miércoles, 28 de marzo de 2018

Bombas de semillas

En la segunda sesión del taller del huerto en familia nos tuvimos que cobijar en un aula porque fuera estaba lloviendo. Mi hijo mayor se llevó una gran decepción, ya que él se veía de barro hasta las orejas y poco faltó, porque, a pesar de ser a cubierto la clase iba de pringarse porque... Íbamos a hacer nuestras propias bombas de semillas. Ya sólo el nombre llamó la atención de mis churumbeles.

Resulta que un tal Fukuoka descubrió que con tierra, arcilla, agua y semillas se podían hacer unas bolitas que tirándolas sin ton ni son en tierra fértil eran ideales para la repoblación forestal y de cultivos con muy poco esfuerzo. ¡La repanocha! A mis hijos le hicieron los ojos chiribitas.

Y más aún cuando nos dieron los materiales para comenzar a hacerlas. A Daniel, que le puede el ansia como a su madre, se le fue la mano con el agua (dos veces ejem) y acabamos con un montón de materia prima, así que la compartimos con otra familia que había sido mucho más cuidadosa que nosotros. Nosotros habíamos elegido semillas de caléndula porque al mayor le sonó genial el nombra.

A los peques les entusiasmó mezclar, amasar y dar forma a las bombas, que no tenían por qué ser redondas, también las hicimos cuadradas, rectangulares, estrelladas... Cada niño a su gusto.

Las guardamos en unas hueveras que habíamos llevado y las reservamos para tirarlas en el próximo paseo que hagamos por los alrededores de Cova.

Entonces, la monitora comenzó un juego de memoria que era un pelín chungo, aún en la parte fácil. Teníamos que aprendernos que foto iba con qué nombre y que´saquito de semillas. Aquí se montó la de dios porque Daniel sacó la vena egoísta y se quedó con todas las tarjetas y aunque la monitora le dio más a Iván este montó en colera con lágrimas de rabia incluidas.

Cuando se le pasó un poco la perreta logramos entender que el pequeño se había cogido tal enfado porque las tarjetas que se había quedado el hermano se las sabía y las nuevas que le habían dado no. Así que la monitora lo sentó a su lado y le dio unas tarjetas muy facilitas para que las fuera poniendo en el lugar correcto. Y él encantado, claro.

La verdad es que la monitora manejó genial el asunto porque mi idea era cogerlos a los dos por el cuello e irnos a casa con bombas o sin ellas. Al final todo quedó en regañina a Daniel que aún a día de hoy sigue erre que erre que las tarjetas se las dieron a él y no al grupo y que por eso mismo él no había hecho nada malo. Que cabezón.








martes, 27 de marzo de 2018

Los forasteros del tiempo: La aventura de los Balbuena y el pequeño gángster

¡Madre mía! ¡Qué emocionante! La aventura de los Balbuena y el pequeño gángster de Los forasteros del tiempo me ha tenido todo el tiempo con el corazón en un puño. El protagonista, su familia y sus vecinas no hacían más que saltar de peligro en peligro, que si tiroteos, enfrentamientos, peleas de bailes, persecuciones, gangster malencarados, policías implacables... buuuf. Pobrecillos. Menos mal que no tienen pelos en la lengua y de todo salen con ingenio y desparpajo... Sobre todo las mujeres del grupo, que tiene un carácter que cualquiera les dice nada. Eso me ha encantado. Estas damiselas se salvan solitas y a veces van salvando a niños en peligro, aunque uno de esos chiquillos sea el cabecilla de una familia de mafiosos italianos con sólo 14 años.

Tampoco vamos a negar que a veces todos pasan mucho mucho miedo, no es para menos con todo lo que tienen que vivir. Y tan rápido. Si es que a los pobres no les da tiempo ni para pararse a pensar antes de dar el siguiente salto espacio temporal. Por que de eso va esta nueva colección de los autores de Los Futbolísimos: Roberto Santiago y Enrique Lorenzo. Accidentalmente, los Balbuena y sus vecinas se ven atrapados en un agujero negro al caerles un rayo y acaban dando tumbos en diferentes momentos de la historia de tormenta eléctrica en tormenta eléctrica. ¿Es todo una casualidad? ¿Los saltos son aleatorios? ¿Por qué a ellos? ¿Volverán algún día casa? Algunas de las respuestas a estas preguntas las encontrarás en este tomo de la colección y otras no. Vamos a tener que seguir viajando con los Balbuena y sus vecinas para poder averiguar un poco más de este misterio.

En tomos anteriores estos simpáticos personajes originarios de Moratalaz han viajado por el salvaje oeste, la oscura edad media, el esplendoroso Imperio Romano y en la Edad de oro de los piratas. Sus aventuras parecen no tener fin... Afortunadamente para sus lectores.

Habrá que seguirles la pista para averiguar más sobre sus andanzas.

