jueves, 20 de junio de 2013

Los talleres del centro comercial

Una amiga me llamó y me propuso tomar un café en el McDonald que hay en el centro comercial de al lado de casa. Me pareció una idea genial porque allí tiene una terracita con juegos para niños. Ana me había comentado que justo enfrente hacían unos talleres estupendo para lo peques. No pensé que mi hijo entrara tan alegremente, pero se ve que vio que su amigos se iba para dentro y él fue detrás sin pensárselo dos veces.

Nos metimos en el McDonalds sólo con Iván y nos instalamos cómodamente en una mesa con amplias vistas sobre los juegos. Mi bebé se sentó a mi lado y me dio una sesión de besos babosos muy tierna que me dejó totalmente desarmada. Cuando se cansó se fue directo a los juegos. Tenía miedo de que los mayores le atropellaran cómo ya había pasado en otras ocasiones pero ¡al contrario! Lo cuidaban y lo trataban con mimo. No me puedo quejar.

Hubo un momento en que lo perdí de vista y me pude nerviosa, pero lo único que había pasado es que el muy tunante se había subido al piso de arriba no sabemos cómo. Un niño de unos ocho o nueve años se ofreció solícito a bajármelo de ahí. Hacía mucho que no me tomaba un café con tanta tranquilidad.

Cuando terminó el taller recogí al mayor. Al principio iba y venía por el recinto con unas grandes gafas amarillas y ni me vió, pero, cuando se percató de mi presencia, corrió hacia mí con una amplia sonrisa.

"¿Te lo has pasado bién?" le pregunté.
"No" fue su respuesta
"¿Entonces no quieres volver nunca más?" insistí.
"No" Volvió a responder sonriendo.
"Pero ¿Qué habéis hecho?" Quise saber.
"Hemos jugado a superhéroes" aseguró tan tranquilo.

Estoy segurísima de que se lo pasó genial, aunque diga lo contrario.

8 comentarios:

  1. Ayyy, si es que ya va entendiendo el sentido de la ironía. Jajaja. Besotes.

    ResponderEliminar
  2. que cambio!!otras veces te ha costado mas relajarte y disfrutar en una terracita... asi que los avances son muy positivos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo misma estaba sorprendida. ¡Tengo que repetirlo!

      Eliminar
  3. Me he encantado esa sesión de besos que te dio tu pequeñín. Yo también estoy segura que se lo pasó pipa, Jirafita también es muy de negar a sabiendas que estamos esperando la respuesta afirmativa porque vemos su cara de satisfacción...¡cómo son a veces!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me tocó la fibra sensible tanta muestra de cariño. Me prefirió a mí antes que a un pedazo de castillito de juegos jejeje

      Yo creo que a veces estos peques no saben ni lo que quieren decir o cómo explicarse bien. Supongo que el mensaje era: me lo he pasado bien, pero prefiero hacer las cosas con mi mamá

      Eliminar
  4. Jo que chulada de mc Donals, los de mi zona son mas cutrecillos. Pero lo que realmente mola es que los niños mas mayorcitos, tanto de los parques como de sitios así, se ofrezcan a ayuar y estar pendientes de los mas pequeños y así puedas respirar tranquila un ratejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprendió muchísimo que cuidaran tanto de Iván. Lo normal es que lo atropellen constantemente.

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.