viernes, 30 de noviembre de 2018

Badviento, un calendario de adviento alucinante

Badviento es una propuesta de calendario de adviento fácil, original y monísima. Sobre todo esto último. ¡Ah! y divertida de hacer. Se trata de unas preciosas casitas de papercraft que montamos nosotros mismos y podemos colocar en el Belén, o donde queramos. Dentro de cada una meteremos lo que nos apetezca poner: dulces, chuches, juguetitos, mensajes... El niño, o no tan niño, sólo tiene que alzar la casita que toca y coger su sorpresa.

El kit te viene en una carpeta muy mona, que reutilizaré para documentos. Dentro de la caja encontré unas virutas verdes para protegerlo que me han venido genial para hacer de plantas o césped en el montaje.

Dentro te vienen las hojas con las casitas para recortar, otras que contienen las cúpulas, las instrucciones (muy sencillas) y las pegatinas con los números. De éstas últimas te vienen de la 1 a la 31 para que puedas elegir la cuenta atrás que prefieras. Te vienen 25 casitas, pero siempre puedes pegar dos números en algunas o cuando se pase del 25 pegar por encima del 1 al 6 las pegatinas del 26 al 31... o empezar por el 12 de diciembre para contar hasta Reyes, el día grande de los niños... Esto es a gusto del consumidor. Yo al final me he decidido por lo tradicional y mis casitas van del 1 al 25.

El gato troll
El papel es perfecto, lo suficientemente blando para manejarlo con facilidad y, a la vez, resistente. Sólo necesitamos pertrecharnos de tijeras y pegamento de barra para comenzar a montar nuestro fantástico calendario de adviento.

Yo primero recortaba la figura, luego la montaba sin pegamento para ver si me había equivocado doblando en algún sitio y finalmente aplicaba el pegamento y la montaba definitivamente. Son muy fáciles de hacer, aunque los tendederos y toldos se me complicaron un pelín porque mis tijeras son muy grandes y al recortar las patitas tan finas tenía que tener mucho cuidado para que no se me doblaran.

Las cúpulas sí que me parecieron un poco más complicadas. No mucho, pero no me quedaron muy allá. Aunque los niños ni se pisparon de que no estaban perfectas. Mejor, mejor... A ellos les ha flipado el calendario. Han estado levantando casitas en cuanto me daba la vuelta a ver si aparecían las sorpresas mágicamente. Pero no jajaja

Para pegar bien pegadas las pestañitas más inaccesibles, me ayudé de las tijeras. Y así quedaron en su sitio. Cada uno tienes sus mañas.

Coloqué las casitas en el salón y han quedado preciosas. Llaman muchísimo la atención. Es que son monísimas. En realidad me faltan tres cúpulas por poner, pero hasta el fin de semana no voy a poder ponerme manos a la obra, así que, aunque inacabado ya lo voy a utilizar.

Ahora sólo tengo que rellenarlas. Y gracias a un PapiPrimerizo ya tengo una idea muy chula. Ahora sólo necesito tiempo para desarrollarla...







6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es divertido montarlo :D

      Y no dejé que los niños metieran mano. Soy egoiiiiista

      Eliminar
  2. Me ha enamorado este calendario!! Qué preciosidad!! Aunque para este año creo que voy un pelín tarde, pero me lo apunto para el próximo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me enamoré cuando lo vi. Es una preciosidad. Querría haber hecho el post antes, pero no me daba la vida para terminarlo. A ver si logro hacer las sorpresas de dentro a tiempo

      Eliminar
  3. según he empezado a leer tu post, he pensado... que poco iba a durar esto en mi casa con las dos gatas, hasta que he visto la foto del tuyo jajaja

    Como idea es muy buena, pero inviable en mi casa, que se le va a hacer .
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi gato está mayorcete y hay lugares que ya son inaccesibles para él, pero hubo una época en que pensé que teníamos que haberle llamado Conan el destructor en vez de Fantasma jajaja
      Sabes lo que dicen que los gatos pasan por entre los adornos de las estanterías sin tocarlos? Pueeeeees...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.