Daniel e Iván se olvidaban de respirar mientras les iba contando las aventuras y desventuras Sebastián Balbuena y compañía. Tuve que leerlo de un tirón en una sola noche, así que la hora del cuento se eternizó y se fueron tardísimo a la cama, pero como están de vacaciones les di un poco de cancha libre. En día de diario normal se hubieran tenido que quedar con las ganas y la curiosidad del "¿Qué pasó luego...?".

Eso de los tiroteos sin ton ni son fue le que más les gustó en esta historia en la que el valor de la amistad se tambalea desde los cimientos.

lunes, 26 de marzo de 2018

Tierra Santa, rock educativo

En mi casa vive un heavy de corazón: el papi. Y de vez en cuando reverberan las paredes con notas de metal. Esto nos ha llevado a una conversación muy apasionada entre ambos progenitores. No es que no me guste este tipo de música, al contrario, pero hay algunas letrasssss, expresionesss, mensajes pro violencia, palabrotillassss... Bueeeno, que creo que algunas canciones, no es que no me gusten, pero definitivamente no las veo aptas para estos churumbeles (Ya salió la censura materna)...

La buena noticia es que llegamos a un acuerdo satisfactorio entre ambas partes. Con niños rondando cerca se pondría una lista de reproducción heavy apta y a ser posible con contenidos educativos (satisfacción de la madre, ojos en blanco del padre). Aún tenemos algún que otro rifi rafe parejil porque no entendemos lo mismo por contenidos aptos para las edades de los peques, pero vamos puliendo aristas. A veces cedo yo (aceptamos pulpo) y a veces él (Vale, heil Dácil).

El grupo que más suena en mi casa es Tierra Santa por méritos propios. Tienen algunas canciones que deberían incluirse en los temarios educativos de los colegios. Aquí voy a poner las que más triunfan por aquí, o que me gusten a mí y punto jajaja

Legendario (El CiD)

Teniendo el padre ascendencia burgalesa y escapándose a Covarrubias siempre que puede, no es de extrañar que esta canción suene mucho en esta familia. La letra nos habla de su imagen legendaria y las hazañas que se le atribuyen. Ideal para cuando lo den en literatura o historia.




La Canción del Pirata

Siguiendo con la literatura. ¿A ti te obligaron a aprenderte La Canción del Pirata de Espronceda? A mi sí. Pues con esta canción lo hubieras tenido chupado, no como yo que la repetí millones de veces hasta que me hice con ella. Yo de memoria voy fatal. La segunda parte de la canción es versión libre, pero que tenga menos que ver con la educación no quita que les mole mucho a mis hijo.




Indomable (Espartaco)

Siguiendo con personajes históricos de leyenda, mis hijos han conocido a Espartaco a través de esta emocionante canción.




Drácula (Vlad Teppes)

Y por supuesto, no puede faltar Vlad Teppes, un héroe nacional en Rumanía y un monstruo de novela en el resto del mundo.




Neron

Qué me decís de uno de los emperadores más conocidos de Roma por su destructiva locura.



Juana de Arco

En el repertorio de este grupo también se habla de mujeres guerreras como Juana de Arco.




El Caballo de Troya

Las referencia a la mitología clásica se encuentra en un montón de sus canciones. Por poner un ejemplo pongo esta, pero tienen muchas más: Pandora, Pegaso, El laberinto del minotauro...





Tu mismo (esta no es de Tierra Santa que es de Warcry)

Y para terminar este post tan musical, como me gusta mezclar churras con merinas, voy a poner una canción de otro grupo, Warcry, que me parece genial para que los niños refuercen su capacidad de resiliencia ante la vida "Tú mismo"


viernes, 23 de marzo de 2018

Acto de fe con las notas

El papá de las criaturas ha cometido un gravísimo error: ha comprado el regalo de buenas notas ¡antes de recibir las notas! Y eso cómo se come. Con un gran dolor de estómago... y de cabeza y de todo. Porque los niños no han podido estar más pesados con el tema. Que hasta a la pobre portera la tenían mareada preguntando cada vez que pasaban a su lado si había llegado el dichoso paquete.

Raúl tenía sus razones, eso sí. Pidió el regalo a la lejana china, con lo que suponía que tardaría bastante en llegar. También pensó acertadamente que los peques tenían que elegir lo que quisieran, dentro de un presupuesto ajustadito, que aún nos estamos preguntamos como empezó esta historia de los regalos por las notas en nuestro dulce hogar. ¡Tienen que sacar buenas notas porque es su deber! No porque les regalemos algo. Pero ahí seguimos trimestre tras trimestre con el detallito comprado como unos pavos.

Bueno, en fin. Que me disperso. ¿Por dónde íbamos? ¡Ah sí! regalito elegido por los churumbeles, encargado vía web y acoso y derribo de los interesados para que llegue a sus manos lo antes posible.

El caso es que el paquete llegó. Y afortunadamente los peques no estaban ahí para verlo, así que fue convenientemente escondido, con lo que siguió el persistente acoso a la pobre portera, que es todo bondad, para sonsacarle información de su objeto de deseo. Cuando noté que nuestra amiga empezaba a agobiarse y obsesionarse también con la llegada del misterioso paquete para hacer felices a los chiquillos, le confesé que ya lo teníamos en casa, pero que no les habíamos dicho nada porque pensamos que era evidente que no iban a tenerlo hasta el día señalado y, evidentemente, sólo si las notas eran buena. De otro modo, seguiría cogiendo polvo en su escondite hasta el siguiente trimestre o más.

Pero se ve que los peques no habían pillado eso de que era un regalo por buenas notas así que les expliqué muy digna que ya teníamos el paquete en casa pero que se fueran olvidando ni de olerlo hasta que tuviéramos el boletín de notas en nuestras manos. Como era de esperar hubo rasgamientos de vestiduras, protestas enérgicas y mil argumentos en contra de la postura paterna, algunos no muy respetuosos. Pero nada nos hizo cambiar de opinión. Ni siquiera cuando me pidieron una acto de fe con las notas. "Créenos mamá, nuestras notas van a ser buenísimas. ¿Por qué no confías en nosotros? Danos nuestro regalo y cree en nosotros". Vaya par de sinvergüenzas.

En los días posteriores los peques pusieron en marcha un plan de exploración de toda la casa para localizarlo. Hicieron un barrido minucioso, pero el padre no es tonto y lo escondió en un altillo de difícil acceso. Luego comenzaron una campaña de "adorabilidad": ponían caritas de bambi y gato con botas, escribían edulcorados carteles pidiendo lo que querían con terribles "Porfabor" e "intentaban" portarse bien. En ese momento hubo mucha frustración por parte de ambos bandos porque he de confesar que no lo lograron en absoluto. Entonces empezó la campaña de victimización por la tortura a la que les sometíamos día tras día con nuestra intransigencia dictatorial. Tampoco surtió efecto, así que pasaron a la ofensiva más agresiva. Aquí les llovieron los castigos y a punto estuvieron de perder el regalo para siempre. Porque somos unos cachos de pan, que si no...

Todo este acoso estaba siendo orquestado por el primogénito, que duda cabe, y secundado de manera más que entusiasta por el segundo. La jugada más arriesgada fue fingir que les habían dado las notas antes de tiempo y exigir su regalo antes de entregármelas. Cuando les hice ver que no les podía dar el regalo sin comprobar si las notas habían sido buenas o no acabaron confesando su maquiavélico plan.

Confieso que han sido unos días espeluznantes y que hemos aprendido de la experiencia. La próxima vez no se hace el pedido hasta que el boletín no esté en nuestro poder. Tarde lo que tarde en llegar. Afortunadamente, esta historia tiene final feliz. Las notas llegaron a casa, fueron buenas y el regalito fue entregado con gran emoción de la chiquillería. Yo pensaba que se me iban a poner a llorar de la alegría. No os digo más.

Además, esa tarde tuvieron meriendita especial y muchos cariñitos. Así que ahora los tengo encantados de la vida y nosotros más porque se ha acabado por fin el acoso y derribo. Ya podemos respirar tranquilos todos.



jueves, 22 de marzo de 2018

El día del padre 2018, me pilló el toro

Pues mira que andaba yo pensando que estaba cerca eso del día del padre, pero con el tema Bloggers day como que se me fue de la cabeza. Con lo que me lo curré el año pasado con una super idea de Mamistarblog. Quedamos genial los churumbeles y yo, y este... pero que no cunda el pánico que la cosa al final salió bastante bien.

El tema es que llegó el día y yo no había preparado nada ¡glups! Menos mal que Urban and Mon me salvó un poco el día con su sorteo del libro Te quiero Papá. ¡¡Fue el destino que lo ganara!! El destino sabe lo despistada que puedo llegar a ser.

Esa tarde, Iván llegó a casa muy emocionado porque le había hecho una tarjeta corbata muy tierna a su padre en la clase de plástica. En cuanto le vio se la entregó con ojitos brillantes y le explicó paso por paso como la había hecho.

Daniel lo observaba todo desde la distancia sin perder detalle. Se giró hacia a mí y me dijo en voz baja muy preocupado: "Mami, yo no tengo naaaada. ¿Qué le puedo regalar?". Mi idea era que el libro que gané en el sorteo se lo dieran entre los dos, pero le vi tan desconsolado que le di el precioso paquete en el que me lo habían entregado. Mucho más contento irrumpió en el salón gritando: "Tomaaaa papiiii, mi regalo".

A Raúl le gustaron mucho todos los regalos. Se entretuvo admirando la tarjeta de Iván y les leyó a los dos churumbeles el libro. "¡Es como una gran tarjeta!" exclamó el mayor tan encantado con su regalo como el pequeño del suyo.

Lo cierto es que el libro es una monada y una excelente forma de expresar el amor que sienten los peques hacia su padre. Me encanta como presentan escenas cotidianas y las llenan de fantasía a raudales.

