miércoles, 28 de noviembre de 2012

Huelga, una larguísima espera y ¡buenísimas noticias!

Ayer acudimos Raúl, Iván y yo a la cita con el cardiólogo. Es la que más nerviosa me pone. Sé que todo está bien nada más mirar a mi bebé, pero siempre está la duda acechando. Raúl, en cambio, iba muy tranquilo.

Desafortunadamente, ese día había huelga de médicos, así que me cargué de pañales, cambios de ropa, Aspitos y salchichas por si acaso, juguetitos... Por lo que pudiera pasar. Teníamos hora a las 10.20, pero entre pruebas, retrasos y mamoneos (fue demasiado descarado cómo colaron a algunas familias. No a una, por lo menos cuatro personas pasaron por delante nuestro nada más llegar), nos dieron más de las dos de la tarde cuando por fin nos recibió el cardiólogo.

Durante la larga espera, Iván aprovechó para subirse a todas las sillas, correr pasillo arriba y pasillo abajo cien veces, admirar todos los carteles de protesta de las paredes, manipular el extintor anti incendios, jugar con una camilla a su antojo, saludar a todos los niños que encontró a su paso... ¡Vamos que no paró!

Hubo un momento en el que me senté rendida en una silla de la sala de espera y le pasé el testigo al papá. ¡No podía más!

Durante el Ecocardio y electrocardio no paró de llorar como un energúmeno a pesar de los juguetes que le enseñaba la enfermera, las canciones que le cantaba y los mimos que le profesaba su padre. Se notaba que iban apurados con los pacientes porque las pruebas se las hicieron de aquella manera. Por ejemplo, en el electro no paraba de arrancarse los cables y aún así terminaron en dos minutos. No sé y que resultados obtendrían...

Por fin nos dieron el diagnóstico. El estado del paciente no había variado desde la última vez. Lo que significa que la abertura de la válvula aórtica no se había cerrado. Aunque la vena aórtica se estaba inflamando porque la sangre no bombeaba recto sino de lado. Esto le dará problemas muy a largo plazo y habrá que operarlo en la edad adulta, que es cuando aparecerán los primeros síntomas. Con lo cual supongo que el día que le abran para ponerle la válvula le arreglarán también lo de la vena inflamada.

Desde luego el niño estaba hecho un torete, tanto con los datos de las pruebas en la mano, como a simple vista, dictaminó el facultativo. Así que nos fuimos agotados pero contentos.

Iván se quedó frito nada más sentarlo en el carrito. Cuando llegamos a casa fue directo a la cuna con abrigo y todo. Comimos y Raúl se quedó velando su sueño mientras yo iba a por Daniel. Durmió tres horas y media de siesta el pobre. No me extraña después de tanta actividad y emociones.

26 comentarios:

  1. Es una lata que te hagan esperar tanto con niños pequeños (deberían ser capaces de organizarse un poco mejor) pero veo que finalmente todo fue según lo previsto e Iván sigue tan guapo y tan fuerte como siempre.

    Ya sabemos lo que tocará en el futuro, pero de momento es eso: futuro.

    ¡Besos para los cuatro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre la huelga y que la agenda del cardiólogo triplica su capacidad no esperábamos otra cosa. Nos dolió que colaran a más gente de la cuenta sabiendo cómo estaban las cosas. Una cosa es uno o dos, pero cuatro o cinco... Una madre enfadada se apostó en la puerta y empezó a preguntar qué hora tenían ¡Y no le respondían!

      Gracias por tus buenos deseos. Besos

      Eliminar
  2. Pues sí que son buenas noticias! Me alegro de que tu bebé esté tan activo, eso es señal de que las cosas van bien. Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Mira, yo ese problema lo sufro con Diego desde el principio, sobre todo cuando va en ayunas al médico a hacerse analítica y demás, es horrible, debieran dejarles pasar antes que ellos son pequeñitos y no entienden.

    Lo importante es que está guapísimo y de momento todo va bien... eso es lo que nos debiera quedar al final, que los niños sigan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Había un niño de la edad de Diego y Daniel que no hacía más que rogar a su madre que lo llevara a casa. partía el alma. Pero no te puedes ir porque es demasiado importante que los revisen y si te vas no te van a dar hora hasta dentro de otros seis meses con suerte.

      Cómo bien dices, lo importante es que los pequeños estén bien.

      Eliminar
  4. Me alegro muchísimo de las buenas noticias y desde luego el niño activo es... no me extraña que cayera rendido después.
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta yo caí rendida!! Enchufé a Daniel a la tele y dormité una horita a su lado. Estaba derrengada!! Me imagino el bebé...

      Eliminar
  5. No tenía ni idea que tu hijo tuviese que ser controlado por el cardiólogo,pero a pesar de la larga y sufrida espera lo importante es que salisteis muy contentoss!! me alegro mucho!! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. ES un alegrón que te digan que todo sigue bien jeje

      Eliminar
  6. enhorabuena por las buenas noticias. Eso es dar un respiro... felicidades. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. ya tenemos otros seis meses de tranquilidad hasta que llegue la hora de la siguiente cita y empiece de nuevo a ponerme nerviosa. Es inevitable :S

      Eliminar
  7. Lo de las esperas interminables, dejando que se cuele gente delante, me parece fatal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo asumo que cuelen a uno o dos, porque ¿Quien no ha tirado de enchufe alguna vez? Pero con la huelga, la consulta hasta arriba de niños y en servicios mínimos hay que tener un poco de corazón y no abusar.

      Eliminar
  8. Me alegro que todo esté bien. Está precioso!
    Dale un besito de la jirafa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Se los doy de tu parte. ¡Le encanta dar y recibir besitos!

      Eliminar
  9. Qué bueno! entiendo tu temor al cardiólogo, a mi me pasa lo mismo.

    Las esperas en los hospitales... eso como que no va a cambiar nunca :S

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Es un poco agobiante tener que esperar tanto, pero me alegro de que vaya bien.

    ResponderEliminar
  11. M alegro muchísimo de la buena noticia...Felicidades! un besito Aly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Tranquiliza saber que evoluciona tan bien.

      Eliminar
  12. Me alegro muchísimo de que os dieran buenas noticias a pesar de la espera....!!
    Enhorabuena!
    Por cierto, el niño está precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Este terremoto de niño tiene corazón para rato :D

      Eliminar
  13. Yo entiendo que haya huelgas, sobre todo cuando la sanidad esta como está, pero son niños, son muchas horas.. que pena teneros toda la mañana alli..
    Me alegra mucho que el peque este bien, y aunque se tenga que operar a muy largo plazo es buena señal..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratándose de niños deberían tener más sensibilidad, pero entiendo que las listas de espera son horrorosas. Son muchos los niños con este problema y pocos los medios y encima quieren recortar aún más :(

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas.