jueves, 7 de febrero de 2013

La mamá de mi pigüino no sabe coser

Cuando me informaron en la clase de Iván que había que traer el día ocho de febrero a los bebés disfrazados de pingüinos se me heló la sangre. "Y que no sea comprado, que son muy incómodos para estar cambiándo pañales" me aclaró la cuidadora dándome la puntilla. ¿Aguja e hilo? Soy negada, pero por mi niño lo que sea. Me enfrenté a mis miedos. Desempolvé mi caja de costura y la abrí optimista. Me di de narices contra la realidad: Una madeja de hilos enredados, un desorden indescriptible, miles de porquerías compradas en el todo a cien que a la hora de la verdad no sirven para nada... No me amedrenté. Con muchísima dificultad enebré el hilo en la aguja y comencé a coser las patas naranjas a los bajos del pantalón. Cuando ya llevaba una cutremente hecha, decidí probárselo antes de seguir. Sabia decisión. La pata era ridículamente larga. A la mañana siguiente enmendé le error y cosí la siguiente pata, que quedó aún peor.

No perdí la esperanza. Ahora venía coser la barriguita blanca en la camiseta azul marino. ¿Qué dificultad podía tener eso? ¡¡Todas las del mundo!! No tenía ni idea de cómo lograr que el óvalo de fieltro permaneciera en su sitio para coserlo sin hacer arrugas en la camiseta. Al final me las apañé con celo que pegaba y despegaba según avanzaba. Notaba cómo iba alargando mis irregulares puntadas en un intento desesperado por acabar antes. Se me hicieron millones de nudos. Menos mal que recordé a mi madre explicándome cómo se deshacían cuando era niña. Nunca hay que tirar. Metemos la aguja en medio del nudo y vamos intentando desenredar poco a poco. Tardé una eternidad. Mis dedos no volverán a ser los mismos tras esta sarta de pinchazos.

Por fin me puse manos a la obra con el pico. Recorté una cartulina con la forma, la puse entre dos trozos de fieltro naranja y cosí a la buena de dios. Resultado: Horroroso, pero con forma de pico al fin y al cabo. Aún no se habían terminado mis sufrimientos. Pegarlo al verdugo al que previamente había cosido una par de ojitos, hechos con fieltro blanco y cartulina negra, fue casi una misión imposible.

Casi sin creerlo coloqué el disfraz casero en la cama de Daniel para verlo en conjunto. ¡Lo habia terminado! Y tenía una pinta aparente. Casi lloro de la alegría.

Esa misma noche se lo probé a mi benjamín. En cuanto le puse el pantalón se tironeó de las patas, con el círculo de la camiseta hizo lo mismo y cuando le llegó el turno al verdugo no le gustó ni un pelo. Protestaba enérgicamente a la vez que intentaba quitárselo angustiado.

El viernes le llevaré sin verdugo y que se lo pongan las profes para la foto si quieren.


19 comentarios:

  1. Te felicito por intentarlo, además con éxito! a mi me parece que quedó muy bien. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me subes la moral.

      Pero piensas eso porque no ves las puntadas. Las fotos están hechas a posta para que no se aprecien jajaja

      Eliminar
  2. Lo que no tienes en costura lo compensas con ingenio! ha quedado genial! feliicades, que mono vestidito de pinguino!!
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Las chapuzas no se aprecian en la foto. Menos mal! De todas formas, los bebés están monísimos con cualquier cosa que les pongas. Esa es mi mejor baza jaja

      Eliminar
  3. Oye pues para no saber coser te ha quedado la mar de bien!
    Yo estoy muy orgullosa de mi disfraz (cosido a mano por mi madre pero con el patrón dado) y me han entrado gaans de aprender a coser. Lo apunto en mi lista jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si nos regalas una foto de tu disfraz que me has dejado con una curiosidad horrorosa :D

      Eliminar
  4. Eres muy valiente y todo un ejemplo de tesón.
    Pero no sé porque no dejan que sea comprado... ¿qué pasa con las mamás que no saben coser? ¿y las que no tienen tiempo?
    Bueno, lo mejor es que yo creo que te ha quedado bien y espero que el peque disfrute en la fiesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Más que tesón ha sido "Hay que hacerlo por narices". Los trajes comprados suelen ser completos y para ella es un rollo estar quitando el traje completo para cambiarles el pañal y por eso te piden que lo hagas tú, pero hoy había en la clase más de un disfraz comprado :D

      Eliminar
  5. ¡Pero si es perfecto! Vaya, yo no sabría ni por donde empezar, está genil, y el niño como no puede ser de otra manera, precioso!!! Felicidades, apañá! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias!!! Si lo ves de cerca se ven más la imperfecciones, pero para lo que lo queríamos está bien jeje

      Eliminar
  6. Pues me parece que te ha quedado muy chulo, así que de no saber coser a currártelo así es un gran logro. Felicidades mamá pingüino! Besos helados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Seguro que mi madre y mi suegra hubieran hecho lo mismo que yo, pero en cinco minutos en vez de en una tarde y mucho mejor terminado jaja Como sigamos así me veré obligada a aprender a coser.

      Eliminar
  7. Oye, pues te ha quedado genial, de verdad!!!! Está muy guapo! Felicidades costurera! :)
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Menos mal que las profes no han sido muy exigentes con las puntadas jajaja

      Eliminar
  8. pues chica, para no saber coser me has dejado con la boca abierta.

    un 10 para tí por la imaginación
    otro 10 por los recursos
    y otro 10 por la labor realizada a mano.

    de veras.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Tú sí que me dejaste alucinada cuando leí que casi habías terminado un disfraz de ¡Hermione! Espero que se lo pongas a Sofía para el próximo año porque me quedé con las ganas de vérselo.

      Eliminar
  9. Pues te quedó muy bien!!! Yo no quiero ni imaginarme lo que haría si me tocase hacer un disfraz de pingüino (o de lo que fuese). Para la próxima, recuerda esta palabra que no debe faltar en el vocabulario de cualquiera a quien no le guste coser: Fiselina (te salva la vida, en serio). Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Me acordaré de la fiselina, ¡que buena idea!! Si yo hubiera usado el pegamento todo lo pega a saco, pero en esta ocasión, quería poder descoser lo cosido para aprovechar las prendas de vestir en el día a día.

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.