Tras el momento emotivo, le expuse mi genial plan. "Cómo quería acertar de pleno, no te he comprado nada, pero te voy a preparar una cena muy especial que vas a poder elegir tú hasta el más mínimo ingrediente" le solté con toda mi sangre fría (guiño, guiño). Le pareció una idea estupenda y eligió hamburguesas de la Hamburguesa Nostra (Una con bacon, nueces y oporto) con queso cheddar con cominos, pan de semillas y las mejores lechugas y tomates. De beber una cerveza belga de la que no recuerdo el nombre y para finalizar unas natillas de capuccino. Los peques decidieron que tanta pijería no iba con ellos y se decantaron por un perrito caliente común, agua del grifo y un postre extrachocolateado. Así todos contentos.

A ver, que no le engañé ni por un momento, pero tuvimos el día especial que queríamos y mucho amor, que es lo que cuenta.

Al día siguiente, volví a felicitarle por ser padre y mis hijos protestaron porque ya no era su día. "En esta casa siempre el día del padre, de la madre, de los niños y del gato" exclamé viniéndome arriba. "Aaah, ¿entonces nos vas a hacer regalos todos los días?", se empezó a emocionar el mayor. "No ha colado listillo" le contesté muy seria.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Miércoles mudo: amor entre hermanos

Acabo de sumarme a estas iniciativa de La Mamarazzi. La foto es antigua, pero me encanta. Por mucho que digan que el otro es el peor hermano del mundo, se adoran.

martes, 20 de marzo de 2018

Madresfera Blogger's Day 2018 parte 2

Por aquí pasamos todos :D
Tras el aprovechado café con el que terminamos la parte 1 volvimos todos a nuestros asientos ante el aviso de los organizadores. Remoloneé un poco porque me encanta charlar con gente tan maja como la que se congrega en este día, pero también me gustan mucho las charlas que organizan, así que al poquito ya estaba en mi silla y a punto de comenzar a escuchar la charla de Ana Spinola, Add and Law, y Ana Saro, BlissicologíaEl odio en las redes: cómo manejarlo y vivir con ello.

Aclarando un tema espinoso
Tenemos todos claro que los haters han existido siempre. ¿No? El acoso se da desde el principio de la humanidad. Claro que ahora, con las redes sociales, se multiplican y revolucionan. Muchos creen que refugiándose en el anonimato quedan impunes y no saben lo equivocados que están. El sistema avanza día a día y cuenta cada vez con mejores herramientas para cazarlos.

Si incurrimos en delito no te salva ni el anonimato de Internet
En este tema nos encontramos con un límite difuso que hay que tener muy en cuenta: ¿Dónde acaba la libertad de expresión y empieza el derecho al honor. No está muy claro. También hay que tener muy claro la diferencia entre calumnia e injuria.

La fauna de los trolls y los haters
Las dos hacen referencia a comentarios malintencionados hacia nuestra persona, pero el primero se refiere a cuando se nos achaca un delito y el segundo a un comentario malintencionado que no señala a un delito. Por ejemplo. Si decimos que alguien es un borracho y un derrochador, lo que decimos que hace esta persona no viola ninguna ley, pero si decimos que es un estafador o un ladrón la cosa cambia y ya hablamos de calumnias. El matiz es importantísimo y las penas por cada tipo de vulneración de nuestro derecho al honor tiene unas penas diferentes. Solo se tienen en cuenta como delitos los graves y los que llegan al destinatario. El tema de la difusión es muy importante.

No alimentes al troll
Los acosadores actúan así por múltiples razones, muchas apuntan a un sentimiento de poder que les invade al acosar a su víctima, ya sea por mala leche, psicopatía, baja autoestima, desahogo de frustraciones, problemas para socializar, egocentrismo, sadismo... Ellos quieren liarla, jorobar intensamente a su víctima y verse respaldados, muchas veces tengan o no la razón. Su objetivo es pasárselo bien a costa de otro, reírse de su víctima, aislarla, hundirla.

¡¡¡Que grande Margus!!!
Las Redes Sociales son adictivas y si nos sobra mucho el tiempo los límites de la educación mínima se desdibujan. ¿Quien no se ha encontrado con perfiles taaan sinceros que ofenden? Eso sí, ni se te ocurra devolverles la misma moneda alma de cántaro porque le harás entrar en combustión. En general el consejo a seguir es: ¡Ignorarlos! Déjales que hablen y vomiten toda su basura. A ti plim Pilarín. Los que te conocen ya saben como eres y el que no pues que se moleste en conocerte antes de formarse una idea o carretera y manta. Que estamos aquí para rodearnos de gente maja y no de linchadores.

Mamarazzi en acción
De los envidiosos también debemos huir como de la peste. Enseguida te recriminan todos tus logros y triunfos. Y de los criticones, uuuy hagas lo que hagas lo harás MAL, o fatal, depende de cómo tengan el día. Y de los, como se dice en mi tierra, burleteros. Hay que reírse mucho en esta vida, pero con los demás, no de los demás. Eso está muy feo y es muy dañino. Con lo fácil que es respetar a los demás igual que queramos que se nos respeten a nosotros.

