viernes, 12 de abril de 2013

Pulsos nocturnos

El peluche que quiere llevarse Daniel a la cama es mamá. Ya le he explicado que, alguna noche, me voy encantada con él, pero, hay otras, que mami tiene mucho que hacer antes de irse a la cama o que le duelen todos los músculos del cuerpo y adoptar rocambolescas posturas compartiendo un colchón de noventa con su querido hijito no es la mejor terapia, pero no hay manera de hacerle entrar en razón.

La noche que me tumbo a su lado hay paz (por su parte, porque Iván es otra historia), pero cuando se me ocurre negarme ya tenemos una guerra montada. Se puede pasar horas llorando a gritos, despertando a su hermano, pidiéndome que le tape, que le encienda la luz del baño, que le dé agua... Hasta que pierdo la paciencia y acaba llorando con razón.

Le regaño, me enfado, le amenazo... Incluso se gana alguna azotaina. Intento no perder el control de la situación y hablarle con tranquilidad, pero el sueño, el cansancio y la actitud déspota de mi primogénito no me lo ponen fácil.

Cuando se calman un poco las cosas, nos abrazamos, nos besamos, le explico que tiene que dormir, que ya estamos todos durmiendo, que mañana hay que madrugar... Le acomodo en la cama, le doy unos mimos y me tumbo en la mía con los ojos bien abiertos, esperando. Con un poco de suerte sólo me llamará un par de veces más antes de dormirse de puro agotamiento.

24 comentarios:

  1. Nena!! Es muy dificil. Hay cosas que cuestan mucho de cambiar. Tienes que intentar ser firme y adoptar siempre la misma postura. No es fácil, lo se. Desde aqui te mando muchos ánimos. Un besazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intento, lo intento, Intento ser paciente y cariñosa, pero hay veces que él ni me escucha y sigue llorando y llorando. Entre el sueño, el cansancio y la impotencia acabo por perder los nervios. Supongo que es porque está en la etapa de las pesadillas.

      Eliminar
  2. yo es q soy de la opinión d q dormir hay q dormir porq sino al día siguiente estamos todavía más muertas q vivas.
    así q si Sofía necesita q me acueste una hora a su lado para dormirse, pues lo hago.

    ya me gustaría a mí q fuese de esas niñas q vas 3 veces a su cuarto y se queda frita, q vaaa, la mía tiene q estar un ratito contigo leyendo cuentos y luego apagarlas luces y dormirnos abrazadas...
    no me da tiempo a ducharme, a sentarme en el sofá, a leer o a ver pelis.... pero es q o es así o no duerme ni la gata en toda la noche jejejejejeje.

    hay q amoldarse a lo q los enanos piden, q no es más q estar con mamá un ratito más :D
    podríais turnaros, una noche tú y otra su papá, no? a ver q tal funciona.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Tienes toda la razón, pero al tener dos enanos demandantes que quieren específicamente a mami (y no a papi) me paso las noches del tingo al tango y acabo agotada. Primero a la cama de Daniel, luego sentada al lado de la cuna, si no funciona me llevo al bebé a mi cama, si se despierta Daniel despierto a papá para que cuide que no se caiga el bebé y me voy a la cama del mayor. En cuanto se duerme vuelvo a mi cama para ocuparme del bebé... ¡No puedo más! Así que intento acostumbrar al mayor a que duerma solito, a no ser que haya una razón de peso (un día complicado para el peque, que esté malito, que haya tenido una pesadilla...) Entonces sí que me acuesto a su ladito, pero no quiero que sea por costumbre todas las noches porque las posturas me están agravando el dolor de espalda y la falta de sueño el carácter ¡Sight! Ojalá fuera todo más fácil. Con Iván también estoy siendo más estricta y prefiero estar sentada en un cojín en el suelo dos horas que llevármelos a la cama. Le doy la mano, le acaricio, le hablo bajito... Hasta que se duerme. Muchas gracias por tus consejos y por preocuparte.

      Eliminar
    3. ya, te comprendo perfectamente.

      yo, tras ver que más o menos volvemos a dormir medio-bien (esto es despertarse 3 veces en la noche), porque antes con lo de quitar los dedos de mi boca al dormirse ha sido un calvario...
      pues tras ver que más o menos está volviendo a dormir como antes, estoy intentando q cuando se despierta de noche no me meto en su cama sino q me quedo sentada en la cama de abajo mientras me apoyo en la barrera anticaídas y le acaricio el cuele ... pero es q me puedo tirar 20 minutos así q no termina de pillar el sueño de nuevo, y al final, rendida, me meto en su cama hasta q se duerme.
      jejejejejeje.
      y no, no es la solución, pero viendo q a las 7 el despertador me suena, o hago eso o no duermo :D

      besos

      Eliminar
    4. A mí antes me sonaba el despertador a las ¡cinco! Un horror. Cuando estoy desesperada los meto en mi cama, en alguna ocasión contada, incluso a los dos a la vez. Somos humanas y necesitamos dormir tanto como comer. Ay que ver los juergas que nos han salido estos chiquillos : ni quieren dormir, ni planes tranquilos jajaja

      Eliminar
  3. Que carita ponen cuando duermen yo podría pasarme horas y horas mirando así su cara!

