sábado, 30 de marzo de 2013

Perrucho y perrucho

Hacía siglos que el perrito de peluche con el que dormía Daniel y durmió Iván eventualmente estaba guardado en el armario. Ahora los dos duermen sin muñecos en la cama. Como mucho con mami, pero eso es otra historia.

El caso es que un día que Daniel estaba jugando en casa de un amigo, de repente, oímos un lamento desgarrador: "Perruchoooo, perruuuuucho".

Fuimos corriendo a ver que había pasado. Iván llevaba muy contento un perrito de peluche en sus brazos y el amigo de Daniel señalaba la escena con dedo trémulo y lágrimas en las orejas. "Es el peluche con el que duerme Luis" me explico la madre y en un segundo ya le había dado el cambiazo  ami hijo menor por otra cosa menos valorada por el anfitrión de la casa, pero muy atractiva a ojos de mi benjamín.

Daniel se debió quedar con toda la escena porque, días después, descubrió el libro que le hice hace mucho para que se fuera a la cama contento. Y en una de las fotografías ¡tachán, tachán! se encontró con que él también había dormido con un perro de peluche. "¡Perrucho!" exclamó "Mami, quiero a perrucho" me pidió mimoso. Le saqué el muñeco del armario y ya no se separóa de él en todo el día.

Ahora me lo pide de vez en cuando. Es curioso cómo ha copiado a su amigo.

11 comentarios:

  1. Si es que los niños aprenden por imitación, por eso es tan importante que los padres seamos un buen ejemplo para los hijos.

    ¡¡¡Que monitos los dos con el "perrucho"!!! Yo estuve durmiendo 10 años (hasta hace 2) con un cojín que me encantaba, era de mi hermano y olía a bebé (colonia Nenuco a cascoporro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, tienes un premio en mi blog :) http://mamibuho.blogspot.com.es/2013/03/que-me-han-dao-un-premio.html

      Eliminar
    2. Yo tenía una sabanita que me duró también muchísimo!!! Era tan suaaave.
      Muchísimas gracias por el premio. Me ha hecho muchísima ilusión.

      Eliminar
  2. Yo dormí años con peluches. Y cuando digo "años" quiero decir hasta los 20 o cosa así. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí ahora me sobra hasta el marido a veces jajaja

      Eliminar
  3. Mi nena tb suele dormir con algun peluche, aunque le da igual cual! Jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor, así nunca tienes problemas si no encuentras al predilecto.

      Eliminar
  4. jajaj que bonita historia, mi hija siempre duerme abrazada a algún peluche sino no se puede dormir eso lo descubrimos en verano cuando era imposible dormirla y desde entonces tiene que dormir así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy entrañable ver como abrazan sus peluches. Iván incluso les da besitos.

      Eliminar
  5. Sé que hay muchos padres que enseñan a sus hijos a dormir con algo que les proporcione seguridad, como un peluche, un pañuelo y hasta una media (lo he visto) pero no me parece bien. ¿Sabes por qué? Porque cuando por "accidente" se destroza en la lavadora... es casi peor el remedio que la enfermedad. Y da igual que se lo cambies por algo exactamente igual. Reconocen el suyo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes. En el caso de Daniel, creo que sólo lo ha pedido porque su amigo tenía uno, pero a día de hoy ya casi no le hace ni caso. El segundo día que se lo metió en la cama lo sacó a los cinco minutos y lo puso a dormir en la mesita de noche porque le molestaba. ¡es un veleta!

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.