Naikari y yo disfrutando del café
Las víctimas de los acosos lo pasan fatal y es muy difícil hacer oídos sordos. Más en esta sociedad hiperconectada, pero, como dice Ana Saro, estas crisis suelen durar entre 24 y 48 horas si no las alimentamos. Hay que resistir las ganas de dar unos guantazos virtuales bien dados que luego te vuelven como los boomerang. Y para los espectadores del pifostio, lo mismo: ver y callar. Y recoger pruebas, eso también. Mínimo capturas de pantalla. Ya sabéis: Bloquear, ignorar y, si procediera, denunciar. No os dejéis provocar. Hay que diferenciar lo que es una crítica de un ataque. Igual que el hater tiene que distinguir entre sinceridad e insulto.

Las víctimas deben tomar estos ataques personales con perspectiva y la cabeza fría para buscar las posibles causas de los ataques. Enfría, reposa y luego contesta por privado para quitarle toda la importancia al asunto. Sobre todo, no dejéis que dañen vuestra autoestima, ni nos sintamos culpables o habrán ganado una batalla.

Una grandísima charla que nos ayudará mucho si nos encontramos ante ataques de esta gentuza que existe porque debe haber de todo en el mundo.

¡A fliparse bloggers!
Y lo que vino después también fue muy grande: ¿Cómo conseguir que las marcas te paguen por lo que más te gusta? (Si lo que más te gusta es crear contenido en Internet), por Patricia Tablado, Community Madre. Más que interesante. ¿No creen? Y si encima es Patchgirl quien te lo cuenta ya es la caña porque esta chica tiene mucho, pero que mucho salero. ¿Se puede vivir de un blog? Pueeeees es difícil y se requiere un trabajo titánico, pero que las marcas te paguen por redactar y dar difusión a reseñas de sus productos no es tan inalcanzable.

Apunta, apunta
Empezamos por ponérselo fácil a las marcas: que encuentren tu email sin sudar, información sobre nosotros y un mediakit en el que se desgranen los datos más importantes como número de visitas, seguidores en redes, interacciones, etc., nuestras tarifas y nuestra política de colaboración con las marcas. Así queda todo más clarito y evitamos ciertas situaciones confusas. Todavía es un misterio para todas las bloggers de maternidad que te contacten para enviarte, yo que sé, ¿aguacates? (¿¿¿Que demonios tiene que ver eso con churumbeles y lo que les rodea???).

Más que interesante
Pero qué buscan las marcas de un blog. Evidentemente que sea afín, que llegue a su público objetivo, que sea influyente (Que no tiene que estar relacionado con el número de visitas), que sea serio, que tenga unos seguidores mínimos en redes sociales y que sus opiniones y expresiones no pongan en peligro el prestigio de la marca. Por mucho que les cuadre tu blog si luego te da por tocar temas sensibles de forma alocada no te buscarán.

Refuerzo divertido y yo las más aplicaditas jajaja
Aumentar la relevancia de nuestros blogs no es tan difícil. Lo principal es mantener una calidad superior en los contenidos y ser originales para diferenciarnos de la masa. Busca tu nicho. Cuanto más alta sea la frecuencia de publicación mejor (pero no más de uno al día) y la constancia tiene premio. Rodéate de buenos colaboradores y no te olvides de trabajar el SEO. Todo suma.

¿Que no se te ocurren contenidos? ¿¿¿Cómo??? Sal ahí fuera y busca inspiración, llénate de experiencias, experimenta, no tengas miedo a fracasar que de todo se aprende... ten en cuenta que la realidad siempre supera a la ficción, sólo tienes que ir en su busca. Para escribir hay que vivir.

Cuantos recuerdos me van a quedar del MBday18
Flípate. Nosotras valemos mucho, tenemos contenidos de calidad en nuestros blogs y si no somos unos cracks absolutos en seguidores siempre podemos vendernos como microblogger. Si accedes a trabajar con una marca gratis es muy difícil convencerla de que te pague por hacer lo mismo que haces sin cobrar. Por eso hay que pedirles que te paguen desde el principio. No hace falta esperar a que nos contacten. Da el paso, hazte visible, date valor, busca marcas afines a tu blog, prueba nuevas herramientas, cuida a tu comunidad y hazla crecer... Y cuida las fotos y los vídeos que luego te encuentras cada imagen de productos por ahí que pone los pelos de punta.

A la hora de crear redes sociales es aconsejable que tengas el mismo nick en todas para no confundir a marcas y seguidores y que interactúes con acciones y comentarios de calidad. Crea tus propios hashtags, participa en las conversaciones que sean trendic topic, pero aportando información útil no infoxicando a lo loco,  y sigue a personas interesantes. No hay que temer al talento, comparte información de terceros que creas que aporta valor.

Y el consejo final y más importante. Pase lo que pase: diviértete.

