor encontré un tesoro que yacía cogiendo polvo de manera injusta: El kit para hacer galletas de Spiderman. Lo saqué para mirarlo bien y una naricilla entrometida se asomó por encima de mi hombro.

"¿Qué es eso, mami? ¡Como mola! Vamos a usarlo, venga", me pidió el primogénito insistentemente.

Pues oye... ¿Por qué no? Cualquier excusa es buena para abandonar las obligaciones organizativas del hogar y pasar tiempo de calidad con tus churumbeles.

Busqué una receta de galletas por Google y encontré una que me pareció extremadamente fácil. ¡Pues esa! Todos los ingredientes a la Thermomix (O batidora americana o picadora...) y la tenemos la masa.

Se reparte, se aplana con el rodillo y ya tenemos la materia prima para nuestras obras de arte.

Yo les cortaba lo que iba a ser la página de cómic de cada uno y ellos le estampaban la cabecera y el dibujo que querían con sus bocadillos de onomatopeyas. Teníamos para elegir al Doctor Octopus, el duende verde y Spiderman en dos posturas diferentes. Les quedaron muy chulas.

Con la masa que sobró hice un montón de calaveras y un monstruo. Usé unos moldes que tenía por ahí (ya tenemos una buena colección).

Cuando tuvimos todas las pre galletas preparadas las metimos en el horno por tandas. ¡En sólo 15 minutos se hacían! esta receta me la guardo porque vale su peso en oro.

Cuando las sacamos, advertimos que ahí quedaba poco del modelo original, pero seguía molando y, además, olían muy bien.

Dejamos que se enfriaran y cogimos los lápices pasteleros para que quedaran más coloridas. Lo de que no incluyeran azul en el pack nos pareció catastrófico, pero nos apañamos como pudimos, ¡que se le va a hacer!

Daniel, que es fan de la ley del mínimo esfuerzo, decidió hacer una preciosas galletas abstractas de las que poco quedaba del dibujo original. Iván, por su parte, más metódico y ordenado, se pasó un buen rato intentando perfilar líneas lo mejor que pudo.

A mí, como madre orgullosa, me encantó el resultado. De todas maneras... acabaron todas en nuestros estómagos. Las que había hecho yo también las decoraron ellos. Se ve que le habían cogido el gusto a eso de pintamos un poco por aquí y nos comemos otro poco por allá- Para seguir con las buenas costumbres de comerse los ingredientes...

Total, que quedaron chulísimas y duraron un suspirito. ¡Entre los cuatro nos comimos todas para merendar! Esa noche tocó cena ligera.


P.D: Necesitamos lápiz pastelero azul para la próxima vez. Aquí os dejo el post de otra vez que hicimos las mismas galletas.

miércoles, 21 de octubre de 2020

Decoración tenebrosa festiva para Halloween

Rebuscando, rebuscando... encontramos antiguas decoraciones que hicimos años anteriores y decidimos que quedarían bien en nuestra paredes.

En realidad, la mayoría eran cosas que usé para su fiesta temática de castillo del terror que, de repente, aparecieron en el canapé de nuestra cama. ¡Pues a usarlos! 

Los esqueletitos que brillan en la oscuridad, a veces, volvieron a los cuadros que hace mil años que hicieron los niños y que adornan la entrada desde entonces. 

Los terroríficos cuadros de aquel cumple, volvieron a las paredes, aunque sin opción a mirar por detrás; el frankenstein que hice de mantel vuelve a estar en la mesa del comedor; los murciélagos vuelven a volar por las paredes y los fantasmas también nos han vuelto a invadir. ¡Todo muy Halloween! para vivir el espíritu a tope.


También asomaron sus patitas peludas las arañas gigantes Manolita y Susanita, que cambian de sitio continuamente. Tan rápido se mueven. Cuando no las quito yo de en medio, las mueve el mayor.... 

El pequeño no se atreve porque le dan respeto. ¡Con lo monas que son! Vamos a tener que agenciarnos una tela de araña de su tamaño para que estén a gusto y no se muevan tanto.

