miércoles, 25 de marzo de 2020

Kuala, libro juego cooperativo

Que suerte tuve al ganar, en el sorteo de MásQueOca, Kuala, el libro-juego cooperativo en el que nosotros somos los héroes. ¡Es una pasada!

Una de estas tardes de cuarentena nos sentamos en la mesa del comedor para estrenarlo y cada uno eligió el personaje que mejor le cuadró (más bien eligieron los niños y nosotros nos quedamos con los que quedaron, pero da igual porque todos molan). Tenemos el personaje más fuerte, el más rápido, el más listo y el amigo de los animales. Todos tienen sus características propias y sus misiones específicas que sólo pueden hacer ellos.

Mucho cuidado que habrá pistas falsas y caminos equivocados. Hay que pensar bien cada decisión antes de dar el siguiente paso.

Una vez repartidos los personajes nos cogimos cada uno el libro correspondiente y empezamos la lectura conjunta. Leíamos por turnos los bocadillos del narrador y cada uno lo que decía su personaje para hacerlo más dinámico. El principio es casi igual para todos, aunque alguno puede ver pistas en sitios en los que los otros no las ven.

Somos cuatro niños en busca de tesoros que luego intercambiaremos por dinero. Ojo, que empezamos con 10 monedas cada uno que podemos gastar en la tienda de la viñeta 172. Nosotros pecamos de novatos y nos enteramos de esto al final de la primera aventura que jugamos, con lo que no teníamos ningún objeto de los que pedían para ayudarnos a avanzar. Sólo los que encontrábamos por el camino. Aún así conseguimos muchísimos tesoros.

Ya sabéis, antes de viajar pasaros por la tienda. Tened en cuenta que sólo podéis llevar dos objetos por personaje como máximo. Excepto en el caso de que sean tesoros que podéis llevar todos los que encontréis.

El camino está lleno de puertas, pasadizos, escondrijos, puzzles y enigmas. Para acceder a algunos sitios o resolver ciertas pruebas necesitaremos objetos concretos. Hay que recordar bien los caminos para volver cuando encontremos el objeto, si lo encontramos... Ten a mano un folio para apuntar todo lo que necesites. Sobre todo el número de tesoros que vas encontrando jejejeje

Es importante coordinarse bien entre los cuatro porque mientras unos están en una viñeta, otro u otros pueden ir a otra que es sólo para su personaje. Eso está indicado con un símbolo. Entonces todos tendremos que esperarle y estar muy atentos a lo que nos cuenta. Es importante seguir un orden y tener paciencia, que ya sabemos que todos queremos ser los primeros, pero a veces no puede ser.

Cuando resolvemos un enigma o puzzle obtenemos el número de la viñeta siguiente a la que debemos acceder. Si la viñeta tiene el mismo símbolo que aparece en la prueba, la habremos resuelto con éxito, si no habremos fallado. Tranquilos, que aquí lo más importante no es resolver cuantas más pruebas mejor, si no los tesoros que vayamos encontrando y que luego intercambiaremos por dinero para volver a la tienda y abastecernos de cositas muy interesantes y útiles.

Tomaos vuestro tiempo para pensar. A algunos hay que darles muchas vueltas y en otros caes enseguida. Nosotros los resolvíamos por turnos dando la posibilidad de pedir ayuda a los compañeros. Así evitábamos al típico jugador que los resuelve todos en un pis pas y no da oportunidad a los demás (ejem, y no quiero señalar a nadie).

Cada partida dura cinco días que se marcan con un símbolo de un sol en unas casillas determinadas. Cuando pasen estos cinco días tendremos que hacer recuento de tesoros y puntos. El sistema para contabilizarlos es buenísimo porque tiene en cuenta el número de jugadores, la edad de los mismos y el tipo de tesoro que vamos a ir a buscar (rango de dificultad).

Cada vez que juguemos podemos elegir otra isla que explorar o la misma para acceder a lugares que en un primer momento no pudimos ver porque nos faltaba algo. Es totalmente rejugable.

Me parece un juego completísimo y muy emocionante. Ideal para vivir grandes aventuras en familia o con amigos. No sé cómo funcionará con menos jugadores porque aquí todos queremos jugar cada vez que decimos de echar una partida. En las instrucciones dice que, simplemente, las acciones de los personajes que no juegan no podrán hacerse, pero no pasa nada porque el objetivo, como ya digo, es hacerse con la mayor cantidad de tesoros, no recorrer todos los rincones, ni resolver todos los puzzles.

Nosotros hemos decidido intercambiar los personajes cada nueva aventura para probarlos todos, pero si le tenéis cariño al vuestro podéis jugar toda la campaña con el mismo. Es el caso de Iván que ha soltado a su amiga de los animales a regañadientes y está deseando recuperarla.

Por cierto, que MasqueOca tiene un montón de libros juego en su catálogo a cual más chulo, aunque éste es el único de varios jugadores. El resto es de un sólo jugador. Mis hijos tienen clarísimo cuál va a ser el siguiente que se venga con nosotros a casa: Zombi. ¿Alguien lo dudaba?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta saber lo que piensas.