Un Papá Mago y su divertida magia
De su charla salimos todos con una sonrisa y mucha hambre. Aunque en el Blogger's Day se charla mucho y se come poco, que ya tenemos otros días para llenar la barriga y sólo ese para estar con gente tan estupenda. Me alegró mucho poder compartir momentos con Refuerzo Divertido (la más aplicada y sexy de la primera fila), Atención selectiva (fue el destino conocerte y lo sabes), La Guinda de Limón (anda que no nos reímos), Llámame mamá (Era broma, era bromaaaa. Como te voy a mandar a callar cuando yo no callaba), La Sonrisa despeinada (De despeinada nada, la sonrisa más bonita), Paseando a Eloy (Aaay mi hater más linda jajaja), Una mamá Rookie (¡por fin nos conocemos fuera de la pantalla!), Vidas pixeladas (Cámara en mano toda la jornada ¿Conseguiste selfie con todos?), Un papá en prácticas (cómo te lo curraste e twitter), Papá cavernícola (Felicidades por tu libro, tus experiencias son de mucha ayuda), Papá bicho raro (Las mamis no mordemos jajaja), Be born to be pank (por fin nos conocemos, pero que maja eres), Bebe a Mordor (Valieron la pena los nerviosssss, felicidades), Aprender Paso a paso (Que gran educadora, mi premio a la educación ya lo tienes y lo sabes), Y de verdad tienes tres? (Eres mi ejemplo a seguir, felicidades por el premio de Concienciación), Princess and Owl Stories (¡Ole ese merecidísimo premio al mejor blog personal!), Koamamá e Ingekids (Nos muestras el lado más divertido y amable de la tecnología), Cuéntamelo bajito (que grande eres y que poco tiempo tuvimos para charlar), La fábrica de los peques (Mi niña más dulce), Historia de Pitufines (Mi compi de aventuras mata zombies, que poco hablamos), Subida en mis tacones (tus uñas triunfaron, ¡¡yo quiero parecerme a ti!! Top top style), Madres estresadas (Siempre es un placer charlar contigo mi brujita de la lengua azul), Urban and mom (Muchas gracias por el libro del sorteo, nos vimos muy poco joooo), Mimos para mamá (menos mal que te pillé la vuelo jajaja), Madre Reciente (Haikyuu forever, ahí estoy viéndomela yo sola jajaja), María José Rodríguez (¡¡Nos vemos en Jugando por ellos guapísima!!), Un papá mago (Que grande haciendo trucos a los niños), O mundo ao reves (corto pero intenso nuestro reencuentro), Un papá como Vader (Genio y figura), Mamá con K (Cuidate guapísima, ni el cansancio ni encontrarte mal te impidió venirte a disfrutar), La parejita de golpe (reto conseguido yujuuuu jajaja), Mamá y más (¡Tenemos que compartir más cervecitas y carcajadas!), Vigopeques (lo bien que me lo paso contigo no tiene precio, ojalá vivieras más cerca), Manualidades con mis hijas (Oooh maestra de las manualidades), La mamarazzi (¡dónde pone le ojo hace la foto!), Mi pollito dice pío (Que bien te sienta esa barriguita), Pequeña hormiguita (A ti también, las embarazadas más guapas), La madre del pollo (más maja que las pesetas, lo que nos reimos juntas), Papás Blogueros (Que arte tienes), Tang de Naranja (el más original forever), Mamis y bebés (derrochando buen humor), Maternidad Continuum (la superheroína de la teta), Aprendiendo con Julia (Te movías tan rápido que casi sólo pudimos saludarnos), Icalle Ilustración (¡Artistazaaa!), Saquito de canela (un amorrr) ... Seguro que alguien se me queda en el camino. Es lo malo de tener memoria de pez. Joooooo.

A pesar de que algunos de esos momentos fueron extremadamente cortos, me quedé con ganas de más, que me dio mucha rabia no haber podido saludar a tantísima gente con la que compartí espacio, pero que no encontré, ni poder abrazar a los que no fueron y más rabia aún no haberme podido quedar hasta el final y llorar y reír con los que se quedaron en los premios o asistir a la firma de libros para que me firmaran sus ejemplares lo padres y madres escritores (por cierto, que buenísima idea), me quedo con miles de recuerdos maravillosos. Ahora a esperar a la siguiente edición. Muchas gracias Madresfera por organizar este día tan especial.

lunes, 19 de marzo de 2018

Madresfera Blogger's Day 2018 parte 1

Mónica superstar, que grande es
Como siempre, Madresfera Blogger's day fue espectacular. No sólo por las charlas, los sorteos, los regalitos... transciende mucho más allá, pero mucho, mucho. Es el día para los abrazos, los besos, las lágrimas y las risas. ¡Ah! ¡Y las fotos! Instagram arde. Y Twitter ya ni te cuento. No es broma. Trendy topic desde antes de empezar. Los móviles echaban humo.

Y como siempre costó arrancar, porque es muy difícil interrumpir tantos reencuentros efusivos, desvirtualizaciones maravillosas y charlas a siete bandas. Pero lo hicieron de la mejor de las maneras: cantando. Sí, sí. Mónica nos dedicó una canción muy chula con todo su equipo haciendo los coros. Fue genial. Y logró llamar nuestra atención. Eso desde luego.