La ventana del salón la hemos decorado con unos esqueletos que teníamos por ahí guardados. Cada niño puso uno a su gusto y creo que han quedado chulísimos. Cuando abrimos para ventilar se juntan los dos y se ponen contentísimos.

Por las noches se hacen unas sombras la mar de inquietantes, ideales para las sesiones de cine Halloween, que hemos inaugurado con una película familiar de humor negro que nos ha gustado mucho a todos: No matarás... al vecino. El guión no tiene muchas pretensiones, pero el resultado final es muy entretenido y divertido. También tiene algunos giros chulos que sorprendieron a los más peques.










martes, 20 de octubre de 2020

Escapistas. Un enigmático anuncio

La semana pasada escribía sobre una nueva colección de Anaya que nos ha encantado: Escapistas, y hablaba sobre el tomo recomendado a partir de 8 años, Campanilla secuestrada. En esta ocasión, voy a centrarme en el tomo que han publicado para niños a partir de 10 años, que sigue una mecánica un poco más complicada, pero también más interesante: Un enigmático anuncio.

En esta ocasión, conoceremos a unos niños que se encuentran con un enigma y de los gordos. Tirando del hilo, se van a encontrar un montón de sorpresas y retos que les llevarán a una llamada del destino, que será muy difícil desoír. Es el comienzo de una saga que promete ser de lo más emocionante. Y de la amistad entre los cuatro... quiero decir, cinco, que no me puedo olvidar del integrante más pequeño y peludo: la ardilla Pistachos.

La historia se cuenta usando mecanismos de Elige tu propia aventura y de Escape rooms, junto con algunos tintes de aventura gráfica de los años 90. Que las ilustraciones sean pixeladas refuerza esa idea en mi cerebro y me hace recordar mis tiempos delante de la pantalla intentando resolver los retos de Monkey Island 2.

Lo primero que nos encontramos, al igual que en el libro anterior, es una advertencia para que no hagamos una lectura lineal y sigamos unas sencillas instrucciones, muy parecidas a las que ya había leído, pero con diferencias importantes. Ahora vamos a jugar con los objetos que recojamos. Ya no tenemos sólo que usarlos durante el juego. ¡Ahora hay que combinarlos para llegar al buen camino! Y para hacerlo, tenemos que utilizar una sencilla tabla en la que descubriremos si la combinación elegida funciona o no.

Igual que en el primer libro, éste está también dividido en cuatro partes perfectamente localizables gracias la franja de color de cada página: amarillo para la historia, rojo para el inventario, azul para las pistas y soluciones y violeta para la puntuación final. Este método hace mucho más fácil la lectura y el juego.

Con esta lectura, sí que vamos a tener que contar con  un lápiz y un papel muy cerquita. Incluso, nos va a tocar fotocopiar o calcar algunas pistas si no queremos destrozar alguna página. De nuevo pondremos a prueba nuestra capacidad lógica y matemática, la agudeza visual, nuestra capacidad de deducción... ahora, con retos bastante más difíciles, aunque haya alguno más facilón. A lo mejor para animarnos a continuar. Confieso que en alguno tuvimos que pedir ayuda al padre de las criaturas. Qué se le va a hacer si yo soy de letras. 

A ver, que tenemos las pistas y las soluciones al final del libro, igual que en el primero, pero mola más pedir ayuda a padres y maridos antes de admitir la derrota. Entre todos los enigmas se resuelven de forma más divertida.

En realidad, los Escapistas está pensado para lectura en solitario, pero como Daniel me pedía ayuda muchas veces e Iván también quería participar, acabamos leyéndolo en nuestras sesiones de lectura familiares. ¡Ya veces el más pequeño era el que daba con el quid antes que nadie! Se le dan muy bien los enigmas.


lunes, 19 de octubre de 2020

Este finde nos hemos puesto muy Halloween en la cocina

Este finde nos ha dado por ponernos ya por Halloween. Es que es la fiesta preferida de la Ferias y dura muy poco, así que si la alargamos un poco tampoco pasa nada, aunque el padre me ponga cara de que muy loca tengo que estar para seguir metiéndome en un jardín tras otro. Para empezar bien, hemos comido un montón de comida tenebrosa.