    ResponderEliminar
  4. Qué complicado tiene que ser eso... Y yo que pensaba que ya estabas durmiendo mejor. Ánimo!! Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay noches y noches. Las buenas las celebramos jajaja

      Eliminar
  5. Pobre!!! Estas cosas son siempre muy duras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Estoy agotada!!! Pero estoy segura de que pronto dormirán mejor jeje. La esperanza es lo último que se pierde

      Eliminar
  6. Hola a todas,

    Soy Laura y es la primera vez que me paso por tu blog pero me parece muy interesante.

    He leído que, en la situación que describes,"intentas ser paciente y cariñosa". Realmente podríamos pensar que esa es la mejor manera de hacerle entender a nuestro hijo que mamá tambien tiene que descansar en algún momento, pero por experiencia sé que en ese momento tu hijo lo que necesita son unos límites claros, que te muestres segura de lo qué le estás diciendo y que seas firme en tu decisión.

    Soy totalmente consciente de que al principio cuesta y que, incluso las primeras veces que lo intentes su comportamiento todavía será peor,pero desde aqui te damos ánimos para que lo intentes y, sobretodo no cedas y duermas una noche con él porque de esa manera sólo conseguirás que tu hijo sepa que si insiste mucho, mucho, mucho, al final lo consigue. Por lo tanto la siguiente vez que le digas que no a algo, sabrá que si insiste al final tendrá lo que quiere.

    Espero haberte ayudado un poco, o al menos haberte dado una opción diferente a la que estás acostumbrada.

    Un saludo

    www.desarrollo-continuo.com

    ResponderEliminar
  7. Yo siempre me quedo dormida... no aguanto nada. Este tema es complicadillo. Yo tomé una decisión pero a veces hay quien no lo ve igual... Mucho ánimo con esas noches. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta tumbarme con ellos, pero sólo hay una mami y estoy derrengada. Lo que no quiero es que se acostumbren a que mamá esté a su lado siempre, porque me toca ir de una cama a otra y a la cuna toooda la noche. Sight!

      Eliminar
  8. CÓMO ME SUENA.......o puedo estar con los 3 a la vez......y loñ siento en el alma...así quye hacemos turnos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estos niños quieren a mami para ellos sólos y no se dan cuenta de que mami es humana. Aunque luego se nos cae la baba cuando nos buscan.

      Eliminar
  9. Paciencia, no hay otra. Has probado a ponerles luces o algo por si fuera miedo? Es lo único que se me ocurre decirte.
    Ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le dejamos la luz del baño encendida y estoy pensando en comprarle un lamparita. Lo malo es que a luz molesta la bebé, así que me paso la noche encendiendo y apagando la luz del baño según se despierte uno u otro.

      Eliminar
  10. Yo con Marcos tenía unas peleas imposibles, empezaba a mandarle a la cama a las 9 de la noche y eran las 11 y aún seguíamos luchando, pero todo esto ha cambiado desde que viene el duende de los sueños, es un duende que si te quedas en la cama solito y tranquilo y te duermes, al día siguiente debajo de tu almohada tienes una sorpresa. Pues bien ha funcionado todas las noches le dejo un huevo de chocolate pequeño o una chuchería o simplemente una moneda para meterla en la hucha y cuando tenemos 5 monedas vamos a las bolas. Espero que os funcione.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me encanta la idea!!! La voy a llevar a cabo, aunque voy a intentar que le dejen los materiales para alguna actividad o un vale para ir a algún sitio o algo así, porque el huevo de chocolate ya le cae todos los viernes para ri a piscina contento y se me va a enchocolatar jajajaja. Muchas gracias Ro

      Eliminar
  11. Hola, Te llevo leyendo muchisimo aunque nunca te he comentado,
    a lo mejor no estas de acuerdo conmigo pero te cuento mi experiencia por si te ayuda. Tengo 31 años y tengo 4 hijos, de 5 años, 4 años, 2 años y la bebe de 4 meses, asi que entiendo tu cansancio,todos quieren mi atencion y yo estar con ellos, pero a la hora de dormir, siesta y noche me pongo muy muy seria hasta enfadada(aunque no lo este, porque si no me toman el pelo) empezamos asi con la mayor, y lloraban y lloraban pero nunca me he acostado en su cama ni ellos en la mia, la cama de papa y mama es sagrada y lo saben. A veces es cuestion de meses pero como decia otro comentario sin ceder ni un apice, quiza pases semanas durisimas pero a la larga lo agradeceras. Mis hijos se van a la cama a la primera a las 8 y media, y yo puedo descansar o ocuparme del bebe. Les doy agua y van a hacer pipi antes de dormir y ya no les doy de nada, eso si muy seria y sin ceder.Vienen amigos o lo que sea y ni se levantan. De verdad, aunque se te rompa el corazon es por su bien,estas invirtiendo a la larga y es tan bueno para su educacion que no se salgan con la suya y marcarles unos limites.
    un besito y animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Tus consejos me sirven de mucho. Lo cierto es que me siento muy culpable cuando mi niño me dice que me necesita y yo no le respondo cómo él quisiera. A veces dudas si se lo estás haciendo pasar mal por nada.

      Felicidades por esa familia preciosa que tienes. No sabes la envidia que me das, pero me temo que mi mala experiencia con el sueño de los peques me echa para atrás a la hora de tener más. Sé que no duermen no por ellos, sino porque algo estaré haciendo mal y me da miedo errar también con otro bebé.

      Muchos besos

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.