La compañía en el MBDay es siempre de lujo
Nos sentamos para que nos dieran la bienvenida con un divertido y emotivo vídeo. El MBDay es así carcajadas y lagrimones descontrolados toda la jornada. Es una montaña rusa de emociones y buen rollo a raudales.

No se demoraron mucho con la presentación porque tenían que dar entrada a Pilar Martínez, de  Maternidad Continuum, y Sara Palacios, de Mamis y Bebés para que nos hablaran de "Organización para bloggers ocupadas: cómo apañártelas para aprovechar el tiempo" con mucha chispa y sorpresas. Que pena que Lou, de Pintando una mamá, no pudiera acompañarlas porque tenía que trabajar, al menos nos mandó un vídeo genial sobre la automatización de las tareas con una ayudante excepcional, una de sus peques.

Un coro excepcional
Ellas se pusieron sus capas de superheroínas y nos dieron un montón de tips muy útiles. Para empezar hay que ser realista, pero no dejada. No te pongas objetivos imposibles, pero cumple los que te pongas aunque eso signifique dejar de dormir (de eso sabemos mucho las mamis). Los seguidores son muuuy infieles y si esperan tu post y no llega se pasan a otro blog. Y ¡oh dios mío! Hay tantos. ¡Y taaaan chulos! A lo mejor no vuelven, por muy bueno que sea el tuyo.

Superheroínas al rescate de las bloggers
No nos agobiemos. Planifiquemos, automaticemos tareas, fijemos periodicidad de publicación, hagamos listas de temas posibles y Seamos previsoras. Muy importante el fondo de armario blogueril. Es decir, posts que no pasan de moda y de los que puedes echar mano en cualquier eventualidad (niño malo, marido malos, nosotras malas, ah no, eso no, que nosotras siempre estamos al pie de la cañón). Otro consejo sabio: huye de los robatiempos como de la peste. Son tu peor enemigo para cumplir objetivos. Ponte un temporizador y si no te da tiempo... aaaah, lo sientooooo. ¡Piiiiiii! ¡Fin! A por la siguiente tarea. Con límites de tiempo aprendes a aprovecharlo. Hasta nos dieron una técnica para concentrarnos mejor que se llama del pomodoro y que consiste en pasar 25 minutos enfocando nuestra atención a una tarea, 5 de descanso, 25 enfoque, 5 descanso y así sucesivamente. Y mucho cuidado con la procrastinación, que es muy tentadora ella. Es muy muy tentadora, sobre todo cuando acuestas a los niños y notas como se te cierran los ojitos. (A ti, porque las fieras están liándola parda al menos una hora más). Para el que no conozca tan encantadora palabra, se refiere al bicho imaginario ese que te susurra deeejalo para luego, deeeejalo para luego. Nooo, no le escuches. Mejor ahora y trabajar sin estrés. O con menos estrés.

Gracias por el vídeo Lourdes, ojalá hubieras podido venir
De toda la charla me quedo con una verdad universal: El momento perfecto no existe tachachaaaan. Cierto ciertísimo. Hay que crearlo. Regala tiempo a los abuelos con sus nietos o que disfruten de la compañía de su padre. Y tú a teclear en cuanto salgan por la puerta. También puedes aprovechar esas noches silenciosas en las que tu marido se dedica a matar monstruos mitológicos y las fieras roncan apaciblemente. Que paz.

Lo que no consigan Pilar y Sara... Jajaja
Y llegamos a un tema que me encanta: ¡Las redes sociales! ¿Las necesitas todas? Está claro que no. Hablar de manualidades con cáscaras de huevo en LinkedIn no nos hará más visibles ni aumentará nuestro engagement. En temas maternales, las que funcionan muy bien son Facebook e Instagram. Centrémonos en lo que funciona para no predicar en el desierto. Aunque a mí nunca me arrancarán de mi amado twitter, por mucho que se anuncie su muerte un día tras otro. Yo tuiteo por puro placer.

También hablaron de lo que más duele: el bolsillo, pero que nadie se asuste porque se habló de inversiones muy pequeñas que vale la pena hacer en el mundo blogger. Si queremos ser profesionales hay que parecerlo eh! Eeeeh! guiño guiño. Un dominio, un hosting... que minimo. ¿No? También un respondedor (¿Qué es eso?) Como mailchimp (aaah, ahora sí), las newsletter funcionan si se hacen bien. Un gestionador de redes sociales... (Ahorro de tiempo garantizado). Unas cuantas apps más según nuestras necesidades... Una buena inversión, de cifras más bien pequeñas, se refleja de forma extremadamente positiva en las estadísticas y en el ahorro del tiempo. También se nombraron plugins maravillosos para hacernos la vida más fácil, pero todos para wordpress. Más de un ponente estaba a favor de la migración, pero yo soy una rebelde ainss.