El viernes nos comimos una pizza calavera que fue muy fácil de hacer. Básicamente le dimos forma a la base, le pusimos queso y al horno. Mientras en una sartén hacíamos salsa carbonara con cebolla, bacon, champiñones y nata. Cuando la pizza estuvo horneada le añadimos por encima la salsa carbonara e hicimos los ojos y dientes con huevo duro. ¡Lista para comer!

Los niños contribuyeron haciendo masa con forma de fantasmas que, después de hornear, cada uno se customizó con crema de cacao y diferentes frutas.

Al día siguiente no pensaba hacer nada, pero mis hijos me miraron con ojitos brillantes y acabé cayendo. No fue difícil customizar el menú. El primero era una crema de calabacín, con lo que me vino a la mente un tuit de Vidas Pixeladas con una idea muy sencilla para poner en práctica. 

Serví las cremas en los platos y usé nata para cocinar para hacer círculo concéntricos, que no hace falta que queden perfectos ni mucho menos. 

Luego con un palo de brocheta hice líneas del desde el círculo interior al exterior para formar las telas de araña. por último hice las arañas recortando  rebanadas de salchichón. Quedó muy gracioso.

El segundo era a base de chorizos parrilleros y butifarras, así que se me ocurrió hacer dedos cadavéricos con los chorizos y ojos con las butifarras. Las uñas eran almendras y las pupilas mostaza y salsa barbacoa. Los dedos les gustaron mucho, pero de los ojos no se dieron cuenta, sólo me dijeron que por qué estaban manchadas. En fin, se hace lo que se puede.

De postre saqué los coquillos y les dije que eran ojos de bruja al horno. Y me contestaron que eso no valía porque los había comprado así y no los había hecho yo. ¡Vaya par de tiranos!

viernes, 16 de octubre de 2020

Educación financiera para niños. Cuentos y juegos para entender el dinero

Las finanzas forman parte importante de nuestra vida. Necesitamos saber administrar nuestro dinero de una forma eficiente y beneficiosa para ganar en tranquilidad y autonomía. Por eso mismo cobra tanta importancia la educación financiera desde edades tempranas De este tema se habló en la mesa redonda “Educación financiera para niños. Una prioridad País”, organizada por el Instituto Santalucía con motivo de la presentación del libro “Cuentos y juegos para entender el dinero”, de Amalia Guerrero, que también participó en la ponencia. Puedes bajarte una versión en PDF con portada y dedicatoria personalizada desde la web del Instituto Santalucía.

También se contó con la presencia de José Antonio Herce, miembro del Foro de Expertos; Daniel Ortiz, actor, director y padre; y Pilar Martínez, autora del blog Maternidad Continuum y asesora de lactancia. La charla fue dirigida por José Manuel Jiménez Rodríguez, director del Instituto Santa Lucía, y contó con la participación de Andrés Romero, Consejero director general de Santalucía.

Desde el Instituto Santalucía se declaran comprometidos con la agenda 2030 de las naciones unidas de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), sobre todo con el que hace referencia a garantizar educación inclusiva y de calidad. Con el libro de Amalia quieren conseguir este objetivo con respecto a la educación financiera.


Cuentos y juegos para entender el dinero

Amalia también es autora del blog Finanzas desde casa, desde el que nos da consejos para entender las finanzas y aplicarlas de forma eficaz en nuestro día a día. Ella comenta que se dio cuenta de que los conocimientos que adquirió en su carrera profesional no estaban adaptados a la vida diaria, con lo que se propuso adaptarlos ella misma, y, de paso, hacerlos asequibles a las capacidades intelectuales de sus hijos. En esas estaba cuando se le ocurrió que lo mejor sería compartir con todos sus experiencias y métodos y así surgió “Cuentos y juegos para entender el dinero”, porque no conoce mejor manera de enseñar a los peques que mediante el juego y los cuentos. Sobre todo, contenidos que pueden parecer bastante áridos y aburridos si se presentan sin una envoltura atrayente.

