viernes, 1 de febrero de 2013

Algo le pasa a Daniel

Últimamente mi niño mayor no quiere ir al cole. Se agarra a mis piernas angustiado y chilla como un becerro cuando la profesora lo mete en clase. A veces, hasta se escapa y vuelve aferrarse a mí como un desesperado. Huelga decir que me voy amargada. Marta me asegura que a los cinco minutos está tan campante, pero opina que le pasa algo al chiquitín y que tengo que averiguarlo.

El problema es que cuando le pregunto sobre el cole me responde siempre lo mismo "No sé" o "Nada". Soy incapaz de sacarle información. Así que se me ocurrió dibujar la clase en una cartulina, dibujar a algunos de sus compañeros, a él, a Iván y a mí, poner a los personajes unas pestañitas para que se mantuvieran en pie e intentar que me contara algo durante el juego.

Cuando Daniel vio el nuevo juguete quiso jugar inmediatamente. La historia fue la siguiente: Mamá llevaba a Daniel al cole, pero de repente, el niño desaparecía a causa de la magia y aparecía en la oficina de papá. Mamá se lamentaba porque si el peque no iba al cole no podía ser ni policía, ni bombero, ni enfermero... Sus amigos iban entrando en clase y le iban diciendo a la profesora lo que iban a ser de mayores. Entonces Daniel reaparece dentro de la clase y obliga a mamá a dejar allí también a Iván, en vez de llevarlo a la guardería, porque ya ha crecido y ya puede ir al cole con Daniel. Hacen fichas, mamá pinta los juguetes que le dice Daniel en las cestas (un coche de policía, una pelota de pinchos, a la rana Tana...), juegan con los juguetes, duermen la siesta... Y de repente viene un pájaro robot malo que destruye la clase y les mata a todos.

¿Alguien saca alguna conclusión de esto? A mí se me escapa.

Durante un café con amigas y niños, mis compañeras en la maternidad sugirieron que estaba celoso de su hermano y qué sólo quería llamar la atención o que, por otro lado, le reñía demasiado. Le riño cuando se porta mal, así que eso no lo puedo cambiar. Me aconsejaron el refuerzo positivo, pero si le prometo una recompensa cuando me haga caso sigue sin hacerme caso y encima se emperreta porque quiere la recompensa sin esfuerzo. Entonces acabamos peor que cuando le digo: "O haces lo que te digo o esta noche no ves la tele". Con la segunda opción sí que me suele hacer más caso.

Otra amiga me dijo que era sólo una etapa y que tenía que tomármelo con filosofía y no hacerle caso, pero... ¿Y si realmente le pasa algo?

Estoy pensando en pedir una tutoría con su profesora a ver si entre las dos llegamos a algo.

17 comentarios:

  1. la tutoria con la profesora lo haría sin dudar.

    puede pasarle tantas cosas q nosotras no imaginamos... o q sean tonterías para nosotras pero para él un mundo...
    una riña con algún amiguito.
    una regañina de la profesora por algo.
    unos posibles celos como te dicen las amigas.
    sentirse sólo y no adaptarse (pero a estas alturas de curso no creo).

    ojalá des pronto con el motivo y se arregle.
    o tal ves sólo sea una rachilla de mimoseo y poco más... aprovecha eso sí, para darle aún más besos abrazos y achuchones de los normales, por si las moscas es eso.

    ya nos contarás.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya hablé con ella y me dijo que en breve me iba a llamar porque hacen tutorías trimestrales con cada padre. Así que toca esperar a que me llame. Te haré caso y le daré más mimos, aunque te aseguro que soy la persona más besucona y agobiante del mundo. Mis pobres hijos a veces tiene que escapar de mis abrazos de oso. Una amiga mía le ha dicho al peque que se va a reunir con él (para ver si le saca algo) y al chiquitín le ha hecho tanta ilusión lo de la reunión que ya me ha pedido una libreta para llevarla el lunes a su "reunión". Yo no estoy invitada ¡Qué cosas! A ver si funciona y me entero de algo. Seguro que Daniel se lo pasa en grande con mi amiga que no hace más que mimarlo y mimarlo. Hoy ha entrado tan feliz al cole porque le he prometido que le daría un huevo de chocolate si entraba contento. ¡Pero no puedo prometerle lo mismo todos los días! Vamos a ver por donde colea... Gracias por el consejo.

      Eliminar
    2. Que dificil es esto de ser detective privado de emociones y sentimientos de nuestros hijos...
      Pueden ser mil cosas la verdad y creo que es genial el juego que has inventado para sonsacarle información. Estoy segura de que algo le has sacado pero no sabemos interpretarlo. Busca a alguien que sí sepa hacerlo.

      De todos modos estoy con tus amigas que es mejor reñir de una forma sigilosa e intentar reforzar lo positivo, aunque es muy facil decirlo... jeje.
      Además creo que es interesante intentar no amenazar, cambiando una frase puedes decir lo mismo pero de forma menos agresiva, por ejemplo: no es lo mismo decir "si no te pones los zapatos ni iremos al parque" que decir "cuando te pongas los zapatos iremos al parque". Dices lo mismo pero sin amenaza ni riña.

      No se si puede servirte... es una simple idea. Jeje. Y ademas una idea no muy fácil de poner en practica. Es muy dificil medir nuestras palabras en algunos momentos..

      Un abrazo

      Eliminar
    3. Me encanta tu idea!! Y la estoy poniendo en práctica. Así no tengo que desdecirme cuando realmente necesito que vea la tele o que esté entretenido con su juguete preferido. Es una solución genial. Mil gracias. Antes le castigaba sin algo y si necesitaba ese algo le tenía que poner un reto para que se lo ganara. Por ejemplo: "Si te comes el sandwich te levanto el castigo". Prefiero tu método. Es menos lioso para el chiquillo.

      Eliminar
    4. Solemos hacer eso las madres, es como algo que nos sale...jeje! O estamos amenazando o estamos haciendo tratos con ellos... Un besazo

      Eliminar
  2. Yo creo que algo le ha pasado en el colegio y también la profesora podría intentar averiguar.
    Cualquier cosa que a los mayores nos parece sin importancia para los niños puede ser un mundo. Un disgusto con un compañero, una llamada de atención de la profesora, pueden ser muchas cosas...
    La tutoria es una buena idea y entre las dos intentar motivarle para que vuelva contento al cole como antes. ¿Qué tal es la profe? Se me ocurre una idea, pero depende de que a ella le parezca bien o no: asignarle una tarea muy importante sin la cual la clase no puede funcionar. Durante unos días puede ser el encargado de encender la luz por las mañanas, o de repartir el material a los demás niños... cosas así, para que él se sienta importante en clase.
    ¿Qué te parece? ¿Funcionaría?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo tutoría este viernes, así que le propondré lo que dices, aunque me temo que con 27 niños y cada uno con su propio problema es muy difícil distinguir a unos antes que a otros: Tenemos al tímido al que le cuesta relacionarse, al macarra bueno que sólo sabe relacionarse a empujones, al chiquitín al que le cuesta hablar y articular bien las frases, el que es muy inteligente y se porta mal para llamar la atención... Y así hasta el último de los niños de la clase (a la mayoría los conozco del parque).
      Aún así, en la clase está la figura del encargado. Cada día, un niño se encarga de realizar las pequeñas tareas cotidianas. El niño en cuestión sale contentísimo de clase y se siente muy importante. A cada uno le toca cada 27 días lectivos. A Daniel le encanta ser el encargado. Muchas gracias por el consejo. También lo voy a aplicar en casa para que se sienta más valorado.

      Eliminar
  3. Me gusta mucho la idea de maribel. Los incentivos sirven de mucho y a los niños les encanta ayudar y sentirse útiles. Estoy con ella! Quizas funcione... Quien sabe... Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy! Pues te remito a la contestación que le dí a ella, porque me temo que es extralarga ;)

      A mí también me ha gustado su consejo. ¡Y el tuyo!

      Eliminar
  4. Seguro que al final no es nada pero está bien eso de la libreta para intentar averiguar algo... Tb con los dibujos sé puede sacar mucha información y la tutora te podrá ayudar tb. A ver sí entre todo sacais lo que es. Mientras tanto, paciencia y refuerzo positivo.Ánimo!
    P.d. me encantan tus ideas para jugar con tus peques, cuando sea mamá quiero ser como tú!
    Besos, Aly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas a ser mucho mejor mamá que yo. De leerte sé que eres maravillosa con los niños.

      Eliminar
  5. Uy, pues yo la verdad que no he podido sacar nada en claro de la historia... A ver si junto con su profe averiguáis qué puede ser... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me he vuelto a arriesgar con el psicólogo de la guarde de Iván para contarle la historieta. Le veo este viernes a ver que drama me saca a la luz :S

      Eliminar
  6. Y no puede que sea algo con algún otro profe (ya se sabe...los tutores sabemos como es cada peque..pero la de musica por ejemplo no los conoce tanto y les esije más o los trata diferente) o puede que sea con algún niño en el patio....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues le he preguntado por la profe de gimnasia e informática, por la de inglés, por la de piscina... Y me asegura que son guapas y simpáticas a más no poder. Yo conozco de haber hablad con ellas en alguna ocasión a todas, menos a la de inglés, y son realmente encantadoras. Siempre se deshacen en elogios hacia Daniel. Le tienen como a un niño buenísimo. Tendré que hacerme la encontradiza con la profe de inglés a ver si le saco algo...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.