Aaay las palabras clave
Las ponentes dejaron el escenario con un fuerte aplauso de un público lleno de antifaces morados que casi encadenó con otro fuerte aplauso hacia el siguiente ponente: Raúl Rodríguez, de Livire. Él nos hizo muy ameno el tema de seo gracias a un aguacate, que se prestó a servir de ejemplo cuando trató de explicarnos lo más básico del tema en su charla "SEO: Qué es y cómo nos ayuda a tener un blog mejor posicionado". Todo comenzó con una verdad aplastante: el SEO es contenido, hay que cuidar la calidad, requiere tiempo y debemos conocer muy bien de dónde nos vienen las visitas. Y una revelación: la metadescripción ya no posiciona. No perdamos el tiempo con ella.

El título tiene que ser así. Tomad nota :D
Tenemos que tener en cuenta que si no aparecemos en la primera página de Google no existimos. Empecemos por el título. Es importantísimo. Debe tener entre 40 y 70 caracteres para mayor eficacia, incluir las palabras por las que crees que te van a encontrar y ser llamativo. ¡Casi nada! En las URLs tenemos que meter nombres cortos y pasar de los complementos, solo verbos y nombres separados por guiones altos. Atención: El certificado SSL, o de seguridad, sí que posiciona aunque muy poco. De todas formas, vale la pena incluirlo sólo porque no asusten a nuestros seguidores con el mensajito de "Este sitio no es seguro". Ay el malware, el malware, no sé lo que es, pero suena fatal.

El abuso del uso que penaliza, mire usted
Cuidadin con sobreoptimizar que Google se mosquea enseguida y ya te está penalizando. ¡Ostras! Mis hijos me deben ver como el Google del hogar, siempre castigándoles con minutos menos de pantallas. Raúl nos animó a usar Google trends para buscar palabras claves y ver qué es lo que más se busca en ese momento, se puede afinar muchísimo con esta herramienta. Hay que hacerlo con tiempo. No creas que se posiciona en cuestión de segundos. Si quieres posicionar un post del día del padre publícalo con tiempo.

Me encantan los grafiquitos de colores
Otro buen consejo: conoce a tu competencia. Pero no les copies. La originalidad y la naturalidad es vital para el posicionamiento. No tengas miedo de usar negritas y cursivas, a San Google le encantan. Y mete tablas de contenido son geniales para facilitar la navegación del usuario y posicionar. También se aconseja usar palabras claves largas que especifiquen muy bien el contenido, pero cuidado si te pasas de largas o las repites demasiado porque puedes caer en el tostón soporífero. También hay que fijarse mucho en los anchor text (palabra o grupos de palabras en las que se asocia el link). hablando de links, utiliza una buena app para encontrar los links rotos de tu post, que eso también penaliza bastante. Lo que hoy redirige, mañana puede que no.

Con respecto a las imágenes, ejem, no todo vale. Existe algo llamado derechos de autor y no hace falta registrar nada para que sean reconocidos. Los mejor es hacer las fotos nosotros mismos. Y si no podemos... (Imaginemos que hablamos de leones hiperviolentos, no vamos a salir a buscar uno y plantarnos delante de sus colmillitos sedientos de sangre para tener contenido propio), se puede tirar de los bancos de imágenes gratuitos. Citar fuentes no duele, es muuuuy fácil de hacer y el autor te lo agradecerá mucho. Otra cosa que no cuesta nada es etiquetarla, añadirle el título ALT, describirla según su contexto y colgarla con la resolución óptima. Si encuentran la foto, encuentran nuestro blog.

Pero lo más importante, lo más, lo más, lo más, lo más importante, es no olvidar que escribimos para personas. Digamos que Google es el jefe y los seguidores nuestros clientes. Hay que tener contentos a los dos.

Fue una charla genial en la que Raúl tradujo el chino que supone para mí el SEO a castellano aguacate.

Guía secreta de un guardián de Dragones, mooola.
De ahí nos fuimos al café. Un momento espectacular para dar abrazotes y ver a un montón de personas maravillosas. Como sabía que no me podía quedar más allá del medio día decidí sacrificar darme un paseo por los stands de las marcas en pro de intentar charlar con el mayor número de gente posible. Me gusta llevarme esos recuerdos ya para todo el año. Me dio un poco de pena porque pasearte por los stands es muy divertido: por lo que vi tenían a Pocoyo en Juguettos, que sorteaba un montón de juguetes chulísimos entre los asistentes; una lavadora Worten que podía ser tuya si adivinabas el número de bodies que había dentro... ¡nada menos que 55! ¡Que capacidad!, Aneto regalaba 100 litros al que subiera la imagen más molona a Instagram y Literatura SM 100 euros en libros por lo mismo (en este sí participé, que las chicas de la editorial son majísimas todas y me apetecía mucho pasarme por su stand), mochilas de Ergobaby, productos de Hevea... ¡Vamos que se lo curraron un montón para hacerlo de lo más emocionante. Y los chicos del Corte Inglés volvieron a triunfar con su impresora Instagram. Subí

Aaay ese Gumi achuchable!!! <3 td="">
Y bueno, que si eso ya sigo contando el resto en otro post que esto parece no tener fin. ¡Fue tan interesante que es difícil resumir. En fin, si me da tiempo, tengo éxito esquivando robatiempos y no me visita la procrastinación, mañana más y mejor.