Finanzas, ganancias, ahorro... qué?!!!
Hay ciertos conceptos que le resultan imprescindibles para tener una vida plena. Entre ellos el del para ahorro entendido como una filosofía de vida que te permite vivir con más tranquilidad en una sociedad en la que prima el consumismo, el endeudamiento y el estrés causado por cuestiones económicas. Hay que aprender a utilizar el pre ahorro, que consiste en meter una cantidad determinada en una cuenta independiente de la de los gastos comunes para contar siempre con un colchón. Pero sin olvidarnos de la inversión, porque, de otra manera, la devaluación y la inflación harán estragos en nuestro conato de ahorro. Todas estas enseñanzas son las que tenemos que ir metiendo en la cabeza de nuestros hijos poco a poco y teniendo en cuenta sus capacidades y conocimientos previos. 

La compra es un buen ejercicio
Educación desde casa

En opinión de la autora del libro que se presentaba, debemos educar a los niños como ciudadanos libres para que tomen sus propias decisiones cuando sean mayores y una herramienta importante para lograr este objetivo es formarlos adecuadamente en finanzas y economía.

Educarles en el ahorro es importante
Para ella, la educación en el entorno familiar cada vez cobra más importancia, sobre todo tras la experiencia del confinamiento que hemos sufrido. A día de hoy, la familia es el centro y la base de la educación financiera, las cuestiones de dinero se las preguntan a los padres y, por eso, Amalia apuesta por dar herramientas a los padres para que estén preparados ante estas cuestiones tan importantes.

El comercio de dientes
La falta de educación financiera también se puede achacar a una cuestión cultural, ya que en nuestra sociedad hablar de dinero es un tema tabú y nos cuesta mucho compartir este tipo de temas con nadie, y menos con nuestros hijos, aunque con ellos deberíamos hablar abiertamente del tema para que entiendan por qué hay dinero para la lechuga y no para las chuches, por ejemplo.

Siempre van a querer más
De hecho, los padres debemos enseñarles hábitos financieros saludables desde que son pequeños, igual que les enseñamos a lavarse los dientes o a ayudar en las tareas domésticas, pero muy pocas veces hablamos libremente de temas económicos con ellos. Para lograrlo hay que predicar con el ejemplo y hacerles partícipes de la economía familiar con pequeños ejercicios adecuados a sus edades como, por ejemplo, hacer la compra calculando el gasto según un presupuesto o poniéndoles un objetivo para motivar el ahorro. 

La tienda casera como fuente de ingresos
Otro punto a favor es que podemos usar este tipo de conocimientos para fomentar la educación en valores y solidaridad enseñándoles el significado y alcance de las donaciones. Así contribuimos a la concienciación social a través de la educación financiera, por ejemplo, apoyando proyectos solidarios en familia.

Mercadillo espontáneo de juguetes usados
Educación financiera en los centros educativos

Todos los ponentes estuvieron de acuerdo con esta importancia de la educación desde casa, pero también en que la presencia de la educación financiera en los colegios es imprescindible y, no sólo brilla por su ausencia, sino que tampoco se conoce ningún plan con vistas a futuro para implantarla.

Según Pilar Martínez, hemos evolucionado en todos los aspectos, pero el sistema educativo no ha evolucionado con lo que hace años que se quedó obsoleto y aún así seguimos imponiéndolo a unos niños a los que se les exigirán otro tipo de habilidades en el futuro.

Él gestiona su dinero para gastar en el mercadillo
Herce, por su parte, asegura que hace diez años, ya se hablaba de la importancia de la educación financiera en los contenidos escolares de los niños, pero a día de hoy, no sólo no se ve ningún tipo de cambio en España en este sentido, sino que tampoco tenemos un país que lidere esta necesidad. Los resultados generales de PISA no son buenos y no están mejorando. Pocos países hay en los que se pueda decir que esto no es una asignatura pendiente a perseguir. Todos estamos de acuerdo en que debería ser una asignatura obligatoria , especialmente a partir de 11 o 12 años, pero nadie hace nada para que se incluya.

