viernes, 14 de octubre de 2016

Con Marco Topo en el Museo de Ciencias Naturales

El miércoles daban lluvias a tutiplen y nos apetecía un plan bajo techo, así que decidimos darnos el salto al Museo de Ciencias Naturales pensando que pocos se animarían a acercarse con el día tan malo que hacía. Nos equivocamos de parte a parte.

Estaba hasta los topes. Por retazos de conversación que escuché al vuelo me temo que la gente pensaba que era uno de los Museo que abría sus puertas gratis por el día de la Hispanidad. Hay que informarse mejor antes para evitar sorpresas. Nosotros lo habíamos comprobado en la web y la tarifa era la de siempre. Otra razón para pensar que estaría vacío. Pero las familias, ya que se habían acercado pagaban y para dentro. Yo hubiera hecho lo mismo.

Teníamos claro que tocaba volver a este Museo por dos razones importantes: la primera, porque los peques se quedaron con las ganas de visitarlo cuando fuimos a la presentación de las muñecas Project MC². Y la segunda, porque sabíamos de buena tinta que el Doctor Topo Loco andaba por ahí secuestrando Flopis de nuevo. Así que allí nos presentamos con mucha ganas de pasarlo bien. Aunque la cosa empezó bastante mal con un enfado monumental con toda la familia de mi parte (si alguien me pregunta diré que hasta mi marido se estaba portando mal), pero lo arreglamos con una abrazo colectivo (después de un buen rato de morros por mi parte).

Los peques se pasaron más de media hora de reloj en la primera sala admirando y descubriendo asombrosas curiosidades entre los animalitos y bichejos disecados. Estaban tan absorbidos con sus descubrimientos que por un momento pensé que no pasábamos de ahí, pero cuando Papá metió el código de Marco Topo en su móvil se pusieron en marcha y calentaron motores para pelearse por resolver todos los enigmas y pegar las pegatinas. Tras unos minutos de descontrol y alaridos logramos poner orden para que cada uno investigara una sala.

Desde el móvil, Marco topo nos pedía que buscáramos unas vitrinas o animales determinados mientras nos preguntaba sobre la información de los carteles y nos contaba curiosidades sobre el museo y sus "habitantes". La verdad es que la colección es una pasada para visitar en familia y aprender muchísimo sobre animales prehistóricos, históricos y presentes.

Íbamos recorriendo las salas liberando flopis y señalando lo que más nos llamaba la atención para compartirlo con el resto de la familia. Animales extinguidos, "monadas peluditas", insectos extrañísimos, esqueletos alucinantes...

Finalizamos en la sección de minerales y meteoritos. Los hay de una belleza impresionante. Iván confundía con oro todo lo que brillaba. La verdad es que llama la atención. En la última sala proyectaban un vídeo sobre meteoritos que nos trajo unos minutos de descanso. Sobre todo a los papis, que nos derrumbamos en las sillas agotados. Confieso que hasta cerré un poquito los ojos. Así que se hizo corto el documental.

Enseguida estábamos de nuevo en marcha. Los peques celebraban emocionados que habían liberado todos los flopis y hecho huir al Doctor Topo Locos. "¿Y ahora dónde se ha ido mami?" me preguntó Daniel ansioso. "A El Retiro", le contesté sabiendo que allí también venden la app para hacer más divertidas las visitas. "¡Pues hay que ir!" exclamó entusiasmado. Estoy de acuerdo con él, ¡pero un día que no llueva!

Cuando acabamos el juego fuimos a información a recoger nuestra pulsera de explorador y para casa a pasar una confortable y seca tarde en el hogar.


Por cierto, tras nuestra aventura tuvimos una interesante conversación en twitter con Marco Topo, Marta Topo y el malvado Doctor Topo Loco. Daniel alucinaba jajaja





10 comentarios:

  1. Cuanto tiempo sin pasar por aquí!!!!! Madre mia...!!

    Nosotros con Renée hemos ido un par de veces al museo de ciencias naturales y a ella que le encantan los animales disfruta de lo lindo!!!

    el blog de renée

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira lo que han crecido ya mis bichillos jajaja
      Este museo es ideal para ir en familia. Triunfa entre los más peques ;)

      Eliminar
  2. Qué museo tan interesante, qué entretenidos se les ve a tus peques! Una visita que me apunto si vamos a Madrid un día. besitos!

    ResponderEliminar
  3. Una visita preciosa para disfrutar los niños.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a través del juego de pistas están aprendiendo un montón :D

      Eliminar
  4. Nosotros vamos a ir al arqueológico porque hay una planta dedicad a la Prehistoria y ahora están trabajando en clase esta etapa, pero es uno de los museos que tengo en la agenda.

    ResponderEliminar
  5. No conocía lo de Marco Topo, fui hace ya tiempo con la niña. Creo que ya podré ir con los dos. Lo pongo en la lista de cosas para hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un juego de pistas muy chulo. A mis hijos les encanta. Tienen en el museo de ciencias naturales, sorolla, retiro y Toledo, que yo sepa. Los niños se lo pasan genial :D Espero que os guste

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.