domingo, 27 de octubre de 2013

Cenas de Halloween

Este año, hemos variado un poco de la típica calabaza linterna y el consabido pastel. Vi en Pequerecetas unas recomendaciones muy graciosas y me puse manos a la obra sabiendo que triunfarían entre los más pequeños. ¿Si al final tengo que cocinar igual, que más da que le de una forma u otra a la comida?

Así que una noche me puse a hacer unos monstruos tentaculares graciosísimos a base de pastel de pollo y hojaldre, e invité a los chiquillos a que les pusieran cara a base de aceitunas negras, pimientos, zanahorias y patatas cocidas. A Daniel le encantó la idea. Iván no pilló las instrucciones y en vez de hacer caras se comía los ingredientes. El conflicto llegó cuando el bebé empezó a comerse las caritas que ya había hecho su hermano mayor. Logré convencerle para que no lo hiciera, pero entonces comenzó por las patas tentaculares de hojaldre. Daniel acabó por imitarlo y casi se comen a los monstruos antes de que llegaran a la mesa. Tuvimo que arrancarles de la cocina a la fuerza entre su padre y yo. Hay que ver cómo chillaban y pataleaban.

Por fin, pusimos la mesa y sacamos los monstruos maqueados por nuestro primógénito y casi sin patas.

La fruta también fue una sorpresa agradable: con un cuchillo bien afilado les dibujé caras de calabaza a las mandarinas y de fantasma a los plátanos. Iván atacó una calabaza mandarina enseguida, pero Daniel se quedó mirando el resultado embobado y nos suplicaba que no nos lo comiéramos porque le gustaba mucho. Tuvimos que obligarle a comer su ración por mucha pena que le diera.

Al día siguiente, Daniel se lllevó al cole un sandwich monstruito para almorzar. Le encantó la sorpresa.

Y esa misma noche hice la momia de pastel de carne. Quedó muy graciosa y se la comieron sin protestar a pesar de que las vendas eran de queso y a Daniel no le gusta nada este alimento. Me encantó esta receta porque tiene muchísima verdura. A la hora de la fruta el mayor nos pidió que repitiéramos las calabazas y los fantasmas del día anterior.

Lo cierto es que aún queda mucho para el 1 de noviembre, pero encontré tan originales estas ideas que no pude resistirme. Y mis hijos felices.

19 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Que vá. Son muy facilitas. Ya sabes que yo no me complico mucho jejeje

      Eliminar
  2. Jajaja. Quedó chulísimo!! Se lo diré al churri, que yo en el fondo también soy una niña... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Pero que guapos y grandes están por dios!! Me encantan como siempre todas tus ideas! Me las apunto todas!!
    Un besazo, Aly!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Cómo me alegro de tu vuelta :D

      Eliminar
  4. Como te lo curras!!! Madremiaa! Jeje!

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias!! Es muy fácil de hacer. Seguro que te sale exactamente igual si te animas a hacerla :D

      Eliminar
  6. Buenísimo. Me encanta todo esto que has hecho.¡¡¡Te lo voy a copiar todo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Pues seguro que te sale un millón de veces más chulo porque vaya manitas de oro que tienes :D

      Eliminar
  7. Te lo curras una barbaridad! La momia me ha encantado, jajajajaja! (chívanos la receta!!).
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es muy resultona. Tienes la receta en pequerecetas o en el blog de Micrópolix: http://microconsejos.com/2013/10/28/la-ciudad-de-los-monstruos/ ;)

      Eliminar
  8. Dios mio que chuladas.
    Dácil adóptame que yo también quiero hacer esos talleres de cocina :P

    ResponderEliminar
  9. Adoptada quedas :D

    Cuando vengas a Madrid dame un toque y nos montamos una clase de cocina en un pis pas ;)

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas.