sábado, 15 de junio de 2013

Con las manos en la masa

Daniel no pierde ni una oportunidad para meterse en la cocina. Cuando toca cocinar me marea con un "¿Puedo ayudarte mami, porfi, porfi, porfiiiii?" constante. A veces resulta imposible contar con él como pinche porque tengo prisa por acabar la cena para que no se vaya a dormir muy tarde o porque la receta entraña demasiada peligrosidad para su corta edad.

Llevaba una buena temporada sin acceder a sus ruegos y ya me daba pena la carita de desilusión que me ponía a cada negativa, así que le di harina y agua e hicimos tortitas de gazpacho andaluz. Es tan fácil como mezclar el agua y la harina y freir la masa resultante en poco aceite. Las usamos en sustitución del pan y le encantaron.

Pero a su padre le pareció una actividad muy pobre para su hijo y apareció un día con una caja de preparado para hacer magdalenas de chocolate. ¡Que alegrón se llevó Daniel!

Se pusieron a ellos inmediatamente. Me encantó la idea que tuvo el papi. Realmente son preparados muy fáciles de hacer, con resultados deliciosos y con poco peligro para los niños.

Nos cenamos una de postre y estaban realmente deliciosas.

6 comentarios:

  1. Tu hijo mayor va a ser cocinero!!' Jeje!!
    Tu marido tuvo una idea genial y se nota que a Daniel le encantó! Se le ve feliz cmo una perdiz en la foto!! Jejeje!! Un besazoo

    ResponderEliminar
  2. Es el nuevo Arzak. Como si lo viera... Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Tu niño me deja de piedra, que afán por cocinar por Diós, y a mí que me cuesta la vida y un riñón pensar la cena...

    La idea de que te releve algún día no está tan mal jejeje ¿Qué tal se maneja con las tijeras? puedes organizar una cena fría de cositas que pueda cortar con las tijeras y hacer un mix tipo "bocadelicioso" para rellenar unos sándwiches... anda que no están buenos jejeje
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Que buena idea!! Le encanta trastear con las tijeras y a mí me apetecen esos bocadeliciosos. El problema es que me ha salido un niño que quiere cenar CENAR, con mayúsculas. Se come un platazo de macarrones con chorizo y tomate y después me pide segundo o_O

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.