martes, 20 de agosto de 2013

Reencuentro maravilloso con mis peques

El abrazo y los besos que me dieron mis pequeñajos fueron un bálsamo para curar este tiempo de soledad en casa. Los niños estaban felices... de verme a mí, de estar en el pueblo, de estar pasando un verano lleno de aventuras. Daniel me contaba mil experiencias y el bebé le coreaba con sus medias palabras, cada vez más entendibles.

Mi hijo mayor no hacía más que repetirme que me tenía que dar prisa porque teníamos que ir a la fiesta del rock&roll. "De San Roque", le corregía mi marido una y otra vez, pero el peque seguía empecinado que era de rock&roll y de ahí no le sacabas.






Por fin estuvimos en su fiesta. Los organizadores estaban celebrando pruebas infantiles con muchos caramelos de premio para todos los participantes y medallas para los ganadores. Daniel participó en algunas de las pruebas para los niños de su edad, pero Iván era demasiado pequeño y estuvo conmigo puente arriba y puente abajo viendo pasar el agua, tirando piedrecitas y admirando las evoluciones de los patos.

Tras las pruebas infantiles vino el chocolate, del que disfrutamos todos porque estaba especialmente bueno. Los peques incluso pidieron repetir. Se pusieron finos y nos redecoraron la ropa a los mayores con gran maestría. Fue imposible esquivar sus ataques.



Ese día cayeron agotados en sus camitas. Yo me fui a tomar algo con el padre, pero estaba tan cansada también que al poco les acompañaba en los ronquidos.

Al día siguiente, fuimos al río con la barca hinchable. Se lo pasan muy bien allí. En esta ocasión le presenté una actividad diferente. ¿Que tal si me hacían unos jardines zen con piedras y palos en la arena? No creo que entendieran el concepto, pero se pusieron a la tarea encantados y yo creo que les salieron muy bonitos (amor de madre).






Para comer teníamos invitados. Las chuletas salieron especialmente buenas y todos las devoramso con ansia. Daniel disfrutó jugando con una amiguita del pueblo, pero Iván se perdió gran parte de la diversión porque tuvo que irse a dormir la siesta. Luego se reenganchó con muchas ganas y estuvieron pasándoselo pipa en la piscinita hinchable.

El domingo nos apeteció pasear por el pueblo y tomar helados. Un plan perfecto. Tras la siesta de los peques nos subimos todos al coche para llevarme a la estación de autobuses. Se despidieron de mí con mil besos y abrazos. Daniel me hizo prometer que el próximo viernes vendría antes. Y me metí con la lagrimilla tonta rondando por el ojo. Aunque me tuve que bajar disparada porque mi querido marido se había llevado mi mochila en su espalda en un despiste. ¡Menos mal que me di cuenta!



Con todo en orden por fin, empezamos el viaje. Mientras yo veía pasar la carretera más aburrida que aburrida. El amor de mi vida y mis adorados hijos se lo pasaban genial en el Museo de la Evolución Humana. Coincidió que habían montado una impresionante exposición temporal a base de legos con dinosaurios, trogloditas, roma, Burgos hoy en día… Debía ser una chulada. De hecho, por lo que me contaron, Daniel se lo ha pedido todo para reyes.

Estoy deseando volver con mis niños el próximo viernes.








14 comentarios:

  1. Jajaja. Ha sido un reencuentro de lo más aprovechado, por lo que veo. Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Por aqui estoy poniendome al día!! Pero se ve que lo han pasado demasiado bien, cuanta diversión que han tenido,me alegro muchisimo que tu y tus peques tengan tantas actividades hermosas...sobre todo porque a los niños les hace tan bien.

    miles de besitos y a esperar ese anhelado viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La que está hundida por no tenerlos por aquí soy yo Buaaaaaaa.

      Ellos están como quieren en el pueblo. Menos mal que ya me queda menos para volver :D

      Eliminar
  3. Me encanta la foto del reencuentro! Cuanto se les echa de menos! me alegro que lo pasarais tan bien! lo del río a mi hija le hubiese encantado jiji
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Y a míFue emocionante verles correr hacia m-i con esa sonrisota.

      Y ya sabes dónde está ese río. Si algún día te animas a darte un chapuzón helado, avisa. Me encantaría desvirtualizarte :D

      Eliminar
  4. Pues era rock&roll y punto jejejeje si que se te ve emocionada, y es que es muy duro separarse de estos pequeñajos verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuuuy duro. Estoy deseando que llegue septiembre y volver poco a poco a la rutina. Espero que el próximo verano pueda disfrutar con ellos de al menos un poquito de vacaciones. Gracias por comprenderme.

      Eliminar
  5. Si es que tienen razón en ese anuncio que dicen que quien tiene un pueblo tiene un teroso. Que divertido es estar en el pueblo sobretodo para los niños! Y tú pasar esos bonitos finde en familia y volver a tu soltería entre semana jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dicen de los pueblos es cierto. Es la mejor manera de conectar.
      Está bien tener algo de tiempo para mí, pero esto ya es demasiado!! Quiero a mis niñitos conmigo snif snif (soy masoca, lo sé).

      Eliminar
  6. Hace bastante que no me paso por aquí, y me imagino que la separación se debe a que tu tienes que trabajar... ya queda menos para el viernes, y septiembre a la vuelta de la esquina, coincido con uno de los comentarios en que la foto del reencuentro es preciosa, un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como puedes ver yo también hace mucho que no me paso por aquí :D

      Ni por mis queridos blogs a los que sigo. Es la falta de tiempo. Cada minuto vale oro. ¡Es increíble!

      Aciertas al cien por cien. La separación es por motivos de trabajo ¡afortunadamente! Y dentro de poco habrá otro reencuentro que será el último porque este fin de semana nos los traemos de vuelta a casa :D

      Eliminar
  7. menuda agenda te estas marcando este verano...
    el plan me encanta, parece que no has tenido un segundo pra aburrirte !! que guapos están los peques!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ha pasado el verano volando!! Y por las fotos que nos has ido enseñando parece que a ti también!! Ya verás que bien se los pasa Jaume en primero de Infantil

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.