jueves, 7 de febrero de 2013

Una reunión muy importante

Le conté a Mari Carmen, del Estudio de arquitectura colindante a mi escalera, que últimamente Daniel entraba llorando al colegio y se agarraba a mi pierna desesperado. Mi amiga tuvo una gran idea. Ese mismo día, cuando volvía a casa con mis retoños, cogió al mayor por banda y lo citó en en su local para tener una reunión muy importante. Tanta ilusión le hizo a mi hijo que me hizo hacerle una agenda para apuntar la cita. Para cada día dibujamos un satélite, planeta o astro. En el lunes una luna, en el martes a Marte de rojo, en el miércoles a Mercurio con puntitos, en el jueves a Júpiter con rayitas, en el Viernes a Venus de rosa por la diosa del amor, el sábado pintamos a Saturno con su anillo y el domingo un sol. En el martes pintamos la carita de Mari Carmen y su hija, que también iba a asistir. El peque estaba deseando que llegara el día. Y el día llegó. Se metió en el local tan contento y su mamá y su hermanito nos quedamos fuera esperándole.

Salió encantado engullendo una rica magdalena. Le pedí que me contara que habían hecho, pero, como siempre últimamente, su respuesta fue: "Nada". Así que tuve que  pedirle información a la persona indicada: Mari Carmen.

Me contó que le habían dicho a Daniel que un pajarito de cola verde les había contado que entraba llorando en el cole todos los días (excepto el día de la excursión a la Granja de los Cuentos) y que ellas querían saber por qué. Mi amiga hacía que anotaba en una libreta todo lo que se decía en la reunión para hacer todo más emocionante. El pequeñín les contó que en el colegio se aburría porque él lo que quería hacer era jugar y no las fichas. La reunión termino con un documento que firmaron los tres en el que Daniel se comprometía a entrar contento al cole (o al menos sin liarla). Cómo se había portado estupendamente le entregaron su premio: la suculenta magdalena.

Así que parece que el misterio está resuelto, aunque el problema no, porque el peque va atener que seguir haciendo esas fichas que tanto entusiasma mirar a su madre.

11 comentarios:

  1. Bueno, al menos, te quedas más tranquila. Aunque yo he sufrido aburrimiento en el colegio muchos años y es un suplicio. Quizá podrías hablar con la profesora para que le añada alguna cosa extra que le entretenga.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablaré con ella a ver que soluciones me da, aunque me temo que son muchos niños para una sola persona y no creo que pueda atender las necesidades individuales de cada uno. Con lo simpática que es su profe y la de cosas que hacen en clase no entiendo que se aburra. A lo mejor es verdad que se pasan un poco con el número de fichas, pero también juegan con plastilina, pintan mucho, cuentan cuentos, tienen asamblea...

      Eliminar
  2. alala!! almenos sabes el foco del problema!! y la idea para sonsacarle información me ha encantado!!
    es que eso tendría que ser tarea del profesor ver que alumnos se aburre, se distraen.. señal que les falta motivación y ese es su trabajo!!
    ya nos avas contando!
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que mi amiga acertó de pleno con su plan. El peque quiere tener otra reunión este lunes jaja

      A ver si en la tutoría que tengo el lunes (la tenía le viernes, pero me han cambiado el día) solucionamos algo...

      Eliminar
  3. Es que se aburren con las fichas! jajaj el otro dia el mio tenia que hacer una de "doses"... no los hizo, ni uno solo... eran con puntitos y tenian que dibujarlo.. pero no, no hubo manera.. su respuesta a por qué no los habia hecho??... "es que mami, había muchos" jajaj y con razón, estaba llenita de doses.... no recuerdo que nosotros hicieramos tantas y tantas fichas, será que esa parte de la memoria la hemos olvidado porque no nos gustaba? jajja

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... que hacha tu hijo. Me encanta la explicación. Y es que ¡tiene toda la razón! Las cosas poco a poco a paso lento y seguro que así se aprenden más y mejor.

      Eliminar
  4. Si es que creo que el planteamiento educativo de este país no es bueno. Que necesidad tendrán desde tan pequeños de hacer fichas... digo yo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo también. Son demasiado pequeños para estudiar... Pero me encanta ver sus progresos en los cuadernos. Babas, babas, babas...

      Eliminar
  5. Qué bien que se haya resuelto el misterio!!! A ver si cumple con lo pactado en la reunión directiva. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo está cumpliendo, pero con tanta actividad y fiesta no le está costando mucho entrar contento jaja

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.