Una bonita hucha motiva a ahorrar
La alfabetización financiera, además de los aspectos económicos, incluye aspectos legales y morales que deberíamos conocer. Ni los profesores, ni los padres están preparados para enfrentar este reto ante unos niños que están abiertos a conceptos financieros sencillos desde los 7 u 8 años. Los niños, en general, imitan, repiten comportamientos que se producen en su entorno y se amoldan bien a las nuevas situaciones que se les van presentando. Su vida está llena de novedades y primeras veces, con lo que aceptan mucho mejor los cambios y los nuevos conocimientos que muchos adultos.

Esta carencia educativa afecta a la macroeconomía. Nuestro país tiene una tasa de ahorro inferior a otros países. Tenemos una filosofía equivocada de vivir al día y la necesidad de ahorro sólo crece cuanto mayor es la incertidumbre, como por ejemplo durante la pandemia que estamos viviendo ahora mismo. Encima, en España ese ahorro está mal entendido porque ahorramos en ladrillo, cuyo valor depende directamente de la inflación y muchas veces no revierte en líquido cuando lo necesitamos, ni en la cantidad en la que se esperaba. Hay que cambiar la cultura del ahorro, tiene que estar orientado al desarrollo de la economía. No es ahorrar por ahorrar sino trasladar el consumo hacia el futuro. Se trata de un ahorro estable y a largo plazo.  Si no te ocupas del dinero ahora, te preocuparas más tarde.

Consejos y trucos

Ortiz ha inculcado a su hijo el concepto de economía cooperativa, de tal manera que entre varios han comprado un videojuego, que comparten, no gastándose así todos sus ahorros.

Herce compartió con todos los asistentes un pequeño experimento que le hacía a su hijo cada cierto tiempo. Le ofrecía cinco euros ahora o 25 dentro de una semana. El chiquillo siempre elegía la primera opción. Esto indica que la tendencia es vivir el momento, pero hay que educarles en vistas a un mayos beneficio futuro.  

Amelia nos dio unos cuantos consejos en cuanto al tema de la paga. En su opinión, se puede empezar a dar una pequeña paga simbólica a los niños de 6 ó 7 años, cuando ya han empezado a sumar y restar en el colegio o ya viene el ratoncito Pérez. Así, podemos comenzar a presentarles pequeños ejercicios para que entiendan conceptos como el ahorro a largo plazo, a corto plazo (con un objetivo en mente), el gasto y los ingresos.

Cuando ya se van haciendo más mayores, lo ideal es sentarse con él y hacer una lista de los gastoa que va a asumir con su paga. Con el resultado que obtengamos podemos calcular la cuantía de la misma sumándole una pequeña cantidad que sería destinada al ahorro. También es importante que tenga que elegir a la hora de usar ese dinero y que no le sobre mucho. Mucho cuidado con la cantidad con la cantidad que le damos. Pasarse es peor que quedarse corto. Tener dinero de más, a ciertas edades, puede ser incluso peligroso, porque les da demasiada autonomía y acceso a ciertos productos o servicios no aptos para ellos.

También hay que tener mucho cuidado con los premios. No se puede premiar el deber, sino los extras. Por ejemplo, hacer los deberes u ordenar su habitación es su deber, así que no hay que darles nada a cambio por hacerlo, pero lavarnos el coche o barrer el salón podrías ser extras.

Pilar Martínez, por su parte, les da la paga en función de lo que tengan ahorrado, con lo que cuanto más ahorren, más reciben en la siguiente paga. Pero hay que acordarse de poner un techo o acabarán quedándose con nuestra casa en propiedad para saldar nuestra deuda con ellos. Nos cuenta más detalles de este sistema en su blog.

Lo cierto es que se habló de temas muy interesantes y que la hora se nos hizo muy corta para tanto que quedó en el aire. Esperamos que se organice otra pronto con más consejos, juegos y trucos para hacer dentro del hogar, que es la parcela en la que los padres podemos poner nuestro granito de arena.